¿Deben apostar los Cowboys por Dak Prescott?

Dallas vivirá semanas de intensas negociaciones con el quarterback previo al inicio de la agencia libre de la NFL en marzo

Previo al inicio de la agencia libre en la NFL en marzo próximo, los Dallas Cowboys vivirán semanas de intensas negociaciones con Dak Prescott, quien terminó su contrato la temporada pasada.

Pero las cosas no serán nada fáciles para el equipo de la estrella solitaria, pues tendrán que analizar todas sus opciones y los factores que afectarán la negociación con el quarterback, pero su decisión estará enfocada en volver a ser un equipo que acapare los reflectores, ganador y que pueda alcanzar un Super Bowl.

A Jerry Jones, dueño del equipo, le urge ganar un Trofeo Lombardi, si pudiera comprarlo sin duda alguna ya lo hubiera hecho, y no solo uno, pero no es tan sencillo, así que debe enfocarse en tomar decisiones inteligentes y una de ellas este 2021 será definir si Prescott se queda a corto o largo plazo en Dallas, o lo dejan irse.

¿Qué es lo que más les conviene? Es lo que analizaremos el día de hoy.

El tope salarial los pone en aprietos

Desde la temporada del 2014, el tope salarial en la NFL ha tenido incrementos de poco más de 10 millones de dólares al año, lo que ha permitido a los equipos aprovecharlo durante la agencia libre, sin embargo, este el jueves la liga anunció que para el 2021 el tope salarial será inferior al de las temporadas del 2019 y 2020.

"Como saben, uno de los aspectos acordados en las negociaciones del verano pasado con la NFLPA para manejar las operaciones durante la pandemia establece que el tope salarial del 2021 no será menor a 175 millones", menciona un memorándum de la liga. "Hemos acordado en incrementar el tope salarial mínimo para la temporada 2021 a 180 millones", añade. El escrito también agrega que no es el tope salarial definitivo, pues seguirán analizando la situación.

Esto sin duda alguna afectará los planes de los Cowboys, quienes de por sí ya tenían que ajustar algunos contratos con otros jugadores para poder pensar en la posibilidad de llegar a un acuerdo de largo plazo con Dak Prescott.

Actualmente, según Over The Cap, Dallas tiene un tope salarial de poco más de 19 millones de dólares.

¿Buscar un quarterback en el draft?

Una opción que podrían estar analizando en Dallas es la de conseguir a su futuro mariscal de campo en el próximo draft, pero el panorama no pinta favorable, ya que hay varios equipos en busca de un quarterback.

Trevor Lawrence está más que amarrado con los Jacksonville Jaguars como la primera selección global, después los New York Jets, si es que no llegan a un acuerdo con algún mariscal en la agencia libre, podrían elegir a Zach Wilson. Estos son los dos mejores prospectos, pero aún quedan tres nombres sobresalientes como Justin Fields, Trey Lance y Mac Jones.

Si la decisión del equipo texano es apostar por alguien el próximo draft, podría negociar con algún equipo para escalar posiciones y poder ir por Justin Fields o esperar si Trey Lance o Mac Jones aún están disponibles para el turno N° 10.

¿Ir por alguien en la agencia libre?

Empecemos con los mariscales de campo que son agentes libres y que ya cuentan con experiencia como titulares para poder aportar algo a los Cowboys. Entre los nombres más sobresalientes están Jacoby Brissett, Mitchell Trubisky, Ryan Fitpatrick y Cam Newton.

Brissett tiene 28 años y no ha logrado destacar en su paso por la NFL, sus mejores temporadas fueron en el 2017 y 2019, ambas terminando con récord perdedor de 4-11 y 7-8, respectivamente. En esas dos campañas sumó 31 pases de anotación y 6,040 yardas, así como ocho touchdowns por la vía terrestre. Así que, si nos vamos por esa línea, podría parecer una mejor opción Trubisky, quien pese a sus altibajos en rendimiento, ha sido más constante con los Chicago Bears, siendo su mejor campaña la de 2018, con 24 pases de anotación y 3,223 yardas.

Pese a que ambos son jóvenes, sus números y actuaciones dejan mucho que desear, mismo caso que Newton, quien después de la mala temporada que tuvo con los New England Patriots, difícilmente será candidato para Dallas.

Así que en esta terna solo queda Fitpatrick, un veterano que ha tenido muy buenos juegos con los Miami Dolphins, demostrando que aún tiene algo de 'Fitzmagic'. Pero tampoco sería el reemplazo ideal para Prescott.

Así que solo quedaría buscar un canje, donde el quarterback más codiciado es Deshaun Watson, por quien tendrían que hacer una oferta muy atractiva donde incluyan selecciones de primera ronda y muy probable un jugador estrella, esta opción luce más que complicada

Otro nombre que podría entrar a la lista es Sam Darnold a cambio de una selección de draft

¿Entonces, qué debe hacer Dallas?

Si Jerry Jones quiere tener mayores posibilidades de ganar un Super Bowl su mejor opción se llama Dak Prescott. No hay de otra, no hay tiempo de apostar por un novato o traer a un nuevo mariscal que aprenda el sistema.

Lo que deben hacer los Cowboys es darle un nuevo contrato como jugador franquicia o uno a largo plazo, haciendo los movimientos necesarios para que el tope salarial no sea un impedimento.

Con base en ello podrán trazar un plan a futuro más sólido, sin perder selecciones importantes en futuros drafts, pero de momento, no deberían pensar en nadie más que no sea Prescott.