Esposa de Dwayne Haskins enfrenta cargo de violencia doméstica contra el quarterback

El equipo de Pittsburgh se dijo "al tanto de la situación", pero no ofreció mayor comentario respecto al incidente de Dwayne Haskins y su esposa

La esposa de Dwayne Haskins enfrenta un cargo por violencia doméstica derivado de una supuesta agresión involucrando al quarterback de los Pittsburgh Steelers que ocurrió en una habitación de hotel en Las Vegas a inicios de este mes, de acuerdo a múltiples reportes.

Kalabrya Gondrezick-Haskins enfrenta un cargo por agresión y violencia doméstica resultando en daño corporal, luego de un altercado ocurrido el 3 de julio, en The Cosmopolitan.

Según reportes, Gondrezick-Haskins es acusada de golpear a Haskins en la boca, y otras lesiones que sufrió Haskins fueron, según se reportó, "de naturaleza sustancial".

Haskins, de 24 años de edad, tenía abierto el labio superior y le faltaba un diente, además de que sufrió otras lesiones en la boca que requerirán trabajo dental para reparar sus dientes, según reportes.

Se llamó a la policía al hotel cerca de las 2:30 a.m., tiempo del Pacífico, de acuerdo a reportes, y Haskins fue llevado al hospital por la lesión en el rostro.

Gondrezick-Haskins dijo a la policía, de acuerdo a los reportes, que la pareja se casó en marzo, y estaban en Las Vegas para celebrar con amigos y renovar sus votos. En algún punto de la velada, hubo una discusión que escaló cuando ella supuestamente golpeó a Haskins en la boca.

Haskins, de acuerdo a reportes, dijo que recordaba haberse involucrado en una pelea con su esposa, pero dijo no recordar haber sido golpeado en la boca. Al hacer una búsqueda en la habitación, oficiales hallaron un pedazo de diente y sangre, de acuerdo a reportes.

"Estamos al tanto de la situación, pero no tendremos comentario", señalaron los Steelers este jueves, cuando se les pidió emitir una postura al respecto.

Haskins, un ex recluta de primera ronda del Washington Football Team en el 2019, firmó un acuerdo por una temporada con los Steelers en enero, con la esperanza de revivir su carrera de NFL.