El versátil Isaiah Simmons desafía clasificaciones previo al Draft 2020

play
Isaiah Simmons, un fenómeno versátil para cualquier defensiva (1:03)

El apoyador surgido de Clemson maravilló a muchos en el Combine por su capacidad atlética. (1:03)

Es el 23 de abril. La primera ronda del draft de la NFL. Un reclutamiento tan único y virtual, que es impensable que no se salga de guion. Por supuesto que lo hará. Es el 2020. El gerente general Dave Gettleman está sentado en su casa frente a la pantalla de su computadora, pasando de un grupo de mensajes de texto a otro, listo para realizar la selección de los New York Giants.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, camina rápidamente al improvisado podio en el sótano de su mansión, con una sonrisa leve, para hacer el anuncio.

"Con la cuarta selección del Draft 2020 de la NFL, los New York Giants seleccionan a: Isaiah Simmons, arma defensiva, Clemson."

Los Giants están particularmente emocionados por la habilidad de Simmons, e incluso si no cubre una de sus mayores necesidades, el escenario no es implausible. Arma defensiva, aunque no es una posición oficial, describe con precisión lo que opina la gente de los círculos internos de la NFL respecto a Simmons. El analista de draft para ESPN, Todd McShay, lista a Simmons como linebacker externo en sus rankings posicionales, pero dependiendo de con quién se hable y el día, podrán ver a Simmons listado también como linebacker interno, safety, esquinero níquel, o rover.

"Se ajusta como linebacker por dentro o por fuera. O safety", dijo un coach. "La única razón por la que lo digo es porque este tipo puede correr. Contar con personas que pueden correr, hay algo en eso, especialmente en el medio de una defensiva".

Atleticismo sin precedentes

Es difícil poner a un jugador de este tipo en una categoría, porque Simmons jugó por todo el campo para Clemson. Pregunten al All-American su posición, y simplemente dirá "defensiva". Dos coaches y un coordinador, encuestados por ESPN, lo ven primordialmente como linebacker por el lado débil para su defensiva. Un ejecutivo pensó que podría ser linebacker por el lado fuerte.

La mayoría pensó que a Simmons le vendría mejor si se le permite andar libremente por el exterior para hacer jugadas. Eso se ajustaría a cualquier equipo desde los Detroit Lions, quienes poseen la tercera selección global, hasta los Jacksonville Jaguars, en el turno N° 9. Sería una sorpresa que llegara tan lejos, de acuerdo al coordinador.

Un coach añadió que Simmons también se acomodaría como esquinero níquel o rover/safety en situaciones de pase, y el analista para ESPN, Matt Bowen --un ex safety de la NFL--, lo proyecta como safety en esquemas base. Eso muestra la variedad de opiniones.

"Puede cortar rutas cruzadas, girar como 'robber' y rondar el perímetro para hacer jugadas en espacios abiertos", explicó Bowen.

Bowen también notó que el valor de Simmons crece por su habilidad para convertirse en una pieza de ajedrez intercambiable en paquetes de sustitución. Los coordinadores lo podrían emplear en personal de cinco o seis backs defensivos como linebacker híbrido o safety.

las comparaciones de los coaches y ejecutivos van desde el ex linebacker de los Pittsburgh Steelers, Ryan Shazier, hasta el back defensivo de los Kansas City Chiefs, Tyrann Mathieu, hasta el safety de Los Angeles Chargers, Derwin James, y el linebacker de los Lions, Jamie Collins. Simmons se ve a sí mismo como una combinación del linebacker de los Denver Broncos, Von Miller, por su habilidad de presionar al quarterback, el esquinero de Los Angeles Rams, Jalen Ramsey, por su habilidad en cobertura, y Mathieu, por su versatilidad.

Las pesadas comparaciones siguen al brillante desempeño de Simmons en el Combinado de la NFL en febrero, cuando exhibió una cantidad absurda de atleticismo. Mide 6 pies con 4 pulgadas, pesa 238 libras, y corrió las 40 yardas en 4.39 segundos. Se trata del segundo tiempo más rápido para un linebacker en el Combinado desde el 2006. También saltó verticalmente 39 pulgadas, con un salto estático de longitud de 11 pies. Esos son números que ponen en vergüenza a linebackers y safeties, e impresionarían a la mayoría de esquineros.

¿Un jugador para la Gran Manzana?

Sería una sorpresa si Goodell emplea la etiqueta "arma defensiva" cuando presente a Simmons, especialmente considerando que a los Jaguars se les pidió parar en el 2013 cuando empleaban "arma ofensiva" para designar a Denard Robinson --un quarterback universitario--, porque la liga deseaba algo más oficial.

No sería una sorpresa si Simmons es reclutado por los Giants.

Dejemos a un lado el hecho de que New York no ha escogido a un linebacker en la primera ronda desde Carl Banks de Michigan State en 1984. Existe una fuerte posibilidad de que Simmons sea el mejor jugador defensivo disponible cuando llegue el turno de los Giants en el N° 4. Varios coaches creyeron que se trataba del segundo mejor jugador defensivo disponible para este draft, detrás del cazador de quarterbacks de Ohio State, Chase Young. Y vaya si los Giants desesperadamente necesitan de jugadores explosivos para la defensiva, especialmente en la posición de linebacker, donde parece que no han encontrado en años a alguien capaz de cubrir alas cerradas.

"Necesitan tantos cambios drásticos en esa posición", dijo un coach. "Debes dejar de hablar de ello y hacerlo. No es el veterano de ocho campañas que pesa 260 libras... es el tipo de 230 libras que puede correr. Eso es el juego".

Hay algunos dentro de la organización de los Giants que babean por la habilidad atlética de Simmons. También consideran su versatilidad como algo positivo, en parte porque se espera que la defensiva bajo el coordinador Patrick Graham sea flexible y múltiple. Los Giants moverán a su personal, y no hay mejor pieza de ajedrez en este draft para esa filosofía que Simmons, quien, según notaron dos de los coaches, es especial porque puede cubrir a los alas cerradas.

Simmons también puede ser parte de la solución para presionar a los pasadores para los Giants, o cualquier equipoque lo seleccione. Tuvo ocho capturas en 71 intentos como pieza versátil en la defensiva del coordinador Brent Venables para Clemson el año pasado. Sus 26 apresuramientos produjeron un índice de éxito de 36.6 por ciento. Eso es un número increíble, considerando que ningún jugador de la NFL superó el 23.1 por ciento.

"Con este tipo, no estás reclutando a un linebacker. Estás reclutando a un atleta", dijo el ejecutivo. "Y luego lo que quieres hacer con él es ponerlo en una posición, especialmente al inicio de su carrera, donde sea tan simple como sea posible para explotar al atleta. Si lo paralizas con las Xs' y O's y claves y diagnósticos y lectura y reacción, estás privándolo de lo que mejor hace, que es el atleticismo".

La comparación que hizo el ejecutivo fue con Collins, quien ahora estará en Detroit tras disfrutar su mejor éxito en New England. El coach Bill Belichick lo movió frecuentemente y lo mantuvo simple. Ponía a Collins en covbertura personal o mandaba carga. No intentó forzarlo dentro de las expectativas de un linebacker normal. Por eso, notó el ejecutivo, el único éxito de Collins llegó con los Patriots (donde lo observaban el actual head coach de los Giants, Joe Judge, y el actual head coach de los Lions, Matt Patricia).

¿Vale una selección del Top-5?

La única pregunta para los equipos es si un arma defensiva vale una de las primeras cinco selecciones. Parece haber poca duda de que Simmons es un jugador que puede ajustarse a cualquier sistema. Tanto Mel Kiper Jr. como McShay lo tienen ranqueado como un jugador del Top-5. El analista para ESPN, Louis Riddick, cree que sería un error mayúsculo si es ignorado por los Giants en el turno N° 4.

Pero existe la noción de que Simmons no se desempeña en una posición premuim, ya sea que sea considerado linebacker, safety o lo que sea. No es un quarterback, tackle ofensivo, cazador de quarterbacks natural, tackle defensivo versátil o esquinero puro.

Para los Giants, seleccionar a Simmons marcaría la segunda ocasión en tres años en que se decantaran por una posición no considerada premium en la parte alta del draft. Luego, estarían observando los últimos tres drafts --todos con selecciones dentro de las primeras seis-- con un quarterback, corredor y linebacker/safety en plantilla, pero huecos enormes en dos de las posiciones más importantes: tackle ofensivo y cazador de quarterbacks.

Pero, nuevamente, podríamos estar devaluando al arma defensiva. Como dejó en claro Judge en el Combinado --incluso antes de que Simmons deslumbrara a todos-- la única prioridad es traer a jugadores de fútbol americano que se ajusten a los valores y principios de la organización.

Simmons, sin importar la posición, califica.