Los boicots al campamento de entrenamiento de la NFL con cosa del pasado

Dalvin Cook se presentó a trabajar el martes, día en que los Minnesota Vikings tenían programado presentarse al campamento de entrenamiento. No, el corredor todavía no tiene la nueva extensión de contrato que desea. Y no, a pesar de la amenaza que al parecer hizo en junio, nunca hubo realmente una oportunidad de que fuera a mantenerse ausente del campamento de cualquier manera.

El tradicional boicot al campamento de entrenamiento por parte de un jugador que entra a su último año de contrato no es algo que se puede esperar ver mucho este año, y no tiene nada que ver con la pandemia de coronavirus. La razón por la que las ausencias a los campamentos son --prácticamente-- cosa del pasado, es lo que dice sobre ellos el nuevo acuerdo laboral de la liga, aprobado en marzo por propietarios y jugadores. Aquí está el texto exacto en el Artículo 8, Sección 1(b):

"Un jugador no recibirá una Temporada Acumulada por cualquier año de liga en el que el jugador tenga contrato con un club y en el que (i) no se reporte al campamento de entrenamiento de pretemporada del club en la fecha de notificación obligatoria de ese jugador; o (ii) si el jugador a partir de entonces incumple desempeñar sus servicios de contrato para el club por un período de tiempo significativo, a menos que demuestre ante un mediador imparcial dificultades personales extremas causando tal falta de desempeño, como enfermedad grave o muerte en la familia."

Esta era una prioridad para los propietarios en la última ronda de conversaciones del contrato colectivo de trabajo. Querían endurecer las sanciones por las ausencias en los campamentos de entrenamiento, y lo hicieron. El acuerdo laboral anterior estipulaba que los jugadores podían perder una temporada acumulada sólo si no se presentaban al campamento para la fecha marcada 30 días antes del primer partido de la temporada regular del equipo. Así que, en el caso de Cook, esa fecha habría sido el 14 de agosto. Bajo el nuevo convenio laboral, fue el martes.

¿Por qué importa esto? Perder una temporada acumulada afecta el estatus de agencia libre de un jugador. Como seleccionado del draft del 2017, Cook ha acumulado tres temporadas hasta ahora, y necesita cuatro para ser elegible para la agencia libre sin restricciones. Si no ganara una temporada acumulada para el 2020, entonces el próximo mes de marzo sólo sería un agente libre restringido, lo que significa que los Vikings tendrían el derecho de igualar cualquier oferta que obtuviera de otro equipo.

Ahora, incluso cuando la fecha de presentación obligatoria era más tardía bajo las viejas reglas, esto no detuvo a todo el mundo. Por ejemplo, el año pasado, el corredor de los Dallas Cowboys, Ezekiel Elliott, se mantuvo ausente más allá de esa marca de 30 días antes del inicio de temporada, cuando se dirigía a su cuarto año, lo que significaba que si hubiera llegado a la agencia libre el marzo pasado habría sido un agente libre restringido en lugar de uno sin restricciones. A Elliott no le importó, considerando que sus logros durante sus primeras tres temporadas --es decir, liderar la liga en yardas por tierra dos veces y en yardas por partido en el otro año-- evitarían que la agencia libre restringida limitara su mercado. Al final no importó, porque firmó una extensión con los Cowboys justo antes de la temporada.

Pero un jugador como Cook, incluso tan bueno como él, no puede asumir lo mismo que Elliott pudo.

Cook se ha perdido 19 partidos debido a lesión en sus tres años de carrera en la NFL, e incluso si fuera a tener una temporada excepcional y saludable, no hay manera de asegurar que un equipo estará dispuesto a pagar más que los Vikings por él, y además, partir con una selección de segunda ronda.

Así que Cook se presentó, al igual que Joe Mixon casi con certeza estará con los Cincinnati Bengals, Alvin Kamara con los New Orleans Saints, George Kittle con los San Francisco 49ers, y todos los otros jugadores que entran a los últimos años de sus contratos y quieren nuevos, estarán en las ciudades en las que juegan sus equipos. Ausentarse por un par de días en el campamento conlleva una pena más severa de lo que solía tener, y no tiene sentido, a menos que seas un mariscal de campo estrella o alguien que pueda sentirse seguro de que la agencia libre restringida no le restringirá.

Otras tres cosas que debes saber acerca de esta nueva característica de acuerdo laboral:

Tampoco debemos esperar que se presenten, pero no entrenen. Hay algunos alrededor de la liga que creen que un jugador en la situación de Cook se presentaría al campamento y simplemente se negará a practicar hasta que un nuevo acuerdo este asegurado. Es posible, pero si regresamos a leer el Artículo 8, Sección 1(b) de nuevo, vemos que dice, "el jugador a partir de entonces no realizó sus servicios de contrato para el club por un período de tiempo significativo". Esa es la parte que permitiría al equipo restarle al jugador una temporada acumulada si se presenta y se niega a practicar o tomar parte en actividades obligatorias de equipo. ¿Podría un jugador en la situación de Cook alegar una lesión? Seguro. Pero si el equipo no le creyera, o no lo diagnosticara como lesionado, el asunto podría terminar frente a un mediador, que podría dictaminar a favor del equipo y negarle al jugador una temporada acumulada.

Las multas son más duras, pero no para Cook, Mixon, Kamara o Kittle. El nuevo acuerdo laboral aumentó la multa máxima por ausentarse del campo de entrenamiento de 40,000 dólares por día, a 50,000 dólares por día, pero las multas para los jugadores que todavía están en sus contratos de novatos están limitadas a 40,000 dólares diarios, siempre y cuando no estén en su temporada de opción de quinto año. Cualquier jugador seleccionado en el 2017 está entrando en el cuarto año de su contrato de novato, por lo que sus multas se quedan en 40,000 dólares diarios si se ausentan días. No es que importe mucho, ya que la amenaza de perder una temporada acumulada probablemente actúa como un elemento disuasorio más significativo.

Las multas no pueden ser eximidas. Solía suceder que, si un jugador boicoteaba hasta finalmente llegar a un acuerdo con el equipo para un nuevo acuerdo, la costumbre dictaba que el equipo renunciaría a las multas. Pero como resultado del deseo de los propietarios de desalentar las ausencias en el campamento, hay una disposición en el nuevo convenio laboral que prohíbe que eso suceda. El Artículo 42, sección 1 dice sobre las multas del campamento, "Para evitar dudas, tales multas serán obligatorias, y no serán reducidas en cantidad o renunciadas por el club, en su totalidad o en parte, sino que deben ser pagadas por el jugador o deducidas por el club según lo dispuesto en la Sección 5(b) de este Artículo". (El artículo 5(b) especifica la forma en que se recaudan las multas).