¿Podría Trevor Lawrence negarse a los New York Jets?

El codiciado quarterback de Clemson, Trevor Lawrence, enfrenta una complicada decisión con respecto al draft del 2021 de la NFL

FLORHAM PARK -- Trevor Lawrence ha admirado a la familia Manning desde que era un chico. Porta el jersey N° 16 en Clemson porque Peyton lo usó en la Universidad de Tennessee, la escuela favorita de Lawrence cuando crecía. Hace dos veranos, asistió a la Manning Passing Academy y pasó tiempo con Peyton e Eli. También pudo conocer a Archie, al patriarca de la familia, con quien se mantiene en contacto a través de mensajes ocasionales.

En las semanas y meses venideros, Lawrence, de 21 años de edad, enfrenta decisiones de calibre Manning mientras se prepara para su futuro de NFL.

¿Hará esperar al Draft 2021 de la NFL para jugar una temporada más de fútbol americano colegial (Peyton, 1997)? ¿Intentará controlar su destino de día de draft demandando un canje a un club de su preferencia (Eli, 2004, de los San Diego Chargers a los New York Giants)?

¿O tomará la ruta convencional y jugará para el equipo que lo seleccione (Peyton, 1998, Indianapolis Colts)?

"Hubo algunas personas que intentaron convencer a Peyton [de forzar un canje]", dijo Archie a ESPN. "Los Colts no eran exactamente el epítome de una franquicia de primer nivel en el fútbol americano, ¿saben?".

Como tampoco lo son los New York Jets (0-13), cuyas derrotas sostenidas han dado paso a una narrativa que atemoriza a su sufrida afición: ¿Qué sucede si Lawrence no desea jugar para los Jets, actuales favoritos para quedarse con la primera selección global?

ESPN entrevistó a cinco agentes prominentes y tres ex gerentes generales, y el consenso generalizado es que Lawrence saltará a las filas profesionales con suficiente palanca como para ejecutar una maniobra al estilo Eli Manning. Las opiniones varían, no obstante, respecto a si de hecho lo intentará.

En otras palabras: Es prematuro decir que los Jets deben estar sudando, pero sería conveniente mantener un pañuelo a la mano, por si acaso.

Para ser claro, los cinco agentes, que hablaron bajo condiciones de anonimato, no están asociados con Lawrence, quien no tiene permitido contratar a un representante hasta que se declare para el draft. (La fecha límite de la NFL es a mediados de enero). Algunos creen que el atractivo de New York le causará mirar más allá de los problemas de la franquicia (una campaña ganadora desde el 2010), mientras que otros sienten que el glamour de la gran ciudad es exagerado y sería sabio mantenerse alejado de los Jets, quienes poseen una pobre reputación a la hora de desarrollar quarterbacks.

"¿Estaría yo dudoso? Sería una señal de alto de unos 100 pies de diámetro", admitió un agente.

Un ex gerente general respondió, "No vas a decirle que no a los Jets. Es un mercado de primera. ¿Podría hacer como Eli? Supongo que sí, pero seriamente dudo que lo haga".

Antes de Manning, estuvo John Elway, quien se aprovechó de una carrera en el béisbol en ciernes como palanca en contra de los Baltimore Colts en el 1983. Seleccionaron a Elway primero global, pero lo canjearon a los Denver Broncos porque dejó saber que no deseaba jugar para los Colts. Eli no jugaba béisbol, pero dijo a los Chargers --que eran perdedores perennes en su momento-- que se mantendría sin jugar un año antes de jugar para ellos. Funcionó, con el quarterback siendo enviado a los Giants minutos después de haber sido elegido primero global por los Chargers.

Lawrence, reconocido como evaluadores de talento como un prospecto generacional, posee la cantidad suficiente de fuerza para realizar la misma clase de movida, de acuerdo a agentes y ejecutivos de personal. Los analistas de draft para ESPN, Mel Kiper Jr. y Todd McShay, están de acuerdo en sus más recientes proyecciones de que Lawrence sería el seguro primero global en caso de declararse elegible para el draft.

"Verdaderamente posee una palanca inusual", de acuerdo al analista para ESPN, Mike Tannenbaum, un ex gerente general de los Jets y ex vicepresidente de operaciones para los Miami Dolphins.

Si Lawrence tiene alguna preocupación respecto a jugar para los Jets con la primera selección, podría quedarse sin jugar un año y "fácilmente celebrar una subasta entre Adidas, Under Armour y Nike, y salir de allí muy bien", dijo Tannenbaum. "Podría salir hoy y decir, 'Ey, solo voy a jugar en una de estas cuatro ciudades'. O, 'No me recluten porque no voy a ir'. Su palanca es que estará financieramente bien gracias a su dinero fuera del campo".

Un agente dijo que la palanca de Lawrence se basaría en la presión de relaciones públicas contra los Jets, porque "los Johnsons no se quieren ver avergonzados", una referencia al propietario del equipo Woody Johnson, y al CEO Christopher Johnson. Los Jets son sensibles a la percepción de una organización disfuncional, y lo último que necesitan es que un prospecto codiciado los rechace.

"Si ellos saben que Trevor Lawrence no desea jugar para ellos, entonces ellos tendrían el argumento, 'Estamos comprometidos con Sam [Darnold] y creemos en Sam'", de acuerdo al agente. "Los fanáticos de los Jets no lo van a comprar, pero eso es lo que va a suceder".

Otro agente dijo que esa clase de movida sería "un golpe mortal" para la franquicia, añadiendo, "Te tomaría algún tiempo recuperarte de eso si él saliera públicamente a decir, 'No quiero ir a un equipo como los Jets, ellos no han sido ganadores'".

Cada uno de los cinco agentes, citando la inestabilidad entre coaches y directivos, expresó aprehensión respecto a la organización de los Jets, algunos más que otros. Los cinco estuvieron de acuerdo en que los representantes de Lawrence necesitarían tener una conversación con el jugador acerca de los pros y contras de jugar para los Jets, examinando todo desde el compromiso de los dueños hasta la habilidad de la línea ofensiva para proteger al quarterback. Un agente dijo que sería "negligencia profesional" por parte del grupo de asesores de Lawrence no discutir la opción de buscar un canje.

Un agente diferente dijo que siempre intenta reunirse con los propietarios del club antes del draft, intentando descifrar si su cliente quarterback encajaría bien. En un caso, el agente quedó tan impresionado con la organización y deseaba que su jugador fuera seleccionado por el equipo, que consiguió que conociera al propietario durante un banquete de premiación, una oportunidad "improvisada" de poder conocerse antes del draft. Conectaron, y el equipo lo seleccionó.

'Te da una oportunidad'

La mayor crítica en contra de los Jets es su inhabilidad para desarrollar quarterbacks. Desde el 2009, han invertido selecciones de primera y segunda ronda en Mark Sanchez, Geno Smith, Christian Hackenberg y Darnold, ninguno de los cuales cumplió con las expectativas. Parte de la razón es la inestabilidad. En ese lapso, los Jets han pasado por tres head coaches y siete sistemas ofensivos diferentes.

La situación de Darnold, según la mayoría de los agentes, te abre los ojos. Dijeron que, si ellos estuvieran del lado de Lawrence, querrían que se reuniera con la directiva del club antes del draft para aprender cómo planearían los Jets crear una infraestructura que ayude al quarterback.

"Debes pensar en eso, porque, ¿quieres terminar como terminó Sam?", preguntó un agente. "Literalmente, no tuvo oportunidad, y ahora es --supongo que se puede empezar a decir-- está en la lista de 'productos dañados'".

Si ellos se tienen que vender a Lawrence, los Jets pueden recalcar que tienen los medios para mejorar.

Cuentan con capital de draft: cinco selecciones en las primeras tres rondas, incluyendo dos en la primera. Contarán con 75 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial, la segunda mayor cantidad en la liga, de acuerdo a Over The Cap. Cuentan con un prometedor tackle izquierdo (Mekhi Becton) para proteger el lado ciego del quarterback. Cuentan con el gerente general Joe Douglas, quien, pese a un inicio complicado a su mandato, es muy respetado en los círculos de la liga. Su trabajo es gastar el dinero inteligentemente, El dinero no siempre compra la felicidad, como aprendió el régimen previo de los Jets con acuerdos malos (véase al corredor Le'Veon Bell) y ofertas extravagantes que no fueron aceptadas (véase al quarterback Kirk Cousins).

El factor-X es el coach de los Jets. Si despiden a Adam Gase, algo que es esperado, ¿quién lo reemplazará? Ese podría ser un componente enorme para Lawrence. También podría ser gran factor en la búsqueda de los Jets. Podrían inclinarse hacia un coach de mentalidad ofensiva para desarrollar a Lawrence, y habrá un puñado de coordinadores de primera línea disponibles: Eric Bieniemy (Kansas City Chiefs), Joe Brady (Carolina Panthers), Brian Daboll (Buffalo Bills) y Arthur Smith (Tennessee Titans). El head coach de los Philadelphia Eagles, Doug Pederson, también podría ser un objetivo, si es despedido.

Tannenbaum lanzó un escenario posible que podría alterar todo:

¿Qué sucede si los Jacksonville Jaguars, posiblemente eligiendo segundos en el draft del próximo mes de abril, contratan a Dabo Swinney de Clemson como su siguiente entrenador en jefe, para reemplazar a Doug Marrone? Eso no ayudaría a los Jets, quienes enfrentarían una presión enorme para canjear la selección. Aunque una reunión Swinney-Lawrence luce remota, considerando la cantidad de turnos que se requerirían para ascender un puesto, la importancia de un head coach en la decisión de Lawrence no puede subestimarse.

Los Jets también podrían vender a Lawrence la idea de jugar en el mayor mercado, pero las opiniones están contrastantemente divididas respecto a si el tamaño del mercado importa en el panorama globalizado de hoy en día, con las redes sociales.

El legendario quarterback Joe Namath, quien condujo a los Jets a su único título de Super Bowl hace más de 50 años, es prueba viviente de un atleta que maximizó el poder de New York. Namath dijo que no le sorprendería si Lawrence intenta orquestar un canje, basado en el hecho de que ha sucedido antes, Al mismo tiempo, notó los beneficios de jugar en la Gran Manzana.

"Solo existe una New York City en el mundo, y es uno de los mejores sitios para cualquier profesión", dijo a ESPN. "Cualquier profesional, sea en los deportes o negocios o medicina, lo que sea, si lo logras allí, lo puedes lograr donde sea. Si logras una posición allí, será tiempo maravillosamente vivido, sean 30 años o 40 años o cinco años. New York es especial en el mundo".

La opinión anti-neoyorquina apuntó al quarterback de los Chiefs, Patrick Mahomes, quien está dominando en el mercado de los patrocinadores a pesar de que juega en el mercado N° 32 de la nación.

"Los días de Broadway Joe se acabaron", dijo un agente, diciendo que intentaría alejar a Lawrence de los Jets. "Ya no importa dónde juegues".

El atractivo de una gran ciudad podría no importar a Lawrence, han especulado algunos, debido a sus fuertes creencias religiosas y crianza de pueblo pequeño. Es un cristiano devoto que creció en Cartersville, Georgia (población: 20,000). Está comprometido con su novia de la preparatoria, y tiene programado graduarse en este mes, en su tercer año de la escuela. Participó en el Senior Day de Clemson, el 28 de noviembre, reforzando la creencia generalizada de que planea dirigirse a la NFL. En una entrevista de principios de septiembre, dijo a Tom Rinaldi de ESPN, "Planeo que esta sea mi última temporada".

Lawrence está tan aterrizado, algunos creen, que no trataría de romper la norma forzando una movida de poder en el día de draft. La gente decía eso de Eli Manning, también, pero él y su agente, Tom Condon, decidieron ser valientes.

La razón por la que lo hicieron es objeto de debate. Archie Manning reiteró lo que se dijo entonces: fue decisión de Eli en el 2004, no suya.

"No le dije a Eli qué debía hacer, y nunca le diría eso a nadie", dijo Archie. "No sería crítico si ellos deciden hacerlo".

Los quarterbacks colegiales de primera línea a veces contactan a Archie y Peyton, buscando consejo respecto a si deben saltar o no al profesionalismo. Archie dijo que no conduciría a Lawrence hacia un lado o el otro, incluyendo la búsqueda de un canje. Cree que debe ser una decisión personal.

"Trevor es un quarterback colegial que luce tan bien como jamás verás", dijo Manning. "Cumple todos los requisitos. No hay duda de que Trevor está listo para la NFL. Ganó un campeonato nacional y estoy seguro que le gustaría culminar con otro. Realmente no sé si desea jugar más al fútbol americano colegial".

El ex gerente general de los Giants, Ernie Accorsi, quien orquestó el canje de Manning y era gerente general de los Colts cuando Elway fue negociado sin que él lo supiera por el propietario de Baltimore a Denver, dijo a ESPN que el valor de un quarterback franquicia en inmensurable.

"Existía una sensación de que cuando están en el autobús del equipo y estás de gira, y estás un poco más nervioso que cuando estás en casa, lo ves sentado allí y ahora tienes una oportunidad", explicó Accorsi, quien sacó a Bernie Kosar del draft suplementario de 1985 para los Cleveland Browns.

"Digo, te da una oportunidad todas las semanas, Por eso, hice todo lo posible por conseguir uno. Hay excepciones, pero ese tipo te da la mejor oportunidad".