¿Cuáles deben ser las expectativas reales de Trevor Lawrence como novato?

Descrito como un talento generacional, en Jacksonville esperan que las victorias de la mano de su nuevo pasador, Trevor Lawrence, no tardarán demasiado en llegar

JACKSONVILLE -- El novato de los Jacksonville Jaguars, Trevor Lawrence, sido descrito como un talento generacional, y Mel Kiper Jr. lo ranqueó como el cuarto mejor prospecto en la posición de quarterback que jamás haya evaluado.

Lawrence tiró para 10,098 yardas y 90 touchdowns contra 17 intercepciones, completó el 66.6 por ciento de sus pases y corrió para 943 yardas y 18 touchdowns más en tres campañas en Clemson.

Ganar y conseguir campeonatos son parte de quién es: Lawrence sumó cuatro derrotas en total como quarterback titular en preparatoria y colegial. Conquistó dos títulos estatales, tres coronas de la ACC y un campeonato nacional.

Fue el primer recluta global y ha quedado emparejado con el head coach Urban Meyer, un gurú de la ofensiva abierta que nunca tuvo una campaña perdedora como entrenador en jefe universitario, además de conquistar dos campeonatos nacionales en Florida y uno más en Ohio State.

Así que, es entendible que las expectativas para Lawrence en su primera campaña de NFL sean astronómicas. ¿Podría, acaso,

  • Convertirse en apenas el quinto novato en tirar para más de 4,000 yardas en una campaña (o quebrar la marca de Andrew Luck de 4,374 yardas)?

  • Ser nombrado el Novato Ofensivo del Año en la NFL?

  • Convertirse en el primer quarterback novato en guiar a su equipos hasta un Super Bowl?

Aunque los récords individuales podrían ser realistas porque los quarterbacks jóvenes están brillando en la NFL luego de que las modificaciones a las reglas han abierto el juego aéreo --además de que existe un partido N° 17 de temporada regular a partir de este año-- llevar a los Jaguars hasta una marca positiva y una aparición de playoffs es, casi con certeza, demasiado pedir. Históricamente, no ha sido sencillo para los quarterbacks seleccionados N° 1 global (la mejor comparación, porque esos jugadores enfrentan mayor presión para brillar) hacerlo.

Desde el 2000, los 14 quarterbacks seleccionados primero global en el draft de la NFL han promediado 3.8 victorias, 13 pases de touchdown, 12 intercepciones y una tasa de pases completos de 56 por ciento como titulares en sus campañas debut, de acuerdo a ESPN Stats & Information. Desde 1970, Luck fue el único quarterback, de entre 25 tomados primero global, en tener marca ganadora. Incluso, esa fue una situación inusual, porque los Colts ganaron 10 o más partidos del 2002 al 2010 con Peyton Manning, pero se perdió la temporada del 2011 con una lesión en el cuello y los Colts se fueron 2-14 sin él. Luck se unió a un equipo con Reggie Wayne y T.Y. Hilton, con el novato imponiendo la marca antes mencionada en yardas por pase.

John Elway es el único otro quarterback tomado primero global desde 1970 en liderar a su equipo a los playoffs (aunque no jugó para los Baltimore Colts, el equipo que lo reclutó). Comenzó la campaña de 1983 como titular para los Broncos, pero fue enviado a la banca por Steve DeBerg antes de volver a iniciar cuando DeBerg se lesionó. Elway se fue con marca de 4-6 como titular, tiró siete pases de anotación contra 14 intercepciones y completó el 47.5 por ciento de sus pases.

Solamente ocho de los 25 quarterbacks tomados primero global iniciaron una temporada competa, Durante la pasada década, han habido cinco: Kyler Murray, Luck, Jameis Winston, Cam Newton y Sam Bradford. Murray ganó cinco partidos, Winston y Newton seis, y Bradford siete; todos esos totales de victorias fueron mejores que los del año previo para sus respectivos equipos.

La situación de Lawrence es más comparable a la de Murray, Winston, Newton y Bradford, porque los Jaguars no están a un quarterback del éxito. Se fueron con marca de 1-15 en el 2020, y la defensiva cedió la mayor cantidad de puntos y yardas en la historia de la franquicia, ahora cambiará de un esquema 4-3 a un 3-4 bajo el coordinador nuevo Joe Cullen.

Así que, es probable que sea difícil que lleguen las victorias en el 2021, pero un ex quarterback de la NFL y ahora analista para ESPN, dice que ganar no debe ser el enfoque, de todos modos.

"No se puede pedir eso [mostrar progreso consistente y convertirse en un quarterback de la NFL] de un jugador, y al mismo tiempo colocarle el lastre de ganar partidos de fútbol americano", dijo Dan Orlovsky, quien pasó siete campañas en la NFL con los Detroit Lions, Houston Texans, Indianapolis Colts y Tampa Bay Buccaneers. "Ahí es donde muchos equipos, en mi opinión, que eligen a quarterbacks jóvenes, fallas. 'Quiero que te desarrolles, pero debes ayudarnos a ganar partidos los domingos'. Esas dos cosas no suceden. Porque todos odiamos perder. Cuando ganar a toda costa entra a mi cerebro, revierto a mis viejos hábitos --y malos hábitos-- porque estoy haciendo lo que sea para ganar, y ahí es donde se frena el desarrollo.

"Así que, eso es lo más importante para Urban y Jacksonville. Pienso que se va a requerir de una disciplina tremenda del propietario, gerente general y head coach. Pienso que se requeriría paciencia de todas esas personas, Pero, va a requerir que toda esa comunidad marchen juntos hacia el mismo punto, pero no presionando a Trevor Lawrence con enfocarse en los resultados, sino en el proceso".

Excepto que, así no está programado Meyer. Él cree que es posible hacer ambas cosas, y su marca colegial es evidencia: 187-32 y 10 o más victorias en 12 de sus 17 temporadas. Meyer reiteradamente ha dicho que la meta es ganar ahora, pero admite que no es sencillo hacerlo con un quarterback novato, y existe el riesgo de pedirle demasiado a Lawrence.

"La realidad es que todos en la organización saben, sea quien sea que esté sobre el campo, nos dará la mejor oportunidad de ganar", dijo Meyer. "No estamos pensando en cuatro o cinco años a futuro, pero la realidad es que debes hacerlo, es el primer recluta global. Así que, [el coordinador ofensivo Darrell] Bevell y [el coordinador del juego aéreo Brian] Schottenheimer, confío en ellos, pero al final, tendrá que tomar una decisión para los chicos que nos ayuden a ganar. Pero, es una gran pregunta, es una conversación para el diario".

A los quarterbacks novatos --no solamente aquellos elegidos primero global-- les cuesta trabajo conseguir marcas ganadoras, pero no está fuera de la realidad para Lawrence y los Jaguars dar un salto de ocho partidos en el 2021. De acuerdo a ESPN Stats & Information, Russell Wilson (11-5), Luck (11-5) y Robert Griffin III (9-6) tuvieron, cada uno, marca ganadora como titular en el 2012 y otros cuatro lo han conseguido desde el 2013: Dak Prescott (13-3 en el 2016), Lamar Jackson (6-1 en el 2018), Drew Lock (4-1 en el 2019) y Tua Tagovailoa (6-3 en el 2020).

Lo que es todavía más probable es que los Jaguars sean mucho mejores que un 1-15 en el 2021, y todavía muestren mayor progreso en el 2022, conforme Lawrence y Meyer se ajusten a la NFL. lo que hicieron los Buffalo Bills con Josh Allen y Cleveland Browns con Baker Mayfield debe ser el mapa a seguir para los Jaguars con Lawrence, dijo Orlovsky.

Los Bills tuvieron dos temporadas ganadoras en los 13 años antes de seleccionar a Allen séptimo global en el 2018. Allen sufrió como novato, completando el 52.8 por ciento de sus pases y tirando para 10 touchdowns y 12 intercepciones. Mejoró en su segunda campaña (58.8 por ciento, 20 touchdwons, nueve intercepciones) y los Bills se metieron a los playoffs por apenas la segunda ocasión desde 1999. La temporada pasada, Allen condujo a los Bills al título de la AFC Este --el primero para la franquicia desde 1995-- y al Juego de Campeonato de la AFC.

Cleveland seleccionó a Mayfield primero global en el 2018, pero inició a Tyrod Taylor en los tres primeros partidos antes de que Mayfield tomara las riendas en la Semana 4, convirtiéndolo en el quarterback N° 30 en iniciar un partido para los Browns desde 1999. Lanzó 27 touchdowns y 14 intercepciones, y completó el 63.8 por ciento de sus envíos como novato, y aunque sus números cayeron en el 2019 (59.4 por ciento, 22 touchdowns, 21 intercepciones), se recuperó en su tercera campaña y los Browns llegaron a playoffs por primera ocasión desde el 2002, sumando su segunda temporada ganadora en ese periodo.

Como los Bills y Browns, la organización de los Jaguars está desesperada por un quarterback franquicia, y el éxito que pudiera llegar con él. Jacksonville ha perdido 10 o más partidos en nueve de los últimos 10 años, y han gozado apenas una marca ganadora y una aparición de playoffs desde el 2007. Aunque un regreso a los playoffs podría ser poco realista, es posible que Lawrence continúe la tendencia de la última década de conseguir grandes números.

Desde que Newton se convirtiera en el primer pasador novato en superar las 4,000 yardas por aire en el 2011, otros tres lo han conseguido, incluyendo a Herbert la temporada pasada (4,336 yardas, a 38 del récord de novato de Luck). Mayfield tiró 27 pases de touchdown en el 2018, rompiendo la marca compartida por Manning y Wilson (26), y Herbert se convirtió en el primer novato en superar la barrera de los 30 pases de touchdown la temporada pasada.

Los Jaguars regresan a su línea ofensiva titular completa, al corredor de 1,000 yardas, James Robinson, y al receptor de Pro Bowl del 2019, DJ Chark Jr., además de haber sumado al receptor abierto veterano Marvin Jones Jr. y al corredor novato Travis Etienne. Descontando lesiones, Lawrence, al menos, tiene la posibilidad de reescribir los récords de pases para novatos de los Jaguars.

Las expectativas para Lawrence en el 2021 con un poco más modestas.

"Solo quiero dominar a la ofensiva", dijo Lawrence. "Quiero tener control completo y saberlo todo y estar cómodo. Realmente no se puede jugar libre y jugar bien si no sabes lo que haces.

"Ese es el plan, y comienza con el quarterback. Obviamente, debo estar listo y haré todo lo que pueda para cerciorarme de que sea el caso. Estoy emocionado por comenzar".

Enfrentar expectativas masivas no es territorio desconocido para Lawrence, a sus 21 años de edad. Ha vivido con ellas desde que se convirtió en adolecente.

Obtuvo el puesto titular en su primer año de preparatoria, liderando a Cartersville (Georgia) High a 41 victorias consecutivas y dos títulos estatales, y rompió récords del estado en yardas por pase y touchdowns. Lawrence fue el recluta N° 1 del país, y firmó con Clemson, donde ganó el puesto titular y el título nacional en su primer año. Condujo a los Tigers a tres apariciones del College Football Playoff y finalizó su carrera tercero en la lista de yardas por pase de todos los tiempos, y segundo en pases de touchdown, de la escuela.

Más allá de las expectativas colocadas sobre él --realistas o no--, no hay modo de que Lawrence falle, de acuerdo al head coach de Clemson, Dabo Swinney.

"Está bien preparado", dijo Swinney. "A lo que está llegando, las expectativas, esas cosas, eso es su normal, y ha sido por mucho tiempo".