Falleció el cofundador del 'Hoyo Negro' en Oakland, Rob Rivera

play
Sutcliffe: 'Los Raiders han rehabilitado jugadores de adiciones y la están rompiendo' (1:49)

Hoy en ESPN INSIDER hablamos de los jugadores que han tenido adiciones y ahora, con una segunda oportunidad, lo están haciendo muy bien en Las Vegas Raiders. (1:49)

Rob Rivera, quien estaba en sus 50s, se vio inspirado para crear la sección después de ver a los Browns y su 'Dawg Pound' en la televisión, en 1994

LAS VEGAS -- Rob Rivera, cofundador del icónico 'Hoyo Negro', una sección en las tribunas para aficionados de los Raiders cuando el equipo jugaba en Oakland, falleció esta semana por complicaciones relacionadas al COVID-19.

Rivera, quien estaba en sus 50s, se vio inspirado para crear la sección después de ver a los Cleveland Browns y su 'Dawg Pound' en la televisión, en 1994.

"Pero hagámoslo con rabia", recordó Rivera para un episodio de E:60 de ESPN, en el 2019.

El Hoyo Negro estaba en la cabecera sur del Oakland Coliseum, y ahora ha aparecido en la cabecera sur del nuevo Allegiant Stadium en Las Vegas.

"Es probablemente el fanático más importante en la historia de los Raiders, construyendo y creciendo el Hoyo Negro en Oakland", dijo el locutor de radio John Tournour, también conocido como 'J.T. The Brick', quien hará un programa tributo a Rivera el miércoles. "Hay muchos tipos que se ponen un disfraz, y nada en contra de ellos, pero él estaba orgulloso del Hoyo Negro. Él lo vivía.

"Lo triste es que nunca tuvo la posibilidad de ir a Vegas a ver un partido. Tenía planes de viajar en esta temporada y usar mis asientos. Pero falleció por esta terrible pandemia, que debe tener la atención de todos. Si le puede suceder a Rob del Hoyo Negro, le puede suceder a quien sea"

El Hoyo Negro, una de las secciones de fanáticos más icónicas en la NFL y que se refiere a sí misma como el grupo más notable de aficionados de la liga, tiene 28 capítulos a lo largo del país, así como representación en México, Australia y Alemania.

Rivera dijo a ESPN que el Hoyo Negro era un "fenómeno de fanáticos", y despegó con los aficionados pintándose la cara y apareciéndose con disfraces.

"Hemos tenido que batallar contra el estereotipo negativo de la Raider Nation", explicó Rivera. "Si alguna vez deseas la mejor experiencia de aficionado en el fútbol americano, intérnate en el Hoyo Negro, porque es lo que vas a recibir".

Los Raiders, quienes llamaron casa a Oakland desde 1960 a 1981 antes de mudarse a Los Angeles de 1982 hasta 1994, retornaron a Oakland en 1995. Un puñado de súper fanáticos han hecho el viaje desde la bahía a Las Vegas, a donde se mudó el equipo en el 2020. No se permitió el acceso a aficionados en el estadio la temporada pasada debido a las normas por la pandemia, y solamente se permite la entrada a aquellos que están vacunados, ahora.

"Su visión era que un día, con el dirigible mirando desde arriba, el estadio entero fuese el Hoyo Negro, pero el latido del corazón sería la Sección 105", dijo Mark Acasio, quien también es conocido por el apodo "Gorilla Rilla" en días de juego, y quien ha hecho la transición a Las Vegas.

"Me vendió su asiento personal para sentarme en el Hoyo Negro en 1996 y me tomó bajo su ala para ser parte de todo ello, y creció a partir de allí", explicó Acasio. "Con el reinicio en Las Vegas, su legado y espíritu aloha seguirá creciendo".