Antonio Brown resuelve disputa legal con ex preparadora física

Britney Taylor demandó a Antonio Brown en el 2019 acusando al receptor abierto de tres incidentes distintos de agresión sexual

Antonio Brown ha resuelto una disputa civil con su ex preparadora física Britney Taylor, quien acusó en una demanda del 2019 al receptor abierto de agresión sexual.

Se alcanzó un acuerdo extrajudicial, pero bajo los términos del mismo acuerdo, no se pueden revelar los detalles, dijo una fuente a Jenna Laine de ESPN.

"Antonio y Britney han sido amigos por más de una década. Hace varios años, casi se hacen socios de negocios. Recientemente, se vieron involucrados en un agresivo litigio. Habiendo reflexionado en torno a su relación, ambos sintieron que había llegado el momento de seguir adelante. Antonio está agradecido por la excelente asistencia de Britney en los entrenamientos. Están felices de que a Antonio le vaya tan bien con los Bucs y tenga un anillo. Su disputa se ha resuelto y se desean mutuamente gran éxito continuo", dijo el abogado de Taylor, David Haas, en un comunicado.

Brown es actualmente un agente libre después de jugar para los Tampa Bay Buccaneers la temporada pasada. El gerente general Jason Licht dijo este miércoles que los Buccaneers seguirán ponderando un posible regreso para Brown.

"Hemos tenido discusiones a lo largo del receso de temporada y pueden notar que pusimos un énfasis en traer de regreso a nuestros jugadores del año pasado que contribuyeron a nuestro éxito, y él no sería la excepción, así que seguiremos teniendo charlas y veremos a dónde va", dijo Licht.

Licht notó que los Buccaneers firmaron a Brown la temporada pasada cuando su disputa con Taylor estaba en proceso, así que la resolución "no es necesariamente un factor decisivo para seguir o no negociando".

En su demanda, Taylor alegó que Brown la atacó sexualmente en tres ocasiones entre el 2017 y 2018. Antes de interponer esa demanda, Brown y Taylor habían comenzado negociaciones en torno a un acuerdo, con fuentes diciendo a Jeff Darlington de ESPN en el 2019 que Brown declinó firmar un acuerdo que superaba los 2 millones de dólares.

Brown contrademandó a Taylor en el 2019 por difamación y por interferir en sus contratos y patrocinios de la NFL.

Brown y Taylor se conocen de Central Michigan, antes de que Brown entrara a la NFL vía Draft 2010, y los documentos señalan que hubo comunicación mínima entre ambos hasta el 2017.

De acuerdo a la demanda de Taylor, ella y Brown se conocieron en un grupo de estudio bíblico en la escuela, y se hicieron buenos amigos, luego se distanciaron por varios años antes de reconectar en junio del 2017, con Brown contratando a Taylor, quien era gimnasta en Central Michigan, para asistirle en su entrenamiento físico.

Los New England Patriots cortaron a Brown en el 2019 antes de que fuera interpuesta la demanda. Brown se había unido a New England después de ser liberado por los Oakland Raiders a inicios de ese año, pero solamente participó en un partido para los Patriots.

La NFL investigó y suspendió a Brown por los primeros ocho partidos de la temporada del 2020 por violaciones múltiples a la política de conducta personal de la NFL.

Firmó con los Buccaneers la temporada pasada previo a su encuentro de la Semana 9 contra los New Orleans Saints. Brown, de 32 años de edad, lideró a los Bucs en objetivos de pase a lo largo de las cinco semanas finales de la temporada regular, y no registró un sólo pase dejado caer en el 2020. También atrapó un envío de touchdown de Tom Brady en la victoria de los Buccaneers en el Super Bowl LV sobre los Kansas City Chiefs.

Brown pasó las primeras nueve temporadas de su carrera con los Pittsburgh Steelers, y fue seleccionado al Pro Bowl siete veces, con cuatro nominaciones al primer equipo All-Pro.

Información de Jeremy Fowler fue utilizada en la redacción de esta nota.