NFL se plantea tener aficionados virtuales en sus partidos

La liga estaría considerando la opción como viable después de utilizarla durante el pasado draft que se realizó a puerta cerrada

Con el inicio de la temporada a casi un mes de distancia, la NFL considera el uso de aficionados virtuales en los estadios como una opción viable para los días de partido, indicó una fuente de la liga este jueves.

La NFL utilizó esa práctica durante el draft virtual de abril y tiene una plantilla similar disponible en ausencia de aficionados reales. La NBA ha tenido éxito con un modelo similar para los partidos en su burbuja en el campus de Walt Disney World Resort.

La liga debe ser creativa debido a los retos de la pandemia del coronavirus. Las Vegas Raiders anunciaron que no asistirán aficionados a los partidos como locales en la temporada inaugural del Allegiant Stadium, y los fans no estarán permitidos en varios otros estadios de la liga en las condiciones actuales.

Algunos equipos todavía esperan tener una capacidad del 33 al 40 por ciento en sus estados para iniciar la temporada, pero eso es complicado debido al aumento nacional de pruebas positivas.

De cualquier manera, la NFL está preparada para mejorar la experiencia del día de juego con escenarios virtuales dentro de los estadios, dijo la fuente.

Publicidad virtual mejorada también es una opción para cubrir los asientos vacíos.

La NFL y la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA por sus siglas en inglés) alcanzaron un "acuerdo paralelo" para la repartición de los ingresos, cláusulas para decidir no jugar la temporada y otros temas en medio de la pandemia. Sin embargo, las partes continúan discutiendo protocolos para los días de partido, incluyendo el manejo de posibles brotes antes de los partidos. Una fuente dijo actualmente que no existe un algoritmo para determinar cuántas pruebas positivas forzarían la cancelación de un partido de la NFL.

La NFLPA anunció este jueves que 56 jugadores habían arrojado positivo por COVID-19 desde que comenzaron a reportarse a los campamentos de entrenamientos. Los equipos esperan que esos números disminuyan con los jugadores dentro de sus atmósferas controladas.