Padres de Tom Brady lucharon contra el COVID-19 durante la temporada

Tom Brady Sr. señaló en una entrevista con ESPN Radio que tuvo que ser hospitalizados durante varias semanas

El padre de Tom Brady dijo que tanto él como su esposa lucharon contra el COVID-19 el año pasado, lo que "estresó" al mariscal de campo estelar cuando comenzaba su primera temporada con los Tampa Bay Buccaneers.

Tom Brady Sr., en una entrevista este lunes con "#Greeny" de ESPN, dijo que estuvo hospitalizado durante tres semanas en un momento del año pasado y que tanto él como su esposa, Galynn, estuvieron "muy enfermos".

Brady Sr. señaló que la pareja, ambos de 76 años de edad, no vieron los primeros dos partidos de los Bucs esta temporada debido a su hospitalización, indicando que fue la primera vez en la carrera de su hijo en el fútbol americano que se perdían un partido.

"Nunca nos perdimos un juego en Michigan o New England o donde fuera", declaró a ESPN. "Durante los primeros dos partidos cuando estuve en el hospital, ni siquiera me importaba si estaban jugando, mucho menos perderme el partido. Era una cuestión de vida o muerte, como cualquiera que va al hospital. Es algo serio.

Tom Sr. dijo que Galynn, quien es sobreviviente al cáncer de mama, no requirió hospitalización por el virus. Su hija, quien es enfermera, cuidó a Galynn mientras Tom Sr. estaba en el hospital.

"Solo somos una representación de 25 millones de americanos que han tenido esta cosa hasta ahora", dijo.

El mayor de los Brady también describió lo difícil que fue para su hijo equilibrar el fútbol americano con la preocupación por sus padres, indicando que el seis veces campeón del Super Bowl, le hacía video llamadas "todos los días de camino y de regreso de la práctica" y estaba "estresado" preocupándose por ellos.

"Tommy peleó con eso y ahora, está en el retrovisor", sentenció. "Estamos sanos, estamos felices y todo está bien".

Brady Sr. realizó los comentarios un día después que su hijo llevara a los Buccaneers a una victoria sobre los Green Bay Packers en el Juego por el Campeonato de la NFC y su primera aparición desde la temporada del 2002.

Brady, de 43 años de edad, jugará en el Super Bowl por décima ocasión en su histórica carrera el próximo mes cuando los Bucs enfrenten a los Kansas City Chiefs.

"Este año ha sido increíble", expresó Brady Sr. "No saber dónde vamos a comenzar la temporada y estar donde estamos al final de la campaña simplemente es un acontecimiento sorprendente en lo que a mí respecta. Llegar al décimo Super Bowl en 19 años de jugar es hermoso, es incomprensible, de hecho. Está más de cualquier cosa que hayamos podido imaginar".