Antonio Brown espera examen físico para firmar contrato en Tampa Bay

Antonio Brown lideró a los Bucs en pases dirigidos a lo largo de los cuatro partidos finales de la campaña regular

TAMPA -- Antonio Brown acordó un contrato por una temporada para seguir con los Tampa Bay Buccaneers el mes pasado, pero el veterano receptor abierto todavía no firma oficialmente la extensión porque necesita aprobar un examen físico después de una intervención en la rodilla, dijo recientemente el head coach Bruce Arians a PewterReport.com.

Brown se sometió a la operación de rodilla exitosamente el martes.

"Es simplemente cuestión del [examen] físico", dijo Arians. "Queramos de regreso a AB. Ha sido un ciudadano modelo en todo el tiempo que ha estado aquí. Lo queríamos de regreso, y nunca ha tenido una cirugía en su vida, así que solo es cuestión de que se haga el examen físico. Así que, sí, lo hemos querido de regreso todo el tiempo".

El gerente general de los Bucs, Jason Licht, dijo a JoeBucsFan.com creer que Brown firmará su contrato el lunes. El convenio es hasta por 6.25 millones de dólares y tiene un valor garantizado de 3.1 millones, incluyendo un bono por firmar de 2 millones de dólares, todo contingente a que Brown pase el examen físico.

Brown lideró a los Bucs en pases dirigidos a lo largo de los cuatro partidos finales de la campaña regular y tuvo una atrapada de 36 yardas de touchdown en la victoria de Tampa Bay en la Ronda de Comodines sobre el Washington Football Team. Sufrió una lesión de rodilla la semana entrante frente a los New Orleans Saints en la Ronda Divisional de playoffs, forzándolo a perderse el Juego de Campeonato de la NFC.

Pero, Brown regresó a jugar en el Super Bowl LV, donde atrapó cinco pases para 22 yardas y una anotación de 1 yarda.

La semana pasada, una demanda fue interpuesta en contra de Brown por su rol en un altercado con un chofer de mudanzas en enero del 2020. La demanda alega que la parte actora, Anton Tumanov, sufrió lesiones severas en el cuerpo y angustia mental en el incidente.

Brown no litigó el cargo de robo con agresión con dos cargos menores relacionadas con el incidente, y sirvió una suspensión de ocho partidos en el 2020 por violar la política de conducta personal de la liga por ese incidente y un alegato de acoso sexual de una artista que trabajó en su casa en el 2017.

El mes pasado, Brown alcanzó un acuerdo respecto a una demanda civil con su ex entrenadora personal, quien lo acusó de agresión sexual en el 2017 y 2018.