Mahomes necesita los anillos de Brady

Si al terminar su carrera, Patrick Mahomes no es considerado el mejor QB en la historia de la liga, habrá fracasado.

Después de convertirse en el atleta mejor pagado de todos los tiempos y de todos los deportes, está obligado a ganar al menos siete Super Bowls.

Ha tenido un gran inicio, consiguiendo un campeonato en sus primeros dos años como titular, pero necesita seis anillos más. Si al momento de su retiro, no ha superado a Tom Brady como el mariscal de campo más ganador de la NFL, se habrá quedado corto. Medirlo con cualquier otra vara, sería consentirlo.

Los Chiefs no llegaron a ese acuerdo con él, sólo para vender jerseys, llenar estadios y romper récords.

Si cumple con todas las condiciones de su extensión de contrato y cobra la totalidad del mismo, Mahomes habrá ganado:

- 503 MDD en 10 años.

- 4.1 MDD al mes.

- 137,808 dólares al día.

- 5,742 dólares por hora.

- 96 dólares por minuto.

- 1 dólar con 60 centavos por segundo.

Kansas City ha hecho historia, y ahora le toca a Mahomes corresponderles. En el mundo laboral, mientras más se te da, más se te exige. La NFL es un negocio, los Chiefs son una organización y él es un empleado, aunque pronto tendrá suficiente dinero para comprar el Arrowhead Stadium.

Un contrato nunca antes visto, te compromete a conseguir resultados nunca antes alcanzados.

Lo mejor de todo, es que Patrick Mahomes puede lograrlo. Porque es un quarterback de 24 años, con talentos muy especiales y específicos. La potencia que tiene en el brazo me recuerda a Brett Favre. La precisión con la que lanza se la vi a Peyton Manning. Su movilidad es comparable a la de Aaron Rodgers y su personalidad a la de Joe Montana.

Pero lo que no tiene y más necesita, son los anillos de Tom Brady.