Los Redskins se desprenden del esquinero Josh Norman

ASHBURN -- Los Washington Redskins cortaron al esquinero Josh Norman, dijo el jugador a NBC Sports Washington este viernes.

"Es su elección, no mía", declaró Norman. "Ahora puedo comenzar algo nuevo".

Norman señaló que el nuevo entrenador en jefe de los Redskins, Ron Rivera, quien dirigió al esquinero con los Carolina Panthers, lo llamó este viernes por la mañana para informarle del corte.

El movimiento ahorrará a los Redskins 12.5 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial, dinero que podría ser utilizado en parte para firmar otro esquinero. La movida era ampliamente esperada, a pesar que Washington contrató a Rivera al término de la temporada. El mejor trabajo de Norman fue en Carolina, donde fue nombrado al primer equipo All-Pro tras la campaña del 2015.

Ese honor coincidió con la primera aventura de Norman a la agencia libre. Después que los Panthers rescindieron la etiqueta franquicia que habían colocado en Norman, rápidamente firmó un acuerdo por cinco años con Washington y hasta 75 millones, convirtiéndolo en el esquinero mejor pagado de la NFL.

Norman interceptó siete pases y forzó ocho balones sueltos en sus cuatro temporadas con los Redskins, pero nunca proporcionó las jugadas capaces de cambiar partidos que hizo en su último año con los Panthers. Esa campaña, interceptó cuatro pases, devolviendo dos para touchdown, forzó tres balones sueltos y Carolina alcanzó el Super Bowl.

A menudo estuvo en el lado equivocado de algunas largas recepciones con Washington, aunque hubo momentos en los que anticipó la ayuda del profundo que no llegaba. También se le pidió que jugara diferentes estilos al que lo hizo exitoso en Carolina, donde jugó mucha cobertura-2.

Washington envió a la banca a Norman al final de la temporada pasada. Sólo jugó en dos partidos, participando en 10 jugadas durante los últimos seis partidos. En otro juego, su único trabajo fue en dos jugadas de equipos especiales. Aún cuando los Redskins necesitaron firmar otro esquinero, se mantuvieron firmes en que Norman no jugara.

Washington también debe tomar una decisión con el esquinero titular Quinton Dunbar, quien está buscando un nuevo contrato. Una fuente cercana a Dunbar dijo que quiere ser canjeado o cortado si no consigue un nuevo acuerdo y que no negociará después que comience el campamento de entrenamiento.

Dunbar, quien se ha perdido 14 partidos combinados en los últimos dos años por lesiones, tiene un salario base de 3.25 millones esta temporada, los cuales no están garantizados. Estaba listo para reunirse con Rivera sobre esta situación.

Los Redskins también cortaron al receptor Paul Richardson, ahorrándose 2.5 millones contra el tope salarial, sin embargo, impactará con 6 millones en dinero muerto.

Washington lo firmó hace dos años, pero terminó ambas campañas en la lista de reservas lesionados. En 17 partidos con los Redskins atrapó 48 pases para 507 yardas y cuatro touchdowns.