Fuente: Lamar Jackson, quarterback de Ravens, da positivo por COVID-19 a días del juego ante Steelers

El contagio en los Baltimore Ravens alcanzó a su máxima figura, Lamar Jackson, quien arrojó positivo por COVID-19, a tres días del duelo ante los Pittsburgh Steelers, confirmò una fuente a ESPN.

El actual Jugador Más Valioso de la NFL es la estrella más reciente en infectarse en lo que se ha convertido en uno de los contagios más grande en la NFL, y que comenzó hace cuatro días.

Adam Schefter de ESPN informó que cuatro jugadores de los Ravens habían dado positivo en sus pruebas y entre ellos está Jackson.

El miércoles, la NFL anunció que el duelo entre Ravens y Steelers, programado para la noche del jueves, en el Día de Acción de Gracias, se disputaría el domingo a la 1:15 p.m. ET, debido a los contagios en Baltimore y para preservar, dijo la liga en un comunicado, la salud de los miembros de ambos equipos.

Sin embargo, de acuerdo a Schefter, el coach John Harbaugh informó a sus jugadores que las instalaciones del equipo se cerrarán al menos hasta el próximo lunes, por lo que disminuyen las posibilidades de que celebre el duelo del domingo ante Steelers.

El reporte del positivo de Jackson fue informado en primera instancia por NFL Network.

Sin Jackson, Baltimore se queda con sólo dos quarterbacks en el roster, Robert Griffin III y Tyler Huntley, quien está en la escuadra de prácticas. El pasador de tercer equipo Trace McSorley está actualmente en la lista de reservas/COVID-19.

El jueves, los Ravens colocaron al ala defensivo Jihad Ward en la lista de reservas/COVID-19, de acuerdo a Field Yates. Ward, quien estuvo inactivo en los últimpos cuatro juegos, fue el octavo jugador del equipo y tercer liniero defensivo en ir a la lista en la actual semana.

El brote en los Ravens comenzó horas después de la derrota del pasado domingo por 30-24 en tiempo extra ante los Tennessee Titans, cuando el equipo fue informado de que los corredores J.K. Dobbins y Mark Ingram habían dado positivo. El tackle defensivo Brandon Williams fue identificado más tarde como un contacto cercano de alto riesgo.

Los Ravens creen que Jackson se contagió en el duelo ante los Titans, en el que tomó el balón del centro Patrick Mekari, quien tambièn había dado posotivo. El locker del quarterback los días de juego está cerca del espacio de Dobbins e Ingram.

Jamison Hensley de ESPN contribuyó a este reporte.