Cualquier mejoría ofensiva en Pittsburgh depende de la forma en que regrese 'Big Ben'

play
Ben Roethlisberger cumplió su palabra y rasuró su barba (0:32)

El pasador de Pittsburgh acudió con un barbero, luego de poder lanzar un pase a sus compañeros tras su recuperación. (0:32)

La pregunta central para la ofensiva de los Pittsburgh Steelers en el 2020 es simple.

¿Serán mejores, peores o iguales con respecto al producto que brindaron en el campo durante el 2019?

La esperanza, por supuesto, es que se asemeje más a la explosiva ofensiva del 2018 que a la ineficeinte unidad del 2019.

La ofensiva de los Steelers ranqueó N° 30 en yardas por partido y N° 27 en puntos por juego hace una temporada. El equipo nunca ha ranqueado más bajo en yardas por juego, y solamente finalizó más abajo en puntos partidos una vez, cuando cayó hasta el sitio N° 28 en 1998.

El regreso del quarterback Ben Roethlisberger debe resolver algunos de esos problemas, pero solamente si su cirugía del pasado mes de septiembre en el codo le permite volver a su forma del 2018. La versión del 2019 de Roethlisberger saltó al campo para solamente seis periodos, completando el 56 por ciento de sus pases para 351 yardas y una intercepción antes de quedar lesionado.

Cualquier forma en que regrese Roethlisberger será --probablemente-- una mejoría, pero, ¿será capaz de elevar el nivel de juego de sus compañeros?

Quarterbacks

Adiciones: Ninguna
Sustracciones: Ninguna
Regresan: Ben Roethlisberger, Mason Rudolph, Devlin Hodges, Paxton Lynch, J.T. Barrett

¿Mejor, peor o lo mismo? Mejor

Esta es sencilla, y es de la cual depende toda la temporada. Hace un año, los Steelers consiguieron una temporada de .500 sin el quarterback futuro miembro del Salón de la Fama. Esta temporada, todas las señales apuntan a una recuperación liderada por Roethlisberger.

Incluso luego de una campaña que culminara con lesión en el codo y la subsecuente cirugía, el pasador de 38 años de edad es una mejoría instantánea sobre la dupla formada por Rudolph y Hodges.

Hace un año, los Steelers ranquearon N° 31 en Total QBR (30.8) y en yardas por pase por juego (186.3). Roethlisberger, mientras tanto, nunca ha tenido un partido de temporada regular con un QBR por debajo de 47.1 cuando ha jugado una temporada completa, y nunca ha tenido una campaña promediando menos de 187 yardas por pase por juego. Roethlisberger lideró a la NFL en yardas por pase por juego en tres ocasiones durante las últimas seis campañas.

Por supuesto, Roethlisberger regresa a un equipo que es significativamente diferente de aquel de hace un par de temporadas cundo lideró a la NFL por aire. Deberá acomodarse con un nuevo grupo de armas ofensivas como Diontae Johnson, un receptor abierto de segundo año que no empezó a mostrar su potencial total hasta el cierre de su temporada de novato, y el ala cerrada Eric Ebron, una adición de la agencia libre. Roethlisberger tuvo algunas sesiones de pase con compañeros, incluyendo a Ryan Switzer, James Conner y JuJu Smith-Schuster a inicios del verano, pero le faltará el tiempo de las actividades organizadas del equipo y el minicampamento para crear esa química sobre el campo con el resto de sus compañeros.

Incluso sin una mirada de primera mano a la rehabilitación de su quarterback, el head coach Mike Tomlin cree que Roethlisberger estará listo.

"Está cómodo y satisfecho donde está", señaló Tomlin en una llamda por Zoom a finales de junio. "Algunas de las personas que han tenido la oportunidad de entrenar con él han quedado impresionados y satisfechos por el lugar donde se halla. Los expertos médicos están cómodos por el lugar donde se encuentra en su proceso de rehabilitación y su preparación general para el 2020. Habiendo dicho todas esas cosas, estoy cómodo por el lugar donde se encuentra".

Receptores abiertos

Adiciones: Chase Claypool (recluta de segunda ronda), Saeed Blacknall (XFL), Anthony Johnson (agente libre)
Sustracciones: Donte Moncrief (cortado a media temporada)
Regresan: JuJu Smith-Schuster, Diontae Johnson, James Washington, Ryan Switzer, Deon Cain, Amara Darboh, Quadree Henderson

¿Mejor, peor o lo mismo? Mejor

La vida sin Antonio Brown no fue una transición sencilla para los receptores abiertos de los Steelers. Smith-Schuster sufrió como un receptor abierto primario, pero no fue enteramente su culpa. Por primera vez en su carrera, Smith-Schuster se vio disminuido por lesiones de pie y rodilla, obligándole a perderse cuatro encuentros. Incluso antes de eso, sin embargo, su producción cayó porque no contó con un genuino segundo en el orden.

El experimento Moncrief fracasó miserablemente, y los receptores abiertos más jóvenes no empezaron a levantar hasta tarde en la campaña. Como no hubo una amenaza consistente aparte de Smith-Schuster, las defensivas a menudo se enfocaron en el receptor de tres años, forzando a que tipos más jóvenes tuvieran que hacer jugadas recibiendo pases de quarterbacks no probados. Los resultados no fueron grandiosos. Los Steelers anotaron solamente 11 touchdowns la temporada pasada, cuatro menos de los que Brown anotó por su cuenta en el año previo.

Pero eso debe cambiar con el regreso de Roethlisberger, y las adiciones del recluta de segunda ronda Claypool y del agente libre Ebron. Esas amenazas adicionales para el juego aéreo, aunado con la vuelta del quarterback y el desarrollo de Johnson, deben elevar a los receptores abiertos como un todo. Con Claypool en la combinación, Smith-Schuster puede volver a jugar primordialmente en la ranura, donde vio la mayor parte de su éxito en el 2018.

Corredores/Fullbacks

Adiciones: Anthony McFarland Jr (recluta de cuarta ronda), Derek Watt (agente libre)
Sustracciones: Roosevelt Nix
Regresan: James Conner, Jaylen Samuels, Benny Snell, Trey Edmunds, Kerrith Whyte, Ralph Webb

¿Mejor, peor o lo mismo? Mejor

No se necesitará de mucho para que los corredores tengan una mejor campaña que el año pasado. Los Steelers promediaron 90.4 yardas terrestres por partido. James Conner, quien tuvo campaña de Pro Bowl en el 2018, se vio perjudicado por una serie de lesiones que le costaron seis partidos en el 2019. Aunque los Steelers todavía dependieron de Conner como su corredor primario, a menudo no fue capaz de llevar la carga por tierra. En lugar de eso, los Steelers rotaron corredores, usando a todos desde el recluta de draft del 2018, Benny Snell, hasta el recluta de draft del 2017, Samuels, hasta chicos de la escuadra de prácticas como Edmunds y Whyte.

Este año, sin embargo, Conner está completamente sano y jugando en el año final de su contrato. Los Steelers desean utilizarlo como corredor primario nuevamente, y ese plan no cambiará a menos que sufra lesiones otra vez.

"James es el tipo primario y un corredor probado cuando está sano", dijo Tomlin. "Estamos emocionados por que vuelva a estar sano y lo muestre en el 2020".

Los Steelers también añadieron a McFarland en el draft, pero será utilizado como corredor de cambio de ritmo, inyectando velocidad a un grupo más conocido por un estilo físico de poder.

Alas cerradas

Adiciones: Eric Ebron (agente libre)
Sustracciones: Ninguna
Regresan: Vance McDonald, Zach Gentry, Kevin Rader, Christian Scotland-Williamson

¿Mejor, peor o lo mismo? Mejor

La joya de la corona del periodo de agencia libre para los Steelers fue la suma de un gran impulso a este grupo. Sumar a Ebron brinda a Roethlisberger un objetivo de zona roja y un cuerpo grande para trabajar zonas medias. Aunque estuvo lesionado el año pasado, y su producción cayó, Ebron ha mostrado la habilidad de ser explosivo como un híbrido de receptor abierto/ala cerrada. En el 2018, acumuló 13 touchdowns en recepciones, junto con 750 yardas en recepciones. Ebron es también uno de solo seis alas cerradas en anotar más de 20 touchdowns de zona roja en las cinco temporadas pasadas, algo que le urge seriamente a los Steelers después de marcar el peor porcentaje de anotaciones de zona roja en la NFL la temporada pasada.

"Cuando estuvo sano, realmente hizo cosas muy buenas, especialmente el año que tuvo", dijo el gerente general de los Steelers, Kevin Colbert, refiriéndose a la temporada de Pro Bowl de Ebron en el 2018. "Tuvo a Andrew Luck jugando con él. Definitivamente hay atleticismo, hay producción de zona roja, hay yardas después de la atrapada. Es realmente una especie de ala cerrada premier en esta liga cuando está sano".

Su adición también ayudará a elevar el nivel de McDonald, quien fue infrautilizado con apenas 273 yardas en recepciones la temporada pasada. La dupla dará a los Steelers la posibilidad de emplear más formaciones de ala cerrada que maximicen las habilidades de ambos jugadores.

Línea ofensiva

Adiciones: Kevin Dotson (recluta de cuarta ronda), Christian Montano (agente libre no reclutado), Jarron Jones (XFL), Stefen Wisniewski (agente libre), Anthony Coyle (XFL), John Keenoy (XFL)
Sustracciones: Ramon Foster, B.J. Finney
Regresan: David DeCastro, Matt Feiler, Alejandro Villanueva, Maurkice Pouncey, Chukwuma Okorafor, Zach Banner, Christian DiLauro, Derwin Gray, J.C. Hassenauer

¿Mejor, peor o lo mismo? Peor

La línea ofensiva enfrenta el mayor cambio con respecto al 2019 de cara al 2020. Los Steelers perdieron al guardia izquierdo Foster al retiro, y también estarán sin el versátil suplente, quien emigró en agencia libre. Finney fue clave para los Steelers la temporada pasada, ocupando el puesto de centro por Pouncey durante la suspensión de dos juegos del veterano y la lesión de rodilla que acabó con su campaña. El grupo está peor sin esos dos tipos, incluso si Foster ya estaba en el final de su carrera el año pasado. Los Steelers echarán de menos su liderazgo, y la flexibilidad de Finney.

Bajo circunstancias normales, este grupo podría ser lo mismo o mejor con reemplazos en la alineación titular, y con el recién adquirido agente libre Wisniewski como primer reserva, pero la temporada baja abreviada impidió a la línea ofensiva de trabajar juntos como hubieran hecho en un receso de campaña regular. Esas repeticiones son importantes para una unidad que depende de cohesión y consistencia, y la falta de ello podría resultar en un paso hacia atrás con respecto al año pasado.

Los Steelers planean comenzar la búsqueda de un reemplazo para Foster con Feiler, dando al tackle derecho las primeras oportunidades en el sitio vacío de guardia izquierdo de Foster. Eso deja una competencia de dos por el puesto de Feiler, entre Okorafor y Banner, quien ganó tracción como favorito de los aficionados el año pasado gracias a su empleo en el paquete pesado. Para el usualmente callado Tomlin, revelar esa noticia en la charla con los medios final de la temporada baja virtual fue inusual para él.

"No tenemos tiempo para juegos en este ambiente, chicos", dijo Tomlin. "Perdimos unas 900 repeticiones como todos los demás durante la temporada baja virtual. Debes darle el beneficio de la duda a la gente que ha estado aquí, al menos como base para empezar. Así será el proceso al inicio del campamento de entrenamiento, sabiendo que el proceso será uno abreviado.

"Esos que cuentan con experiencia, que han sido parte de esto, probablemente tendrán la ventaja al inicio del proceso. Vamos a iniciar con Matt Feiler como guardia izquierdo. Ambos tackles jóvenes en Zach Banner y Chuks [Okorafor] han estado aquí y han jugado. La combinación de esos tipos aporta la mayor experiencia para nosotros, y es probablemente el lugar para empezar".

Wisniewski, un dos veces campeón del Super Bowl, el más reciente con los Kansas City Chiefs la temporada pasada, es candidato para ocupar el versátil rol de Finney o uno de los puestos titulares. Pero la temporada baja recortada lo coloca en desventaja.