¿Qué jugadores deben mantener los Cowboys para el 2020?

FRISCO -- La temporada baja de cambio de los Dallas Cowboys comenzó en enero con la contratación de Mike McCarthy como reemplazo de Jason Garrett y la llegada de nuevos asistentes.

Ahora los Cowboys tienen que determinar la forma de la plantilla y podrían tener 30 jugadores que lleguen al mercado, algunos como agentes libres restringidos o sin restricciones, algunos con las etiquetas de franquicia o transición, y otros con quienes podrían no ejercer sus opciones para el 2020.

Entre ahora y marzo, los Cowboys tendrán que tomar muchas decisiones. Son libres de seguir este consejo respecto a qué jugadores mantener o dejar ir, y cuándo ser pacientes. Hoy echamos un vistazo a las decisiones para la ofensiva.

JUGADORES QUE DEBEN MANTENER

Dak Prescott, QB

Estadísticas en el 2019: 4,902 yardas, 30 pases de touchdown, 11 intercepciones, tres anotaciones por tierra.

¿Por qué mantenerlo? Si las partes no pueden llegar a un acuerdo a largo plazo para el 10 de marzo, los Cowboys colocarán la etiqueta franquicia en su mariscal de campo con un costo aproximado de 27 millones de dólares. Los Cowboys tuvieron la suerte de encontrar a su mariscal de campo franquicia y no quieren comenzar de nuevo. ¿Recuerdan la sequía de quarterbacks de Troy Aikman a Tony Romo?


Randall Cobb, WR

Estadísticas en el 2019: 55 recepciones, 828 yardas, tres touchdowns.

¿Por qué mantenerlo? La llegada de McCarthy, su ex entrenador en jefe con los Green Bay Packers, ayuda a sus probabilidades de volver. Tener un jugador que entienda lo que espera un nuevo entrenador en jefe es extremadamente benéfico. Y Cobb jugó bien en el 2019, aunque tuvo algunos pases dejados caer. Pudo mantenerse sano, también, perdiéndose sólo un partido. El precio podría convertirse en un problema, pero los Cowboys son una mejor ofensiva en el 2020 si está presente.


Amari Cooper, WR

Estadísticas en el 2019: 79 recepciones, 1,189 yardas, ocho touchdowns.

¿Por qué mantenerlo? El objetivo N° 2 de la temporada baja es mantener a Cooper con un acuerdo multianual. Pero, ¿qué pasa si no lo hacen antes que comience la agencia libre? La etiqueta de transición podría ser una posibilidad si no hay una extensión del contrato colectivo de trabajo. La producción de Cooper se redujo hacia el final de la temporada, pero cambió el ataque aéreo de los Cowboys desde que llegó mediante un canje con los Oakland Raiders. Quizás no llegue a la parte más alta del mercado de receptores como asumimos, pero al menos estará cerca en el 2020.


Blake Jarwin, TE

Estadísticas en el 2019: 31 recepciones, 365 yardas, tres touchdowns.

¿Por qué mantenerlo? Es un agente libre restringido y debido a que no fue reclutado en el draft, los Cowboys probablemente tendrán que colocarle una oferta calificada de segunda ronda para evitar que los equipos lo firmen. Jarwin se ha convertido en un corredor de rutas, pero todavía tiene trabajo por hacer como bloqueador.


Jamize Olawale, FB

Estadísticas en el 2019: Jugó todos los partidos, cinco de ellos como titular, pero no atrapó un solo pase ni tuvo acarreos.

¿Por qué mantenerlo? Técnicamente, está bajo contrato para el 2020, pero los Cowboys tienen que ejercer la opción para el último año de su acuerdo. Las ofensivas de McCarthy han utilizado fullbacks en el pasado y Olawale puede ser un jugador valioso en equipos especiales y está programado para ganar apenas 1 millón de dólares. Su costo no es prohibitivo.

JUGADORES QUE DEBEN DEJAR IR

Tavon Austin, WR

Estadísticas en el 2019: 13 recepciones, 177 yardas, dos touchdowns (uno por tierra).

¿Por qué deben dejarlo ir? Lo que los Cowboys se imaginaban con Austin cuando lo adquirieron en canje en 2018, nunca ocurrió realmente por diversos motivos, como estar lesionado por una buena parte de su primera temporada. Tiene historia con el nuevo coordinador de equipos especiales John Fassel, sin embargo, el corredor de segundo año Tony Pollard puede hacer muchas de las mismas cosas si es necesario. Además, los Cowboys pueden buscar en el draft un receptor para desarrollarlo.


Xavier Su'a-Filo, G

Estadísticas en el 2019: Disputó 11 partidos, cuatro de ellos como titular, antes de fracturarse el peroné en la Semana 16.

¿Por qué deben dejarlo ir? Los Cowboys tomaron a Connor McGovern en la tercera ronda del draft el año pasado, pero no jugó como novato debido a un desgarre parcial del músculo pectoral. Está sano y podría proyectarse como titular con el guardia izquierdo Connor Williams recuperándose de una rotura de ligamento cruzado anterior. Por mucho que los equipos quieran tener profundidad veterana, en algún punto los jugadores jóvenes deben tener una oportunidad.


Cooper Rush, QB

Estadísticas en el 2019: Fue suplente pero no lanzó un solo pase y apenas participó en cinco jugadas ofensivas.

¿Por qué deben dejarlo ir? Esta sólo es la opción de "dejarlo ir" si Rush no acepta un acuerdo menor a la oferta de 2.1 millones como agente libre restringido. Rush debería volver con una cifra más baja y los Cowboys pueden buscar adquirir un veterano de bajo costo o una selección del draft para competir por el puesto de suplente de Prescott. Si es contrato de Prescott es tan exorbitante como muchos esperan, entonces será imperativo encontrar una manera de ahorrar algo de dinero.


Cameron Fleming, OT

Estadísticas en el 2019: Participó en 14 partidos y tuvo tres inicios en lugar del lesionado Tyron Smith.

¿Por qué deben dejarlo ir? Al igual que Olawale, los Cowboys tendrían que ejercer la opción para el 2020. Fleming ha sido un tackle versátil para los Cowboys los últimos dos años. Si bien podría no siempre verse bien, es confiable. Debido al historial de lesiones de Smith, tener un suplente veterano es un puesto clave es positivo, pero los Cowboys podrían buscar un jugador más joven y barato con Fleming programado para cobrar 4 millones en el 2020.

JUGADORES CON LOS QUE DEBEN SER PACIENTES

Jason Witten, TE

Estadísticas en el 2019: 59 recepciones, 529 yardas, cuatro touchdowns.

¿Por qué ser pacientes con él? Quizás sea mejor que ambas partes se separen, a pesar de lo que cada uno siente por el otro. Witten jugó bien en su regreso de una ausencia de un año y a pesar de aquellos que creen que de alguna manera frenó a una ofensiva que terminó en el lugar N° 1 de la NFL en yardas por partido. Ninguna de las partes tendrá prisa por concretar algo.


Joe Looney, C

Estadísticas en el 2019: Estuvo activo en los 16 partidos y en uno fue titular.

¿Por qué ser pacientes con él? Reemplazó hábilmente al lesionado Travis Frederick en el 2018 y su flexibilidad de posición lo convierte en un activo valioso. A los equipos les gusta tener suplentes que puedan jugar en dos posiciones. Looney, sin embargo, podría encontrar un puesto titular en la agencia libre, lo que lo sacaría de los planes de los Cowboys.