¿Hacia dónde se dirigen los Raiders tras la abrupta salida de Jon Gruden?

play
¿Qué precedentes sienta la renuncia de Jon Gruden? (1:40)

El head coach se vio orillado a dejar su puesto con los Raiders después de que algunos e-mails suyos salieron a la luz. (1:40)

La repentina partida del coach por el escándalo de correos electrónicos deja a la organización es una posición difícil con muchas interrogantes por responder; recuerda que puedes seguir la NFL a través de Star+, ¡suscríbete aquí!

HENDERSON -- Jon Gruden se fue, la cascada de correos electrónicos incendiarios y ofensivos selló su destino cuando renunció como entrenador en jefe de Las Vegas Raiders el lunes por la noche, en la cuarta temporada de su contrato por 10 años y 100 millones de dólares.

El impactante desarrollo, cinco juegos después de comenzar la temporada del 2021, deja más interrogantes que respuestas ya que el equipo, que tuvo un inicio 3-0, está actualmente en una racha de dos derrotas consecutivas y se dirige a Denver el fin de semana. ¿Preguntas? Tenemos respuestas... eso pensamos.

¿Por qué Rich Bisaccia es el entrenador en jefe interino en lugar de Gus Bradley o Tom Cable?

Técnicamente, porque Bisaccia era el entrenador en jefe asociado, él era el siguiente en la línea. También, es uno de los entrenadores de equipos especiales más respetados en la liga --si no el que más-- y domina el vestidor como nadie más. Su voz retumbante se sigue en el campo en más de un sentido. Bradley, por su parte, necesita mantener su atención en la defensiva. Ha mejorado enormemente en su primer año como coordinador defensivo, entonces, ¿por qué meterse con lo que ha sido bueno? Déjenlo así.

Cable tiene experiencia previa como entrenador en jefe, con los Raiders, nada menos, pero tiene las manos llenas con una línea ofensiva renovada y en constante cambio. Sin embargo, tengan en la mira a Greg Olson, ya que era más un entrenador de mariscales de campo que un verdadero coordinador ofensivo bajo la dirección de Gruden, pero ahora debería ser el encargado principal de enviar las jugadas.

¿Quién debería estar en la lista de candidatos a entrenador en jefe?

Por más de una razón, Mark Davis debería tener al coordinador ofensivo de los Kansas City Chiefs, Eric Bienemy, en su agenda. Los Raiders no solo podrían robar un coordinador ofensivo de un rival divisional, sino que esa contratación también sería una señal que los Raiders se toman en serio el compromiso con la diversidad. Sobre todo, a raíz de los correos electrónicos de Gruden que tenían tonos raciales, homofóbicos y misóginos.

También, estén atentos al entrenador en jefe de Stanford, David Shaw, un ex asistente de los Raiders de 1998 al 2001 bajo las órdenes de Gruden. Desde luego, si los Raiders siguen adelante bajo el mando de Bisaccia, o la ofensiva se endereza con Olson llamando las jugadas, también se justificaría su consideración. A Davis le gusta la tradición e historia cuando se trata de la única franquicia que conoce.

¿Cuánto retrasa a la franquicia la salida de Gruden?

¿Qué tal, demasiado? Después de todo, firmó un acuerdo por 10 años cuando fue contratado. Gruden fue contratado después de lo que Davis llamó "un baile de siete años" y, hasta la semana pasada, tenía la mayor seguridad en la NFL. La mudanza a Las Vegas, aunque consumado antes que Gruden aceptara volver, se alineó con su regreso a las laterales.

El rostro de Gruden dominaba los anuncios alrededor de la ciudad mientras se construía el Allegiant Stadium para tentar a los posibles compradores de boletos para toda la temporada. El estadio se encuentra en la esquina de la Al Davis Way y Dean Martin Drive, pero la franquicia se encuentra en una encrucijada. Y debido a que Gruden renunció, hay que preguntarse si los Raiders están comprometidos por los más de 60 millones restantes en su contrato.

¿Cómo afecta esto al quarterback Derek Carr, quien tuvo el mejor inicio de su carrera en los primeros tres juegos?

A su regreso a los Raiders en el 2018, Gruden cambió su estilo frenético de entrenar para adaptarse a las sensibilidades de Carr y Carr ha respondido de la misma manera, mejorando cada año bajo la tutela de Gruden. Pero, ¿una relación volátil, aunque productiva como la que Gruden tuvo con Rich Gannon a principios del siglo? Ni siquiera cerca.

Carr tuvo un momento difícil cuando el receptor abierto Antonio Brown hizo estallar a los Raiders en el 2019, así que será interesante cómo responde ahora con la partida de Gruden. No obstante, tiene una relación más larga con Olson, quien fue su coordinador ofensivo con los Raiders como novato en el 2014. El impacto de la abrupta salida de Gruden lo impulsará a convertirse más en un líder y rostro de la franquicia con mayor libertad dentro del campo, o Carr --quien al parecer no está interesado en negociar una extensión contractual durante la temporada-- simplemente jugará sin nada que ganar. Y con Gruden, su mayor defensor dentro del edificio, fuera, ¿cuánto tiempo más será Carr un Raider?

¿Tomará Mike Mayock el control del personal de jugadores?

¿Quién más sería? Miren, Mayock es el gerente general, contratado con la aprobación de Gruden, pero Mayock también reconoció que Gruden tenía la decisión final sobre los movimientos en la plantilla. Esto libera a Mayock, quien definitivamente estaba en la silla caliente (ya sea de manera justa o injusta) después de tantas aparentes fallas en el draft hasta el momento, Clelin Ferrell, reclutado con la cuarta selección global en el draft del 2019, solo participó en 11 jugadas defensivas en la derrota del domingo ante los Chicago Bears. Mayock construirá o destruirá su propio legado en el futuro, y es posible que Davis no tenga el estómago para reformar por completo la gerencia. Otra vez.