¿Cuánta importancia tendrá un Alvin Kamara sano para los Saints?

Hasta ahora, no ha habido ninguna indicación de lo que se necesita para que los Saints aseguren a Alvin Kamara a largo plazo. Getty Images

METAIRIE -- Esto puede o no terminar siendo un año de contrato para Alvin Kamara, dependiendo de si él y los New Orleans Saints pueden o no lograr una extensión en los próximos meses.

Sin embargo, y de cualquier manera, debería ser un año de recuperación.

Kamara, que cumple 25 años en julio, reconoció anteriormente durante este receso de temporada que sólo estaba un 75 por ciento sano, y jugando sobre "una pierna", debido a las lesiones de rodilla y tobillo que lo plagaron durante los últimos tres meses de la campaña pasada.

Ese es un pensamiento aterrador para las defensas opuestas, ya que una "temporada a la baja" para el corredor dinámico aún redituó en 1,330 yardas desde la línea de golpeo y cinco touchdowns en 14 juegos.

Como señalaron los entrenadores de Saints, Kamara fue tan explosivo como siempre, antes de que las lesiones se colaran.

Acumuló 169 yardas desde la línea de golpeo en una victoria de la Semana 1 sobre los Houston Texans, 161 yardas y dos touchdowns en una victoria de la Semana 3 ante los Seattle Seahawks, e impresionantemente llevaba 25 tacleadas rotas durante las primeras cuatro semanas (según Pro Football Reference).

El entrenador de corredores, Joel Thomas, dijo que el partido contra Seattle, en particular, era "fútbol americano al estilo clásico Alvin Kamara", en un momento en que los Saints realmente lo necesitaban, justo después de la lesión de pulgar de Drew Brees en la Semana 2.

"Puedo poner [ese juego], ya sea en la protección de pases, una carrera, una recepción, un 'hacerte fallar' por fuera, ya sea un 'hacerte fallar' en un espacio cerrado, corriendo por encima de los alas defensivas, haciendo que los linebackers se pierdan; lo hizo todo", dijo Thomas. "Creo que, hasta ese momento, estaba sano y rodando. Eso es lo que esperábamos, eso es lo que él esperaba, durante toda la temporada. Y obviamente cosas aparecieron y no permitieron que eso sucediera".

Thomas también mencionó una lesión en la espalda con la que Kamara lidió en algún momento. Con esas lesiones pasando factura, Kamara rompió sólo 14 tacleadas más en sus últimos 10 partidos. Incluso irritaba a la afición , saliéndose por la banda en ocasiones, en lugar de desafiar a los tacleadores a su manera típica, aunque mostró signos de recuperar esa explosividad a finales de la temporada.

“Miras algunos de los primeros partidos de la temporada, y hubo algunos momentos 'Wow'”, dijo el coordinador ofensivo Carmichael Jr. "Creo que obviamente había algunas limitaciones en cuanto a lo que era capaz de hacer. Pero este año lo arreglaré todo para que él vuelva hambriento y listo".

Kamara va a ganar 2.133 millones de dólares en el último año de su contrato de novato. Esta temporada baja, su compañero de la clase del 2017, Christian McCaffrey, elevó el listón para el puesto con una extensión de cuatro años y 64 millones de dólares. Otro corredor de cuarto año, Dalvin Cook, ya ha amenazado con mantenerse fuera hasta que consiga un nuevo trato.

Hasta ahora, no ha habido ninguna indicación de lo que se necesita para que los Saints aseguren a Kamara a largo plazo, o si considerará mantenerse fuera del campamento de entrenamiento. Según el nuevo acuerdo de negociación colectiva, Kamara perdería una temporada acumulada si no se reporta al campamento a tiempo, lo que significa que se convertiría en un agente libre restringido el próximo año en lugar de sin restricciones, si no pueden llegar a un acuerdo.

Sin embargo, es posible que Kamara decida que quiere jugar esta temporada e intentar mejorar su posición de negociación con otro año monstruoso similar al que tuvo en el 2017 (1,554 yardas desde la línea de golpeo, 14 touchdowns) o 2018 (1,592 yardas desde la línea de golpeo, 18 touchdowns en 15 juegos).

Recuerden que, en esta época del año pasado, Kamara y McCaffrey eran ampliamente vistos como iguales; el NFLRank anual de ESPN tenía a McCaffrey listado como N° 22 y Kamara N° 26. Desde entonces, McCaffrey se adelantó al convertirse en el tercer jugador en la historia de la NFL con 1,000 yardas por tierra y 1,000 yardas por aire en la misma temporada.

Cuando se trata de evaluar su valor, también es importante tener en cuenta que McCaffrey juega más intentos; alrededor de 60 por juego para McCaffrey, frente a 42 para Kamara, en los últimos dos años en juegos cuando tuvieron una carga de trabajo completa.

Pero los Saints lo prefieren así, para tratar de mantener a Kamara fresco y saludable. Es por eso que firmaron al veterano corredor Latavius Murray en la agencia libre del año pasado, para reemplazar a Mark Ingram II como socio de Kamara. Y no es probable que esa estrategia cambie en el 2020 después de las lesionas con las que Kamara ha luchado.

Aun así, un Kamara saludable debe ser bueno para 18 o 19 toques por juego. Promedió 18.2 en las últimas dos temporadas, y eso no cambió después de las lesiones del año pasado, ya que todavía promedió 18.5 toques en las Semanas 11-16.

Si está sano, debe promediar más de 100 yardas por juego desde la línea de golpeo. Y probablemente consiga unas 81 recepciones, después de llegar a ese número exacto en cada una de sus tres primeras temporadas.

Es difícil esperar touchdowns totales como los que tuvo Kamara en sus dos primeras temporadas, pero deberá ser capaz de volver a los dos dígitos. Aunque sus oportunidades de anotar tomaron un ligero descenso el año pasado, no fue un caso en el que fue reemplazado por un especialista en línea de gol. Y salió de su mala racha de touchdowns con cinco en sus últimos tres partidos, incluyendo los playoffs.

Kamara todavía está ampliamente clasificado como una selección general Top-6 en los drafts de fútbol americano de fantasía, donde los gerentes generales podrían encontrarse frente a un gran dilema con los Saints si tienen que elegir entre él y el receptor Michael Thomas.

Kamara fue quinto y Thomas sexto en el borrador simulado más reciente de ESPN, gracias a la escasez de corredores de élite. Pero el analista de fantasía, Mike Clay, quien produce las estadísticas proyectadas para cada jugador, tiene a Thomas en el puesto N° 2 en su tablero, solo por detrás de McCaffrey.

"Tengo a Thomas retrocediendo por 32 objetivos, 35 recepciones y 374 yardas, y todavía es fácilmente mi receptor abierto proyectado más alto", dijo Clay sobre Thomas, quien rompió el récord de la NFL con 149 recepciones el año pasado. "La enorme cuota como objetivo del 32.5 por ciento de Thomas probablemente caerá, pero la historia dice que no lo hará por mucho.

"En cuanto a Kamara, el entrenador Sean Payton tiene un currículo increíble a medida que avanza la producción de corredor. Y Kamara juega un papel importante como receptor, lo que le da un excelente piso en las ligas PPR (7.0 objetivos por partido el año pasado). El uso de la línea de gol es la única preocupación, pero lo tengo recuperándose este año con 11 touchdowns. Sólo tiene 24 años. Élite, ofensiva de alta puntuación. Mucho por amar aquí".