Con un Dak Prescott en gran forma, Cowboys llevan a los campeones Buccaneers hasta el límite

Prescott terminó con 403 yardas, igualando el récord de su carrera en pases completos (42) y estableciendo un récord personal en intentos (58) para terminar con tres pases de touchdown

TAMPA, Fla. - Todo el mundo asociado con los Dallas Cowboys dijo que creía que Dak Prescott sería Dak Prescott en la apertura de la temporada 2021.

Resulta que tenían razón, pero eso no fue suficiente para vencer a Tom Brady y al campeón defensor del Super Bowl Tampa Bay Buccaneers cuando los Cowboys perdieron, 31-29 el jueves, con un gol de campo de 36 yardas de Ryan Succop con dos segundos por jugar.

Teniendo en cuenta que fue la primera actuacipon de Prescott en 11 meses después de una dislocación y fractura compuesta de su tobillo derecho, y un campo de entrenamiento en el que estaba limitado por una distensión del músculo dorsal ancho en su hombro derecho, el juego de Prescott fue asombroso, si no sorprendente.

Un pase completo de 31 yardas en tercera y 11 para CeeDee Lamb en la jugada después de que la advertencia de dos minutos puso a los Cowboys en posición para el gol de campo de ventaja de Greg Zuerlein con 1:24 por jugar desde 48 yardas, pero Tom Brady respondió a la grandeza de Prescott con grandeza propia.

Prescott terminó con 403 yardas, igualando el récord de su carrera en pases completos (42) y estableciendo un récord personal en intentos (58) para terminar con tres pases de touchdown y una intercepción. Fue el octavo juego de al menos 400 yardas aéreas en su carrera y el cuarto en sus últimas seis aperturas.

Lanzar tanto puede no ser la mejor fórmula para los Cowboys. Prescott está ahora 4-11 cuando lanza 40 o más pases en un juego.

A las 5:54 p.m. este de los EE.UU., Prescott hizo su primera aparición en el campo, pasando por lo que ahora es un calentamiento normal para su tobillo derecho reparado quirúrgicamente y sus típicos ejercicios de empuje de cadera y torsión de hombros. Durante los calentamientos previos al juego, no podía quedarse quieto, caminando de lado a lado, saludando a sus compañeros de equipo mientras quemaba energía por los nervios.

Una vez que comenzó el juego, se veía como lo hacía cuando estaba sano en 2020.

Intentó un récord personal de 32 pases en la primera mitad. Solo un mariscal de campo lanzó más pases antes del medio tiempo la temporada pasada: Patrick Mahomes de los Kansas City Chiefs hizo 33 contra los Buccaneers en la Semana 12. Al final del tercer cuarto, tuvo 47 intentos de pase, la mayor cantidad de cualquier mariscal de campo en tres cuartos en un juego desde Aaron Rodgers en la Semana 7 contra los Chicago Bears 2016 cuando Mike McCarthy era su entrenador con los Green Bay Packers.

Su primer pase completo fue de 28 yardas para Amari Cooper. Después de que los Buccaneers tomaran una ventaja de 7-0 en una serie de 94 yardas, Prescott respondió completando sus siete pases para 75 yardas, culminando con un pase de touchdown de 22 yardas a Lamb en un movimiento doble.

En el segundo cuarto, lanzó su primero de dos pases de touchdown a Cooper; con calma disparó el pase para Cooper. En la jugada anterior, Prescott tuvo su primera carrera, una ganancia de 7 yardas, en una jugada rota.

En la tercera jugada de la segunda mitad, Prescott demostró que aún podía recibir un golpe, al ser maltratado por Ndamukong Suh mientras completaba un pase de primer intento a Cooper en una serie que terminó en un gol de campo. El coordinador ofensivo Kellen Moore ordenó una carrera de mariscal de campo para Prescott más adelante en esa serie, y pudo eludir la presión de los Buccaneers.

Fue capturado solo una vez en la noche mientras que los Cowboys no tienen a su mejor liniero ofensivo, el guardia derecho Zack Martin, quien está en la lista de reserva / COVID-19.

Tuvo su primera intercepción en el día inaugural cuando un tiro profundo a Lamb se desvió de las manos del receptor a las de Carlton Davis.

Para preparar la patada de Zuerlein, Prescott superó dos sanciones a su línea ofensiva, encontró a Lamb para la jugada más importante y conecto con Cooper para una ganancia de 10 yardas y poner a los Cowboys en el rango de gol de campo.

En muchos sentidos, la noche de Prescott se reflejó en 2020. Puso números gigantes, pero los Cowboys perdieron de todos modos con la defensa incapaz de proteger el liderato con los actos heroicos de Brady.

En los primeros cuatro juegos completos, intentó al menos 39 pases. Lanzó para 450, 472 y 502 yardas en tres juegos consecutivos con ocho touchdowns y tres intercepciones en las semanas 2-4 antes de que terminara su temporada el 11 de octubre de 2020 contra los New York Giants. Estaba en camino de lanzar más de 6.000 yardas cuando se lesionó.

Se sometió a dos cirugías después de lastimarse, soportó horas de rehabilitación, firmó un contrato de $ 160 millones en marzo y lidiaba con preguntas constantes sobre su hombro después de salir de una práctica del 28 de julio.

Respondió a todas las preguntas el jueves, incluso si él y los Cowboys nunca tuvieron ninguna.