Ofensivas de Chiefs y Raiders, entre las más eficientes en los últimos 20 años de la NFL

Al hablar de ofensivas eficientes en la NFL, los Kansas City Chiefs son de los primeros que llegan a la mente, pero el ataque de Las Vegas Raiders también merece reconocimiento.

En la victoria que sacaron en su visita a Kansas City en la Semana 5, no fue casualidad que los Raiders anotaran en siete de las nueve series ofensivas que tuvieron (sin contar las posesiones que tuvieron al final de las dos mitades del duelo).

En la actual temporada, Chiefs y Raiders son los equipos con el porcentaje más alto de series que terminan en puntos con 52.8 y 52.7, respectivamente, cifras que sólo están detrás del 52.9 por ciento de eficiencia que tuvo Kansas City en 2018, la más alta en los últimos 20 años.

La principal diferencia entre las ofensivas que encabezan Patrick Mahomes y Derek Carr radica en la contundencia con la que anotan puntos. En total, los Chiefs suman 89 series ofensivas en 2020 y de ellas, 32 han terminado en touchdown, 25 de ellos por la vía aérea. Por su lado, de las 91 posesiones que los Raiders tienen en la campaña, 28 han terminado en anotación, aunque con un mejor balance, pues 16 han sido por la vía aérea y 12 por la terrestre.

En la victoria de los Raiders en Kansas City, los Chiefs tuvieron 11 series ofensivas, pero sólo sacaron puntos en cinco de ellas. La defensiva de los Raiders frenó los primeros cuatro ataques de los Chiefs en la segunda mitad, incluida la única intercepción que ha sufrido Mahomes en 2020.

La defensiva de los Raiders enfrenta de nuevo el reto de frenar al ataque de los Chiefs y lo hace con la confianza de haberlo logrado una vez, sin embargo, necesitará que el ataque comandado por Carr sea más contundente, pues la ofensiva de los de negro y plata ha anotado más goles de campo (22 por ciento) en relación a sus 91 posesiones que la de los Chiefs (15 en 89 series).

Los Raiders necesitan terminar sus series ofensivas en touchdowns, pues con goles de campo, la tarea de barrer en la serie a los Chiefs en 2020 será más difícil.