Alejandro Villanueva, nuevo tackle de Ravens, asegura estar ansioso de jugar ante su ex equipo, los Steelers

OWINGS MILLS, Md. -- Alejandro Villanueva, nuevo liniero ofensivo de los Baltimore Ravens, aseguró estar ansioso por jugar contra su ex equipo, los Pittsburgh Steelers, y aprovechó para lanzar críticas al receptor JuJu Smith-Schuster.

Villanueva reconoció que no tuvo muchas opciones en la agencia libre tras saber que los Steelers no le darían un nuevo contrato y señaló que jugar ante Pittsburgh fue uno de sus incentivos para firmar con el rival de la AFC Norte.

“El hecho de saber que los Ravens son un equipo que juega duro, que juega el tipo de futbol americano que distingue a la AFC Norte y también tener la oportunidad de jugar contra los Steelers, seguro fue algo que me motivó a venir (a Baltimore)”, destacó Villanueva durante su presentación.

Villanueva firmó con Baltimore un contrato por dos años y $14 millones que incluye $8 millones garantizados, indicó una fuente a Adam Schefter de ESPN. Los Miami Dolphins y los Indianapolis Colts también se interesaron en el liniero de origen español, de acuerdo a Jeremy Fowler de ESPN.

Tras firmar con Baltimore, Villanueva se convirtió en el cuarto jugador que ha iso al Pro Bowl que viste el uniforme de los Steelers y los Ravens luego del esquinero Rod Woodson, el safety Carnell Lake y el ala cerrada Eric Green.

Y como si la rivalidad en la AFC Norte necesitara más fuego, Villanueva aprovechó su presentación con los Ravens para criticar a Smith-Schuster cuando se le preguntó sobre la idea de ir a una ofensiva con una filosofía drásticamente distinta.

El tackle dijo que para los linieros ofensivos es mejor jugar con un equipo inclinado a atacar por tierra como los Ravens.

“Asumo que no es muy divertido para los receptores, porque no les lanzan pases siempre, están haciendo TikToks y divirtiéndose en las redes sociales”, agregó Villanueva en clara referencia a Smith-Schuster.

La temporada pasada, Smith-Schuster llamó la atención por publicar festejos en el vestidor en redes sociales y bailes sobre los logos de equipos rivales.