Tampa Bay Buccaneers permitirán aficionados en sus juegos a partir del 4 de octubre

Con diversas medidas de seguridad, el equipo de Florida planea el regreso de los aficionados

TAMPA, Fla. – Los fanáticos de los Tampa Bay Buccaneers que claman por ver al nuevo mariscal de campo Tom Brady en persona, no tendrán que esperar mucho más. Los Bucs anunciaron el sábado que a partir de la próxima semana, cuando reciban a Los Angeles Chargers el 4 de octubre, una pequeña cantidad de abonados de temporada, miembros de la familia de jugadores y del personal y miembros de la suite de lujo lo podrán ver en el Estadio Raymond James.

Originalmente, el plan era comenzar esta reapertura en la Semana 6, cuando los Bucs reciban a los Green Bay Packers el 18 de octubre, pero un oficial del equipo dijo a ESPN el sábado que el anuncio del gobernador de Florida, Ron DeSantis el viernes, de mover al estado a la Fase 3 de su plan de reapertura, junto con las discusiones con expertos en salud pública, aceleró el proceso. “Hemos trabajado incansablemente con las autoridades locales y estatales, así como con expertos médicos, para garantizar un ambiente seguro en el Estadio Raymond James”, dijo el director de operaciones de los Buccaneers, Brian Ford, en un comunicado. “Estamos listos y emocionados de dar la bienvenida a nuestros aficionados nuevamente”.

Después de no asistir al primer partido en casa de los Bucs la semana pasada, algunos miembros de la familia de los jugadores de los Bucs viajarán a Denver para asistir al partido del domingo contra Broncos. Esta es la primera semana que los aficionados limitados asistirán a los juegos en Empower Field en Mile High.

El 18 de octubre, el estadio se abrirá a un grupo más grande de fans, alcanzando el 25 % de la capacidad de sus 65,890 asientos, la capacidad máxima asignada para 2020, según las pautas de los CDC. Un oficial del equipo dijo a ESPN que, por ahora, la regla del 25 % será la asignación máxima, a menos de que se actualicen las pautas.

El equipo comenzará a vender boletos el 1 de octubre, dando prioridad a aquellos que hayan tenido boletos de temporada desde 1998 o antes. Los miembros de la suite de lujo tendrán acceso completo a partir de la Semana 4 junto con los miembros de la familia de los jugadores y del personal.

Todos los abonados que hayan mantenido sus pagos en 2020 podrán comprar boletos limitados para hasta dos partidos, con la posibilidad de algunos adicionales según disponibilidad. Las entradas para la preventa prioritaria para el resto de la campaña saldrán a la venta el 5 de octubre.

Las medidas de seguridad en el estadio incluyen asientos estilo cápsula para distanciamiento social, pedidos y venta de boletos móviles sin transacciones en efectivo, no contacto en los baños y protocolos adicionales de seguridad para la preparación de alimentos. Todos los trabajadores deben someterse a controles de temperatura obligatorios cuando se presenten a trabajar.

Todos los aficionados deberán completar un examen de salud en sus dispositivos móviles (los formularios también están disponibles en el sitio) antes de ingresar. Deberán usar máscaras, excepto cuando coman o beban. Antes del comienzo de la Fase 3, las personas podían ser multadas por no usar cubre bocas. Esas multas ya no serán vigentes pero los oficiales del equipo señalaron a ESPN que las máscaras seguirán siendo un requisito para entrar