Oklahoma vence a Nebraska en otro duelo con tintes de clásico

play
D.J. Graham con una intercepción que dejó boquiabiertos a todos (0:39)

El esquinero de Oklahoma hizo esta impresionante atrapada (0:39)

NORMAN, Okla- La jornada se presagiaba para ser única por muchos motivos. Se reviviría una rivalidad luego de 10 años; se rendiría homenaje a los participantes en el Partido del Siglo y que se daría una fuerte batalla entre Oklahoma y Nebraska.

Todo eso sucedió y hasta con un ingrediente extra: Lincoln Riley, coach de los Sooners, estuvo a punto de retar una intercepción... de su propio equipo.

Durante el último cuarto del duelo en que Oklahoma venció 23-16 a Nebraska, el esquinero de Oklahoma, D.J. Graham hizo una intercepción a una mano en su propia yarda tres, con 8:16 restantes en el juego.

Riley inmediatamente fue y habló con los oficiales. "Podría haber sido el primer entrenador en la historia en desafiar una jugada en la que obtuvimos una intercepción", dijo riendo. "Tenía la esperanza de que no lo hubiera sido".

Un pase incompleto hubiera permitido a los Sooners comenzar en su yarda 24, pero al estar en lo profundo de su propio territorio, Riley optó por jugar de manera conservadora.

Después de una patada de despeje, Samori Toure devolvió 10 yardas y le dio a Nebraska el balón en la yarda 38 de OU.

Los Cornhuskers anotaron tres jugadas más tarde con un pase de touchdown de 21 yardas de Adrián Martínez para reducir la ventaja de Oklahoma a 23-16 con 5:38 por jugar.

"Pensé que no tenía la intercepción", dijo Riley, y agregó que le preguntó a sus asistentes quienes le confirmaron que lo era. "Podría haberlo desafiado".

La posición de campo fue uno de los factores que más pesó en el partido de este sábado, con dos rivales que no se han enfrentado desde 2010 disputando un juego apretado que a menudo se sentía otro de los clásico del Big 8.

El juego contó con dos goles de campo fallados por Nebraska, uno de Oklahoma y un punto extra bloqueado por los Sooners, que Pat Fields, de OU, devolvió 100 yardas para dos puntos al final del tercer cuarto que extendió una ventaja de 14-9 a 16-9.

Oklahoma tenía ventaja de 7-3 en el medio tiempo y anotó la menor cantidad de puntos en cualquier juego bajo Riley, rompiendo una racha sumar al menos 27 puntos en 65 juegos, la más larga de cualquier equipo en la era de las encuestas de AP (desde 1936).

"Fue un partido muy reñido", dijo Riley. "Sabías que sería. Al traer de vuelta este juego, todos sintieron lo especial que sería. Ambos equipos estuvieron a la altura de la ocasión. Fue un juego difícil que significó mucho para ambas escuelas y sus aficionados".

El quarterback Spencer Rattler acertó 24 de 34 pases, pero el más largo fue de solo 23 yardas, y terminó con 214 yardas y un pase de touchdown, adempas de otro por carrera.

Riley dijo que Rattler respondió mejor el sábado que el año pasado en su primer año como titular, y que tenía total confianza en él y estaba convencido de que la ofensiva tomaría forma.

"Estamos a un paso. Sin embargo, llegaremos allí. Te lo prometo. Llegaremos allí pronto", dijo Riley.