Rob Gronkowski sobre su lento inicio con Bucs: "estoy aquí para bloquear, nene"

Quizá un jugador tan bien pagado debería hacer más a la ofensiva, pero Arians rara vez pada a los alas cerradas

TAMPA, Fla. – El ala cerrada de los Tampa Bay Buccaneers, Rob Gronkowski, no parece estar desconcertado por su lento comienzo en la ofensiva de Bruce Arians, una que lo ha dejado con solo dos recepciones para 11 yardas tras cuatro intentos y 33 rutas en dos juegos. Se lo toma con calma y lo trata con algo de humor.

“Soy un ala cerrada bloqueadora. Vine aquí para bloquear, nene”, bromeó Gronkowski el viernes. “Así que cuatro objetivos son cuatro más de lo que pensé que iba a tener”.

Es la producción más baja en la carrera del cinco veces Pro Bowler tras las dos primeras semanas de cualquier temporada. En sus otras siete campañas en las que jugó en la Semana 1 y 2, promedió 8.7 recepciones en 13.4 objetivos, 127 yardas recibiendo y 1.85 anotaciones.

Según Elias Sports Bureau, Rob Gronkowski y el mariscal de campo Tom Brady se han unido para la quinta mayor cantidad de anotaciones en la historia de la NFL con 78. Gronkowski ha alcanzado las mil yardas recibidas cuatro veces, uno de los cuatro alas cerradas que lo han logrado en la NFL.

Sus 91 recepciones para anotación son la quinta mayor cantidad antes del cumpleaños 31 de un jugador en la historia de la NFL, y sus 0.69 TD’s por juego (mínimo 60 partidos) es la quinta mejor marca en la historia de la liga, según ESPN Stats & Info.

Incluso con el año fuera del futbol, no se olvidan las cualidades que hicieron posible ese tipo de producción. “Creo que sí”, contestó Gronkowski con una sonrisa, antes de cambiar a un tono más serio.

“No, no lo olvidé. Pero cada plan de juego puede cambiar, semana tras semana. Ha habido algunos momentos en mi carrera en los que puedes ser el objetivo 15 veces, y hay otros momentos en los que no. Todo depende de cómo nos jueguen las defensivas, cómo se alineen, a quién se llevan y todas esas cosas, así que solo han pasado dos semanas en la temporada; solo tengo que salir y simplemente seguir luchando, solo darlo todo en cualquier aspecto del juego”.

El entrenador Bruce Arians dijo, sin embargo, que el papel del ala cerrada como receptor en su ofensiva, se trata más de calidad que de cantidad cuando se trata de recepciones, y están contentos con su bloqueo de carrera y liderazgo veterano.

“No lanzamos la pelota 50 veces a las alas cerradas, para eso tenemos receptores (y) así es como se construye nuestra ofensiva”, dijo Arians a principios de esta semana. “Gronk está jugando un gran bloqueo en el último cuarto, así que no me preocupan sus pases ni sus objetivos”.

“No hemos tenido tantas oportunidades en la zona roja, y ya no lo veo corriendo 40 yardas atravesando gente. Si le damos cobertura, espero que pueda. Lo trajimos para jugar como ala cerrada. Si eso significa que no haya recepciones, no hay recepciones. Si significan 10 recepciones, significan 10 recepciones porque está abierto y ahí es donde va la pelota”.

Cuando se le pidió que explicara el comentario de “correr 40 yardas atravesando gente”, ya sea que tenga algo que ver con la edad o la disminución de la capacidad o la necesidad de poner en mejor forma su juego, Arians indicó que se trataba más de su estilo de juego. Rob Gronkowski no era conocido por ser un tipo de velocidad que pudiese superar defensores.

“Nunca fue su fuerte, pero si vas y lo golpeas y corres, es una historia diferente”, dijo Arians. “Pensar que va a pasar a un esquinero que corre 4.4; nunca lo ha hecho de todos modos. No es como si fuera algo nuevo. Pero aún puede ir por el campo, estirar el campo, lo pasamos bien en prácticas –puede estirar el campo. Simplemente no se alineará y correrá balones de 40 yardas”.

¿Podría expandirse el rol de Gronkowski si los Bucs obtienen más oportunidades en la zona roja? Sus 650 yardas en recepción en la zona roja son la cuarta mayor cantidad de cualquier jugador en cualquier posición de recepción desde 2010. Sus 56 anotaciones en la zona roja son la segunda mayor cantidad. Uno pensaría que sería una meta conseguir que un jugador que gana 9.9 millones de dólares durante la temporada, que ha ganado tres anillos de Super Bowl, tenga tantos ‘looks’ como sea posible.

“Juego por juego”, apuntó Arians, quien no cree que las defensivas rivales estén haciendo algo para sacar a Gronk del juego. “Llegamos aquí sin expectativas y solo un, ‘oye, pase lo que pase, pasará, solo juegas como ala cerrada’. Y ya veremos”. Gronkowski dijo que las defensivas realmente no están haciendo nada para sacarlo del juego aéreo. Tom Brady, quien convenció a Gronkowski de que regresara, cree que solo es parte del flujo de una temporada.

“No creo que podamos desanimarnos por ciertas cosas, algunas semanas serán las semanas de algunos hombres, otras semanas serán las de otros”, dijo Brady. “Todos están trabajando duro en la práctica para tratar de encontrar su lugar, su rol. Tenemos que averiguar qué funciona o qué combinaciones funcionan o qué hacemos bien o qué no hacemos bien. Y eso es solo parte de la temporada”.

La ofensiva de Arians nunca ha sido conocida por el uso intensivo del ala cerrada. De 2013 a 2018, sus Arizona Cardinals tuvieron 506 balones lanzados a alas cerradas, la segunda menor cantidad de objetivos en la liga. Algunos creían que eso cambiaría dado el talento y el gasto de los Bucs en el puesto. Con Gronkowski, O.J. Howard, Cameron Brate y Antony Auclair, los Bucs gastarán 18.9 millones este año en la posición, más que cualquier otro equipo de la liga.

En 2019, el primero de Arians como entrenador en jefe de los Bucs, sus alas cerradas fueron buscadas 120 veces, más que en cualquier otro año de Arians como entrenador –cinco temporadas con Cardinals.

El coordinador ofensivo Byron Leftwich cree que las oportunidades de Gronk llegarán.

“Tenemos los jugadores suficientemente buenos en los que, si somos orgánicos y ponemos la pelota en el lugar correcto, comenzarán a encontrar (a Gronk)”, dijo Leftwich. “La menor de mis preocupaciones es que la pelota encuentre a Gronk. Hay cosas que tenemos que hacer mejor para competir y ganar partidos de futbol americano que estamos tratando de hacer en este momento. Llevarle la pelota y llevarla a cualquier lugar específico; siempre se piensa en el jugador semana tras semana. Podemos hacer un mejor trabajo colocándolo en posición. Y estamos empezando a hacer jugadas en todos los ámbitos”.

Gronkowski también ayuda al tackle derecho novato Tristan Wirfs con su técnica de bloqueo y ha disfrutado darle consejos al ala cerrada Howard sobre cómo construir una carrera después del futbol, lo que Gronk ha hecho a través de la televisión.

“Ha ido bien. Hay momentos en los que estás trabajando y esforzándote y cavando profundo para superar las cosas; quiero decir, no suele ser el momento feliz cuando estás cavando profundo, pero eso es parte del futbol americano y eso es parte por lo que te inscribiste”, apuntó Gronkowski. “Pero muchas otras veces, simplemente salimos y jugamos a la pelota y somos nosotros mismos, así que… todo va bien en general. Hay muchos grandes muchachos en el equipo con los que es un placer estar cerca… es un placer trabajar con eso, lo mismo con los entrenadores, así que todo va bien”.

“Me estoy divirtiendo. Sé a lo que me metí, así que sé que habrá momentos en los que será una rutina, así es el futbol, siempre habrá altibajos, sin duda algo de eso. Quiero decir, es futbol americano. Ha sido así toda mi vida… pero salir y trabajar con los muchachos, es un placer”.