Los Broncos lo apuestan todo a Drew Lock y la juventud ofensiva

Drew Lock ha dicho que ha aprendido la nueva ofensiva "10 veces más rápido" de lo que fue capaz de aprender la ofensiva de Denver el año pasado como novato. Getty Images

ENGLEWOOD -- Hay ciertas cosas que los Denver Broncos necesitarán, en mayores cantidades, de su renovada ofensiva durante la campaña siguiente. Touchdowns, para empezar.

Y luego, hay cosas que no necesitarán en abundancia, como velitas para los pasteles de cumpleaños. Porque sea cuando comiencen los campamentos de entrenamiento de la NFL, se espera que la ofensiva de los Broncos sea una de las unidades más jóvenes de la liga.

Es tan joven que el receptor abierto Courtland Sutton, de 24 años de edad, es repentinamente el veterano entre los jugadores en las posiciones de habilidad. El coordinador ofensivo Pat Shurmur, contratado en enero, será el quinto encargado del mando de jugadas para los Broncos desde el arranque de la campaña del 2016. Se halla a sí mismo enseñando a un grupo conformado, en su mayoría, por jugadores en las etapas tempranas de sus carreras de NFL. Deberán superar algunas dificultades propias del crecimiento si los Broncos han de reingresar a la conversación de postemporada.

"Los roles se han transformado de un modo", explicó Sutton. " ... si llegamos a una situación donde [el quarterback] Drew [Lock] y todos los demás en la ofensiva nos acomodamos... entonces sabremos lo que debemos hacer, y luego se convierte en una situación prácticamente imposible de defender, donde obviamente el coach Shurmur va a mandar la mejor jugada para que nosotros salgamos y seamos exitosos. Que Drew comprenda a la ofensiva y el resto de los tipos en al ataque entiendan a la ofensiva... podremos ejecutar cualquier clase de modificación sobre la marcha que necesitemos para poner el ovoide en el lugar adecuado, de acuerdo a la defensiva que enfrentemos".

Los Broncos se aventuraron en el yermo de la falta de playoffs cuando el quarterback Peyton Manning se retiró al término de la campaña del 2015. Dado que Manning es ahora elegible para ser votado al Salón de la Fma para su Clase del 2021, esa sequía de postemporada lleva cuatro campañas y contando.

Los Broncos han experimentado con la ofensiva durante los cuatro años pasados, con pequeños arreglos aquí y allá. Esta vez es diferente, dado que han apostado todas las fichas al pasador de 23 años, Lock, en una ofensiva que, en ciertas formaciones, tendrá hasta seis nuevos titulares procedentes del último par de drafts.

En una formación con tres receptores abiertos, con Sutton y los novatos Jerry Jeudy y KJ Hamler, así como el novato Lloyd Cushenberry III como centro, la edad promedio de la ofensiva de los Broncos será de 24 años. Hamler, quien no cumplirá 21 hasta julio, es el más joven, con el tackle ofensivo izquierdo de cuarto año Garett Bolles, de 28 años, superando por apenas un mes al tackle derecho Ja'Wuan James, como el más viejo.

"El punto es que hemos sufrido a la ofensiva por los últimos tres años", admitió el presidente de operaciones/gerente general de los Broncos, John Elway, durante el presente receso de campaña. " ... Para poder competir, para ser exitoso, debimos darle algún apoyo a Drew, añadir algo de velocidad, esas cosas... ahora nuestro trabajo es desarrollar a esos chicos".

Significa que habrá muchos momentos de enseñanza luego de un receso de temporada completamente virtual por la pandemia de coronavirus. Lo más cercano a esto a lo largo de la última década ocurrió en el 2011, cuando la temporada baja quedó anulada por el cierre de los propietarios de la NFL, mientras que las negociaciones en torno a un nuevo contrato colectivo de trabajo con la NFL Players Association no consiguieron un acuerdo hasta finales de julio, días antes de que abrieran los campamentos de entrenamiento.

Shurmur dijo que el calendario truncado significaría menos trabajo de prueba y error una vez que los Broncos reciban permiso de trabajar, con los coaches intentando ser tan eficientes como sea posible cuando el equipo salte al campo.

"Estaría menos preocupado si pudiéramos practicar y tuviera una mejor noción de los jugadores", explicó Shurmur. "... Sí creo que con el tiempo de práctica que tienes durante el campamento de entrenamiento, tendremos noción sobre lo que pueden y no pueden hacer. Intentaremos hacer eso; el beneficio que no tendremos, y a todos nos ha pasado como coaches, es que no hay mucho tiempo para ensayos. No tienes la habilidad de probar un montón de cosas que no elegirías probar en partidos. Por ello, el trabajo detrás de escena será tan importante".

Shurmur dijo que el trabajo informal que ha realizado Lock con compañeros puede ayudar. Lock ha liderado grupos de hasta 20 en sesiones de trabajo en semanas recientes, en el área de Denver.

Aunque los coaches no pueden participar de ninguna manera, algunos de los compañeros de Lock señalan que ha sido insistente en trabajar los conceptos del libro de jugadas que el equipo ha cubierto en sus reuniones virtuales. Por su parte, Lock ha dicho que ha aprendido la nueva ofensiva "10 veces más rápido" de lo que fue capaz de aprender la ofensiva de los Broncos el año pasado como novato.

"Será divertido", expresó Shurmur. " ... Nosotros, como coaches, estaos realmente emocionados por poder tener a los jugadores sobre el campo y trabajar con ellos cuando regresemos aquí al campamento de entrenamiento".