Fuente: Panthers y WR Robby Anderson alcanzan acuerdo por dos años

Robby Anderson, ex receptor de los New York Jets, firmará por dos años y $20 millones con los Carolina Panthers, indicó una fuente a Adam Schefter de ESPN.

El acuerdo incluye $12 millones en el primer año de contracto, destacó la fuente.

Anderson, de 26 años, tuvo un inicio lento de temporada con los Jets en 2019, pero elevó su nivel a finales de noviembre y terminó con 52 recepciones para 779 yardas y dos touchdowns. Promedió 15.0 yardas por recepción para ocupar el lugar de 20 entre los receptores calificados.

Anderson se convierte en el más reciente jugador de la Universidad de Temple en reunirse con el coach de primer año Matt Rhule en Carolina, luego del veterano linebacker Tahir Whitehead y la estrella de la XFL, el quarterback P.J. Walker.

Cuando Rhule era coach de Temple, Anderson y Walker jugaron bajo sus órdenes, mientras que Whitehead jugó en la universidad cuando Rhule era asistente.

Con los Panthers, Anderson hará pareja con DJ Moore, selección de primera ronda en el draft de 2018 y quien tuvo 87 recepciones para 1,175 yardas la temporada pasada. El dúo, junto con el corredor Christian McCaffrey, le darán a Joe Brady, nuevo coordinador ofensivo, y a Teddy Bridgewater, la posibilidad de contar con una potente ofensiva.

Siempre reconocido como una amenaza vertical, Anderson diversificó su estilo y demostró agresividad para pelear por pases con defensivos. Fue el blanco más peligroso de los Jets de 2017 a 2019 al sumar 18 touchdowns en ese periodo, incluidos nueve de más de 30 yardas.

La salida de Anderson daña a los Jets, que no tienen un receptor probado en el roster. Su jugador más reconocido es Quincy Enunwa, quien se rehabilita de una seria lesión en el cuello y aún no ha sido dado de alta para entrenar.

Los Jets también tienen a Vyncint Smith (22 recepciones en su carrera) y recientemente firmaron a Josh Doctson, ex primera selección de los Washington Redskins y quien tampoco tuvo éxito con los Minnesota Vikings.

New York está cubierto en la posición de receptor slot con Jamison Crowder, quien fijó una marca personal con 78 recepciones la temporada pasada, pero quien no representa una amenaza en rutas profundas, lo que parece indicar que los Jets podrían evaluar la posibilidad de reclutar a un receptor en el draft.

Anderson se quedó con los Jets como novato agente libre en 2016, al impresionar a los coaches con su velocidad, sin embargo, al mismo tiempo, su hábitos fuera del campo causaron preocupación en el equipo.

Fue arrestado dos veces en un año, ambas cerca de su casa al sur de Florida, pero evitó ser suspendido por la NFL e ir a la cárcel.

Ambos incidentes, el segundo en enero de 2018, involucraron altercados con la policía. Fue acusado de varios delitos menores, pero el que se mantuvo fue el de manejar sin precaución.

Anderson, quien jugó la temporada pasada con contrato por un año y $3 millones, suma 207 recepciones para 3,059 yardas y 20 touchdowns en su carrera.

Rich Cimini de ESPN contribuyó a este reporte.