Previas NFL 2020, New York Jets: llegó el momento de la verdad para Sam Darnold

play
Greg Williams cree que Jamal Adams se aburrirá en Seattle (0:47)

El Coordinador Defensivo de Jets aseguró que los esquemas no podrían favorecer al estilo de juego del safety. (0:47)

El quarterback Sam Darnold empezará su tercera, y hasta ahora, más crítica, temporada como titular con los Jets

Considerando el desastre que fueron los New York Jets por momentos durante la temporada pasada, consiguieron triunfos sorpresivos frente a los Dallas Cowboys y Pittsburgh Steelers --además de una victoria en la jornada final ante los Buffalo Bills-- que ayudaron a inflar su marca a un 7-9 luego de iniciar la campaña en 1-7.

La temporada debut de Adam Gase como entrenador en jefe de los Jets dejó mucho qué desear, particularmente al lado ofensivo del ovoide, donde se supone que es un genio de la liga. En su segundo año al frente del club, Gase tendrá que mostrar una mejoría significativamente en el funcionamiento del club sobre el terreno de juego, particularmente en lo que respecta al quarterback de tercer año, Sam Darnold, cuyo desarrollo fue uno de los objetivos principales para el que se contrató a Gase en New York, en primera instancia.

¿Es el 2020 la última oportunidad de Sam Darnold con los Jets?

Con toda honestidad, parece que sí. Darnold se ha tenido que sobreponer a situaciones de índole física --como la mononucelosis al inicio de la temporada pasada, o una lesión en el pulgar de la mano que sufrió más adelante-- pero incluso estando sano, Darnold no ha sido capaz de entregar actuaciones sólidas de manera consistente.

Eso no significa que no ha tenido puntos brillantes. Los ha habido, aunque han sido poco frecuentes. Eso se traduce en que Darnold todavía tenga quien abogue por él alrededor de la liga. Sin embargo, los resultados no han sido los esperados, y a final de cuentas, la NFL es un negocio de resultados.

Una mejorada línea ofensiva --solidificada con el inmenso tackle novato de primera ronda, Mekhi Becton-- debe ser un primer paso importante hacia el progreso de Darnold. El aporte del receptor abierto novato de segunda vuelta, Denzel Mims, puede ser fundamental, también, así como lo que brinde el veterano Breshad Perriman, agente libre contratado en el receso de temporada que viene de su mejor campaña como profesional, con los Tampa Bay Buccaneers. Finalmente, un Le'Veon Bell revitalizado, como parece estarlo, será un engrane clave para aliviar la presión sobre Darnold de tener que hacer todas las jugadas con su brazo.

En resumen, se trata, si todos se mantienen sanos, de un grupo ofensivo con la capacidad de ser competitivo. Pero si el gatillo --Darnold-- falla, de nada servirán las municiones.

El traspaso de Jamal Adams --y una selección de cuarta ronda del 2022-- a los Seattle Seahawks le redituó a New York una selección de primera ronda del 2021, una selección de tercera ronda del 2021, y una selección de primera ronda del 2022. aunado al safety Bradley McDougald. Si Darnold no responde al nivel de sus expectativas, los Jets poseen suficiente capital de draft para ascender un cúmulo de escalones, en caso de ser necesario, el año que viene, donde nombres como Trevor Lawrence y Justin Fields serán muy atractivos.

¿Quién es el rostro nuevo a seguir?

En términos de talento crudo, los Jets podrían haberse llevado al mayor talento disponible para línea ofensiva este año en Becton. No tuvo los reflectores de los que gozaron Andrew Thomas o Jedrick Wills Jr. en la SEC, o Tristan Wirfs en la Big Ten, pero si hablamos de la combinación de atleticismo y tamaño para la posición, me gusta más lo que ofrece Becton que el resto.

Becton tiene la misión de reemplazar a Kelvin Beachum, quien no fue retenido. Curiosamente, Beachum fue lo mejor que tuvo New York el año pasado, por lo que el simple cambio en la posición no será necesariamente suficiente para garantizar un salto cualitativo.

No obstante, Becton posee algo que Beachum no: potencial. Si Becton se convierte en lo que se cree puede ser, los Jets habrán encontrado a su tackle izquierdo de la próxima década, o más, y el ancla que brinde certeza al resto de la unidad. Los cambios son numerosos en el grupo. George Fant será el nuevo tackle derecho, en reemplazo de Brandon Shell; Alex Lewis se apropia definitivamente del puesto de guardia izquierdo; Connor McGovern jugará de centro en el sitio que dejó vacante Ryan Kalil, y el guardia derecho será para Greg Van Roten, rostro nuevo que llegó vía agencia libre igual que Fant y McGovern.

No creo que Becton haya sido el más pulido de los tackles disponibles este año, pero sí el que tiene el techo más alto. Depende de los Jets ayudarle para alcanzarlo.

¿A quién van a echar de menos?

Ningún equipo pierde a su mejor jugador, y mejora como grupo. En el caso de los Jets, Adams no solamente era su mejor talentoso, sino también el que lo mostraba con mayor consistencia semana a semana. Claro, la recompensa fue altísima, quizás exagerada, por parte de Seattle, pero fuera de McDougald --quien claramente no está a la altura de Adams--, no hay mucho alivio inmediato para cubrir el vacío.

Los Jets dependerán mucho de lo que haga Marcus Maye, el otro safety que reclutaron en el draft del 2017, una ronda después de Adams. Maye adopta un mayor rol de liderazgo este año, y en términos de sistema, podría empezar a ser movido en diferentes puntos de la defensiva, como sucedía con Adams.

La salida de Adams abre una ventana de oportunidad para que Maye lleve su juego al siguiente nivel y sea reconocido como uno de uno de los safeties de primera línea de la liga. Maye es un buen elemento que solía pasar desapercibido jugando al lado de un estelar como Adams. Llegó su momento de brillar.

Jugadores que declinaron la temporada a causa del coronavirus

Apoyador C.J. Mosley, liniero ofensivo Leo Koloamatangi, receptor abierto Josh Doctson.

¿Qué dicen las casas de apuesta?

Los Jets aparecen como el equipo más desfavorecido entre los cuatro clubes de la AFC Este para ganar la división, de acuerdo al Caesars Sportsbook, que los coloca en +900. La misma casa de apuestas coloca sus probabilidades para ganar la Conferencia en +4000, únicamente por arriba de los Cincinnati Bengals (+4500) y Jacksonville Jaguars (+10000)

Caliente, por otro lado, los tiene terceros para ganar la AFC Este, en +850, apenas por arriba de los Miami Dolphins (+900). Y su línea de ganados y perdidos está fijada en 6.5, con las altas pagando -112, y las bajas pagando -115.

Pronóstico para el 2020

Quizás, el 7-9 del año pasado parezca un espejismo que no corresponde al producto que sacaron al campo los Jets durante la mayor parte de sus encuentros del año pasado. O quizás, no les estamos dando el crédito que merecen. En cualquier caso, una mejoría respecto a esa marca significaría la primera marca no perdedora para el club desde el 2015.

El calendario del 2020 no es generoso (como no lo es para toda la división), con partidos pendientes ante los dos campeones de conferencia reinantes. Rivales que se espera estén en la pelea por postemporada, como los Denver Broncos, Las Vegas Raiders o Seahawks, por nombrar a algunos, posiblemente inclinarán la balanza hacia un lado u otro en el año para los Jets.

Los cambios a la línea ofensiva parecen positivos, sobre el papel, pero la falta de tiempo trabajando juntos en el receso de temporada afecta seriamente que se desarrolle la ten necesaria química en la unidad. Este puede ser el talón de Aquiles para un equipo que proyecta para un 4-12 este año.