Russell Wilson es el Coloso de la Semana 3

Después de tres semanas, Russell Wilson es más favorito que nunca para alzarse como Jugador Más Valioso de la NFL

Por primera vez en lo que va de la muy joven temporada regular, tenemos a la primera figura que repite en semanas consecutivas.

Con una nueva marca de la NFL, tirando 14 pases de anotación en las primeras tres fechas, y manteniendo a su equipo invicto, era imposible no repetir para el Coloso de la Semana 3 al mismo estelar que se llevó el puesto de honor en la Semana 2:

Russell Wilson, quarterback, Seattle Seahawks

Hace una semana, dijimos que Wilson salía de la primera curva de lo que era una larga carrera por el nombramiento de Jugador más Valioso con ventaja. Ahora, esa ventaja se ha ampliado.

El quarterback de los Seahawks completó 27 de 40 envíos para 315 yardas y cinco pases de touchdown sin intercepciones para conducir a Seattle a su tercera victoria en igual número de fechas, imponiéndose por 38-31 sobre los Dallas Cowboys, con serie de remontada y coinversión de 2 puntos exitosa en el último cuarto.

Con todo respeto para los dos quarterbacks que disputarán el "Monday Night Football" de la Semana 3, nadie está jugando la posición mejor que Wilson en este momento.

Con la actuación de esta noche, Wilson impuso nuevo récord de la liga al acumular 14 envíos de anotación en las primeras tres semanas de una temporada. Tres de los touchdowns de hoy fueron para Tyler Lockett, otro fue para Jacob Hollister y el último fue para DK Metcalf, quien se perdió uno más gracias a una inverosímil falta de concentración que culminó en touchback, cuando le zafaron el ovoide mientras intentaba entrar caminando a las diagonales en lo que hubiera sido el sexto touchdown de la tarde para Wilson.

Seattle jugó con una línea ofensiva parchada, y este equipo todavía no encuentra el modo de poner presión consistente sobre el pasador rival sin la ayuda del safety Jamal Adams. Pero, con Wilson en los controles, los Seahawks estarán en la pelea todos los domingos, sea quien sea el rival o el escenario.

Menciones honoríficas

Josh Allen, quarterback, Buffalo Bills. Por segunda semana consecutiva, los Bills requirieron de una remontada de cuarto periodo para rescatar una victoria que, de inicio, parecía sencilla. Y por segunda semana consecutiva, Allen respondió para Buffalo. El pasador de tercer año completó 24 de 33 intentos de pase para cuatro touchdowns contra una intercepción --un envío que le arrancaron de las manos a su receptor, y realmente no fue su culpa--, y a eso agregó una corta anotación por la vía terrestre. Quizás, la defensiva de Buffalo no es tan buena como nos anunciaron, pero, quizás, la ofensiva de los Bills tampoco es tan mala, con Allen en los controles.

Nick Chubb, corredor, Cleveland Browns. Aunque la repartición de acarreos en el backfield de Cleveland fue más o menos equilibrado con Kareem Hunt --19 acarreos contra 16--, es claro que Chubb es el jugador superior a la hora de cargar a los Browns a ras de tierra. Chubb acumuló 108 yardas con dos touchdowns, abriendo el camino para que Cleveland se llevara una victoria por 34-20 sobre un equipo de Washington al que todavía le falta mucho para ser competitivo.

Dalvin Cook, corredor, Minnesota Vikings. Cuando los Vikings cuentan con un Cook sano, el ataque está en otro nivel. Seguro, Minny se fue con una dolorosa derrota de 31-30, cortesía de Stephen Gostkowski y los Titans, pero el corredor de los Vikings desplegó unas de las mejores actuaciones de la semana con 181 acarreos y un touchdown en 22 acarreos.

Derrick Henry, corredor, Tennessee Titans. En el mismo partido, Henry también tuvo un partido notable, con 119 yardas y dos touchdowns en 26 acarreos para Tennessee. Lo de Henry fue particularmente valioso, porque el quarterback Ryan Tannehill jugó francamente mal en la tarde. Entre Henry y Gostkowski, y las dos intercepciones que consiguió la defensiva, consiguieron mantener a flote a un cuadro de Tennessee que dejó a Minny en un hoy preocupante de 0-3.

Alvin Kamara, New Orleans Saints. Los Saints cayeron en casa por 37-30 ante los Green Bay Packers en el partido de la noche, pero Kamara brilló intensamente con 13 recepciones para 139 yardas y dos touchdowns. Y eso es solamente lo que hizo por aire. El corredor de los Saints también se despachó con seis acarreos para 58 yardas --un promedio de 9.7 yardas cada vez que cargó el ovoide-- sacándose a tacleadores a diestra y siniestra.

Tyler Lockett, receptor abierto, Seahawks. El blanco preferido de Wilson atrapó nueve envíos para 100 yardas y tres touchdowns, atacando a la mediocre defensiva secundaria de los Cowboys con rutas largas y cortas, y causando también daño cruzando el campo horizontalmente en la zona de linebackers. Bajo el radar, Lockett se está estableciendo como uno de los mejores en la NFL a la hora de correr rutas.

Xavier Rhodes, esquinero, Indianapolis Colts. El defensivo secundario puso el ritmo de inicio para lo que terminó siendo otra tarde de pesadilla para Sam Darnold y los New York Jets. En la victoria de Indy, por paliza de 36-7, Rhodes abrió el marcador con una devolución de intercepción a pase de Sam Darnold 44 yardas hasta las diagonales, y más tarde consiguió una segunda intercepción de Darnold, casi igual de valioso, porque ocurrió en primera y gol desde la yarda 7 de los Colts para un touchback, efectivamente robando la oportunidad a los Jets de poner puntos en el marcador, además de recuperar la posesión.