Bruce Arians optimista por nueva campaña de vacunación para Buccaneers

El head coach de los Buccaneers dijo esperar largas filas en la más reciente campaña de vacunación en Tampa Bay para jugadores y familias

TAMPA -- El head coach de los Tampa Bay Buccaneers, Bruce Arians, no ha sentido la necesidad de llevar a un especialista a hablar con sus jugadores sobre la vacuna de COVID-19, algo sobre lo cual algunos jugadores a lo largo y ancho dela liga han expresado escepticismo en días recientes.

Mientras que el head coach del Washington Football Team, Ron Rivera, llevó a la inmunóloga de Harvard, Kizzmekia S. Corbett, para charlar con sus jugadores el martes por la noche, Arians dijo el jueves, "Yo soy el especialista".

Dijo a los jugadores, "Si quieren regresar a la normalidad, vacúnense".

Arians dijo que los Bucs celebraban una campaña de vacunación para jugadores y sus familias en las instalaciones.

"Habrá una larga fila allá ahora", dijo Arians. "Estamos muy cortos ahora. Espero que tengamos una fila muy larga".

Campañas previas de vacunación también se han llevado en las instalaciones para coaches y emplados. La meta es tener al 85 por ciento del equipo vacunado, algo que Arians siente estará más cerca después de la actual campaña.

"Todos aquí están cansados de reunirse afuera y comer afuera, y todas esas cosas que debimos hacer el año pasado", dijo Arians. "Sigue siendo una elección personal, pero no veo motivo para no estar vacunado".

Cuando se le preguntó si algunos jugadores expresaron preocupación o escepticismo, como hizo el miércoles Montez Sweat de Washington, Arians dijo, "No he hablado con alguien que se haya resistido a ello. Son demasiado perezosos para ir por una".

El linebacker externo Shaq Barrett dijo que él y su esposa, Jordanna, recibieron la vacuna. Sus cuatro hijos todavía no tienen la edad suficiente para calificar para la vacuna en este momento, dado que la CDC actualmente recomienda sea para personas de 12 años en adelante.

Barrett se perdió el final de temporada ante los Atlanta Falcons por ser un contacto cercano a un compañero que arrojó positivo, pese a que él nunca dio positivo. De todos modos, se vio obligado a una cuarentena de cinco días. Sus hijos pasaron el año escolar aprendiendo desde casa en el 2020, y no se juntaron con otros niños por preocupaciones en torno al virus.

"Es 'A cada quien lo suyo'. Yo lo recomiendo", dijo Barrett este jueves. "No sé por qué la gente no la recibiría. Pero sea lo que te tenga cómodo, lo que te ayude a dormir por la noche, lo haces. Pero me gustaría que el 85 por ciento del equipo estuviera vacunado".