El receptor abierto Julio Jones pasa en canje de Falcons a Titans

play
¿Cómo impacta la llegada de Julio Jones a la ofensiva de Titans? (1:27)

Louis Riddick analiza la adición del veterano receptor tras concretarse su canje a la División Sur de la AFC. (1:27)

Tennessee pagará a Atlanta dos selecciones de draft y recibirá una como parte del acuerdo por el receptor abierto All-Pro, Julio Jones

Los Atlanta Falcons acordaron canjear al receptor abierto estelar Julio Jones a los Tennessee Titans este domingo.

A cambio de Jones, los Titans enviarán una selección de segunda ronda del 2022 y una selección de cuarta ronda del 2023 a los Falcons. Junto con Jones, los Falcons enviarán una selección de sexta ronda del 2023 a los Titans.

El acuerdo está pendiente de un examen físico, de acuerdo a los Titans.

Los jugadores de los Titans, Derrick Henry y A.J. Brown, habían expresado vía redes sociales su interés en contar con Jones como compañero de equipo. El mes pasado, Brown publicó un video en TikTok explicando a Jones por qué los Titans serían el lugar perfecto para el receptor abierto.

Los Titans perdieron a dos de sus receptores principales en la agencia libre, con el receptor abierto Corey Davis firmando con los New York Jets y el ala cerrada Jonnu Smith firmando con los New England Patriots.

Jones había sido sujeto de discusiones de canje a lo largo de los dos últimos meses, al tiempo que Atlanta intenta remediar su situación contra el tope salarial. En el programa de FS1 del 24 de mayo, Jones dijo, "Ya estoy fuera de allí", cuando se le preguntó acerca de los Falcons en una llamada telefónica con Shannon Sharpe que salió al aire en el programa "Undisputed". No está claro si Jones estaba al tanto que la llamada estaba siendo televisada.

Jones, cuyo salario base de 15.3 millones de dólares está completamente garantizado por la campaña, tenía programado costarle a los Falcons unos 23.05 millones de dólares contra el tope salarial del 2021, y acarrea cifras de 19.263 millones de dólares para los topes salariales del 2022 y 2023. Al moverlo después del 1° de junio, ofrece alivio financiero a los Falcons contra el tope en la actual campaña, porque la cantidad por dinero muerto que se le debe se divide entre esta campaña y la siguiente.

Los Falcons seleccionaron a Jones sexto global en el draft del 2011, canjeando para ascender en el orden de draft, y entregando una recompensa masiva a los Cleveland Browns por la posibilidad de seleccionar al estelar de Alabama. Atlanta, para ascender y adquirir a Jones, entregó su selección de primera ronda del 2011 (N° 26 global), su selección de segunda ronda, dos selecciones de cuarta ronda, y su selección de primera ronda del 2012.

Jones, de 32 años de edad, es el líder receptor para los Falcons en recepciones (848) y yardas (12,896), y se coloca segundo, solamente detrás de Roddy White, en recepciones de touchdown (63). Sus 95.5 yardas por recepción por juego son la mejor cifra en la historia de la NFL, casi 10 yardas más que el miembro del Salón de la Fama, Calvin Johnson, quien se coloca segundo (86.1).

Jones, sin embargo, sufrió una de sus peores campañas en el 2020, limitado a nueve partidos por lesión, con 51 atrapadas para 771 yardas y tres touchdowns. Aunque sus 15.1 yardas por recepción fue su total más alto desde 2017 y su tasa de atrapadas de 75 por ciento fue el mejor de su carrera, sus 85.7 yardas por encuentro fueron su menor total desde el 2012, su segundo año en la liga.

Los Falcons sí tienen opciones para ocupar el vacío que deja Jones. Calvin Ridley, cuya opción de quinto año de contrato de novato fue ejercida por Atlanta en mayo, tomará el rol de receptor abierto primario, y una combinación de Kyle Pitts --ala cerrada, recluta de primera ronda del pasado draft--, Russell Gage, Olamide Zaccheaus y novato de sexta vuelta Frank Darby, podrían ver roles mayores con Jones fuera.

Información de Dianna Russini, Adam Schefter y Michael Rothstein fue utilizada en la redacción de esta nota.