Las controversias de Cam Newton a lo largo de su carrera

play
Cam Newton y N'Keal Harry practicaron juntos en Los Ángeles (0:43)

Ambos miembros de los Patriots trabajaron por primera vez, luego de que el otrora MVP fuera firmado. (0:43)

El círculo estaba completo: Tom Brady dejó a los New England Patriots para ir a los Tampa Bay Buccaneers; Jameis Winston dejó Tampa Bay para ir a los New Orleans Saints; Teddy Bridgewater salió de New Orleans, reforzando a los Carolina Panthers; y Cam Newton, que ya no era parte de los planes de la franquicia de Carolina, ahora ha encontrado su nuevo hogar en los Patriots.

Tantos cambios en el comando de ataque tienen un impacto claro en las posibilidades de los equipos, y está claro que Brady, junto con Rob Gronkowski, elevó a los Bucs en esa lista. ¿Puede Newton hacer lo mismo con los Patriots?

Después de años de ser vital con los Panthers, llegaron las lesiones y su desempeño fue eclipsado por la fase pobre del equipo (de la cual Newton también tiene su parte de culpa), que lo sacó de la de la élite de los mariscales de campo. Sin embargo, muchos mariscales de campo en la liga alcanzan su mejor nivel a los 31 años, la edad del jugador actual.

Analizando su carrera, podemos comprender la emoción de algunos fanáticos de los Pats por la llegada del jugador. Después de todo, esta es la primera vez en la historia de la liga que un equipo reemplaza a un ex Jugador Más Valioso por otro en la siguiente temporada.

Entonces, veamos qué más trae Newton en su "equipaje" a New England:

De suplente de TIm Tebow, a ganador del Heisman

Nacido en Atlanta, Newton jugaba béisbol, baloncesto y fútbol americano, pero cuando se unió a Westlake High School, decidió centrarse en el ovoide.

A los 16 años, con una temporada increíble con los Lions, llamó la atención de algunas universidades. Su atletismo inusual le gano una gran cantidad de becas, pero se inclinó por la Universidad de Florida.

En su primer año, logró sorprender a los entrenadores, pero un detalle lo dejó fuera de la alineación titular: Tim Tebow. Uno de los mejores jugadores en la historia del fútbol americano universitario, Tebow fue el ganador de Heisman, el premio al jugador más espectacular, ese año.

Aun así, Newton logró jugar en cinco juegos, lo que no fue posible al año siguiente, ya que una lesión en la rodilla causó que los Gators lo dieran de baja.

Problemas fuera del campo

Entonces, comienza un capítulo peculiar en la vida del atleta. En noviembre del 2008, "decidió" mudarse a Texas, una universidad junior (fuera de la élite del fútbol americano). ¿Por qué? Newton fue separado de los Gators poco antes del movimiento cuando fue arrestado por robo y obstrucción de la justicia. Le robó una computadora a otro estudiante y, mientras la policía investigaba su departamento, Newton arrojó el dispositivo por la ventana. Además, fue expulsado de la Universidad por dos infracciones más: haber puesto su nombre en el proyecto de otro estudiante y comprar un trabajo escolar.

Newton llegó a Blinn College, un universo muy diferente al de Florida y un camino muy extraño para un prometedor jugador de secundaria.

Después de un año exitoso y un título con Blinn College, Newton regresó a la élite con la Universidad de Auburn. Y realizó una gran temporada.

Comenzó de inmediato en 2010 con una victoria sobre Arkansas, que le valió el premio al Mejor Jugador Ofensivo de la Semana de la división. Y sus actuaciones solo mejoraron con el paso de las semanas. Rompió varios récords a nivel universitario esa temporada. De sus 14 juegos, los ganó todos.

Registró 2,854 yardas aéreas, con 30 touchdowns y 66.1 por ciento de pases completos. Además, su desempeño terrestre también fue notable: 1,437 yardas y 20 touchdowns.

Es justo que la temporada haya sido coronada con el título nacional colegial (el primero de Auburn desde 1957) sobre Oregon, y los premios individuales de Newton al Mejor Jugador Ofensivo de la División (SEC), Jugador del Año por la Associated Press y, por supuesto, el trofeo Heisman.

Luego, los radares de la NFL se dispararon por todos lados. Después de todo, si el quarterback pudiera llevar a Auburn a ganar el título, tal vez eso funcionaría en la liga. Y no hubo mejor destino para el quarterback que el equipo con la peor campaña (2-14) en el 2010: los Carolina Panthers.

Impacto inmediato y JMV en el 2015

Incluso con discusiones sobre el comportamiento de Newton fuera del campo, los Panthers apostaron por el jugador con la primera opción general del Draft 2010 de la NFL.

Titular desde el primer partido, su fuerza, velocidad y físico inusual para un quarterback fueron problemas para los defensivos de la liga. A pesar de que los Panthers terminaron la temporada con más derrotas que victorias (6-10), la actuación de Newton fue elogiada y premiada.

Completando el 60 por ciento de sus pases, el QB terminó el año con 4,051 yardas y 21 touchdowns. Hizo su temporada con la mayor cantidad de touchdowns de su carrera en la NFL (hasta hoy), con 14; Todavía registró 706 yardas corriendo.

Con una nueva campaña negativa, el quarterback tuvo una temporada más discreta en 2012, pero poco después demostró que podía ser más que una estrella pasajera. Después de comenzar muy mal la temporada 2013, los Panthers lograron ocho victorias a partir de la Semana 5. El regreso fue crucial en la búsqueda de los playoffs. Pero en la primera aparición del jugador en la postemporada, fueron derrotados por los San Francisco 49ers.

Su primera victoria en los playoffs llegaría al año siguiente, cuando venció a los Arizona Cardinals en el duelo de Comodines, pero nuevamente caería en el partido divisional, contra los Seattle Seahawks. En 2014 fue la primera temporada en la que el jugador perdió juegos debido a una lesión: uno debido a una lesión en las costillas y la otra después de estar involucrado en un accidente de tráfico, fracturándose dos vértebras.

Antes del comienzo de la siguiente temporada, los Panthers le ofrecieron un nuevo contrato a Newton, de cinco años, por 103.8 millones de dólares, justo la que sería la mejor temporada de su carrera.

El auge

Titular en todos los partidos, Newton llevó a Carolina al mejor comienzo de la temporada en la historia de la franquicia, con 14 victorias consecutivas en el 2015. La única derrota de esa temporada regular fue contra los Atlanta Falcons, terminando la campaña con una marca de 15-1 (la mejor marca de la franquicia) y clasificando a los playoffs por tercera vez consecutiva.

En la temporada regular, el jugador tuvo 35 touchdowns lanzados y un índice de pasador de 99.4, las mejores marcas de su carrera. En yardas aéreas, registró 3,837, y a nivel terrestre, 10 touchdowns y 636 yardas. Y Newton llevó al equipo a su segunda aparición en el Super Bowl después de las victorias de postemporada sobre Seahawks y Cardinals. Para la increíble temporada y la gran victoria de 49-15 contra Arizona en la final de la NFC (en la que Newton tuvo cuatro touchdowns), Carolina llegó como favoritos para enfrentar a los Broncos. Para incrementar aún más la moral del quarterback para ganar el Super Bowl 50, fue elegido como el Jugador Más Valioso de la temporada.

Pero no funcionó para los Panthers, quienes perdieron 24-10 ante la poderosa defensa y ataque de Denver liderado por Peyton Manning en su última temporada.

El 2016 fue decepcionante para el fanático de los Panthers al ver que el equipo no llegó a los playoffs con una campaña de 6-10: Newton todavía fue castigado, quedando fuera de un partido, al romper el código de vestimenta, cuando no llevaba la corbata en un vuelo del equipo.

Más controversias y lesiones

La franquicia volvería a la postemporada al año siguiente, pero perdería el duelo de Comodines por 31-26 ante los Saints. Durante la temporada regular, Newton fue el centro de una controversia al realizar un comentario que fue considerado sexista durante una conferencia de prensa. Un periodista preguntó sobre las rutas tomadas por el receptor abierto Devin Funchess, y Newton respondió: "Es gracioso ver a una mujer hablando de rutas". La controversia le valió perder algunos patrocinadores.

En una mala temporada colectiva en el 2018, Newton no termino la campaña para someterse a una cirugía, regresando a la siguiente temporada. Pero el 2019 fue aún más cruel en términos de lesiones. Jugó solo los dos primeros juegos antes de ser dado de baja y perdiéndose toda la temporada.

Una nueva esperanza

Algunos dieron su carrera por terminada, por lo que su salida de los Panthers no fue exactamente una sorpresa.

Los Angeles Chargers eran el destino más popular para los corredores de apuestas, después de todo, los Chargers se habían desprendido de Philip Rivers y, tras haber seleccionado a Justin Herbert, un jugador experimentado podría ayudarlo a evolucionar.

Pero fue New England quien fichó al quarterback, y será muy interesante verlo bajo las riendas de Bill Belichick, tanto en asuntos fuera del campo --por la filosofía de los Patriots-- como por el sistema de juego.