Terrell Suggs recibe una nueva oportunidad en el Super Bowl

play
¿Quiénes llevan la ventaja en los pareos entre Chiefs y Niners? (1:42)

Miguel Pasquel y Rafa Zamorano echan un primer vistazo a los enfrentamientos del Super Bowl LIV (1:42)

Durante un entrenamiento de los Kansas City Chiefs previo al partido contra los Tennessee Titans en el Juego por el Campeonato de la AFC, el entrenador de apoyadores Matt House le mencionó algo al coordinador defensivo Steve Spagnuolo.

Tenía que ver con el apoyador externo Terrell Suggs, y no podía pasarlo por alto.

"'Vaya, T-Suggs estaba ahorita hablando sobre esta técnica que tenemos y acaba de dar toda una cátedra'", recordó Spagnuolo. "Todos los apoyadores guardaron silencio. Todos se quedaron mirando".

Sorprende, dado que Suggs apenas lleva un mes con los Chiefs.

Aunque no debería ser una sorpresa. Es un veterano de 17 años en la NFL, que se ha ganado su reputación durante una larga carrera, primordialmente con los Baltimore Ravens, equipo con el conquistó el Super Bowl tras la temporada del 2012. En una extraña coincidencia, los oponentes serán los San Francisco 49ers, a quien Kansas City enfrentará en Miami en menos de dos semanas.

Era lo que Suggs quería cuando los Arizona Cardinals lo cortaron al final de la temporada.

Los Chiefs acababan de perder a su segunda ala defensiva por una lesión que le costaba el resto de la temporada. Estaban desesperados por encontrarle un socio a Frank Clark, en el otro lado de la línea. No tenían idea que la solución sería alguien que ha sido seleccionado siete veces al Pro Bowl, que tiene 139 capturas y una experiencia de postemporada que excedía a la de todos los demás integrantes de su plantilla.

De acuerdo a múltiples reportes, Suggs inicialmente no estaba interesado en unirse a los Chiefs y prefería volver a los Ravens para la recta final de la temporada.

Pero una mirada a la plantilla --el mariscal de campo Patrick Mahomes, el receptor abierto Tyreek Hill y el ala cerrada Travis Kelce en ataque, y Clark y el profundo Tyrann Mathieu a la defensiva-- y una franca charla con el entrenador en jefe Andy Reid convencieron a Suggs para sumarse a los campeones de la AFC.

"No costó mucho convencerme", declaró Suggs. "Este equipo es experimentado. Por haber estado en esta posición algunas veces, uno aprende del fracaso más que del éxito. Creo que las cosas que han ocurrido en años recientes han preparado al equipo para responder al desafío. También ayuda tener en el equipo al último Jugador Más Valioso y sin duda al mejor ala cerrada de la NFL. Una vez que engranan y están a tope, somos un equipo que sale a arrasar".

Y así fue. Suggs no tardó mucho en acoplarse. Se integró en la Semana 16 y participó en un cuarto de las jugadas defensivas en la victoria a domicilio sobre los Chicago Bears. Su carga aumentó a casi la mitad la siguiente semana frente a Los Angeles Chargers, cuando un triunfo de los Chiefs y la derrota de los New England Patriots les permitió quedar como el sembrado N° 2 de la Conferencia Americana y descansar en la primera ronda de los playoffs.

Suggs jugó la misma cantidad en las últimas dos semanas, ha sido clave para neutralizar al quarterback de los Houston Texans, Deshaun Watson, en la Ronda Divisional y anular al corredor de los Titans, Derrick Henry, en la Final de Conferencia.

Pero su aporte no se limita al emparrillado.

Con 37 años de edad, Suggs es entusiasta compartiendo su experiencia a las nuevas generaciones.

Después que los Chiefs doblegaron a los Titans el pasado fin de semana, Suggs fue el referente en el vestuario para obtener consejos sobre el Super Bowl, sobre el mayor enfoque mediático, el alud de pedidos de boletos y pasajes de avión por amigos y familiares y el propio reto de ponerse a punto para el partido más trascendental del fútbol americano.

"Lo primero que hizo fue hablar sobre lo que será la semana [del Super Bowl]", indicó Mahomes. "Ayuda contar con gente con esa experiencia de los que nos espera".