El ranking de quarterbacks tras la Semana 5 de la temporada regular

¿Quiénes fueron los pasadores que más brillaron y los que se quedaron en la oscuridad durante la quinta jornada de la campaña?

En términos generales, no hubo actuaciones tan malas en la Semana 5 de la temporada regular de la NFL como en otras ocasiones: al menos, no hubo desempeños que se ganaran puntuaciones en el Total QBR de un dígito. En cambio, al lado contrario del espectro, hubo una salida que sí logró superar la barrera de los 90 puntos.

Como es usual, presentamos --en estricto orden alfabético-- los cinco mejores y cinco peores quarterbacks de la Semana 5 en la NFL.

Cinco quarterbacks al alza

Josh Allen, Buffalo Bills. La discusión por el mejor quarterback actualmente en la NFL ha dejado de ser exclusiva de Arrowhead Stadium, y se divide entre varias sedes, una de ellas Buffalo. Allen disfrutó una salida estelar más de visita en Kansas City, completando 15 de 26 intentos de pase para 315 yardas con tres touchdowns sin intercepciones, y 11 acarreos para 59 yardas con otra anotación. Esos números le redituaron en el único Total QBR de la jornada que superó los 90 puntos, un 91.6, y también lideró a la liga con un promedio enorme de 12.12 yardas por intento de pase. Allen está dejando la vara bien alta para el resto de los jóvenes pasadores de la AFC Este.

Tom Brady, Tampa Bay Buccaneers. ¿Cómo es posible que un quarterback juegue mejor y sea más productivo de los 40 años en adelante que durante sus 20s? Esa es la verdadera incógnita con Brady. En la Semana 5, fueron 30 completos de 41 intentos para 411 yardas con cinco touchdowns sin intercepciones. Es increíble que su primer juego como profesional, incluyendo campaña regular y postemporada, de al menos 400 yardas y cinco touchdowns llegó a sus 44 años de edad. Su Total QBR de 80.7 fue el quinto más alto en la jornada, y fue sexto en la liga con un promedio de 10.02 yardas por intento de pase. Actualmente, es líder en yardas por pase en la NFL luego de cinco jornadas, con 1,767 y segundo en pases de touchdown con 15. También hay lugar para la experiencia de Brady en la conversación por el mejor de la actualidad.

Justin Herbert, Los Angeles Chargers. Otro de los jóvenes pasadores que pelean por la distinción del mejor de la liga, Herbert progresa a pasos agigantados semana a semana. Esta vez, fueron 26 completos de 43 intentos para cuatro touchdowns sin intercepciones, y 29 yardas adicionales en cuatro acarreos, uno para touchdown, en la electrizante victoria por remontada del fin de semana sobre Cleveland, una en la que Herbert lideró cuatro avances de touchdown en el cuarto periodo. Marcó el tercer Total QBR más alto de la semana con 85.0, y está cuarto en lo que va de la temporada en Total QBR (66.2) y yardas por pase (1,576).

Lamar Jackson, Baltimore Ravens. Rápidamente, Jackson va despedazando cada una de las proposiciones de los escépticos respecto a lo que no puede hacer. El lunes, bajo los reflectores del "Monday Night Football", el pasador de los Ravens se convirtió en el quarterback con el porcentaje de pases completos más alto (86 por ciento, la mejor marca en la liga para la fecha) de entre los 4,017 partidos previos con al menos 40 pases en un partido. También, es el partido de 400 yardas por pase con el porcentaje de envíos completos más alto en la historia de la liga. Como si eso no fuera suficiente, fue el primer partido en la historia de la liga con al menos 400 yardas por pase, 50 yardas por tierra y cuatro touchdowns sin intercepciones en los 101 años y fracción de la National Football League. Jackson acumula más yardas combinadas por pase y por carrera que otros 18 equipos completos, y es quinto en la liga en yardas por pase y octavo en yardas por tierra en lo que va del año. Marcó un Total QBR de 71.6 en la Semana 5, el octavo mejor de la jornada, y fue el tercero mejor en la NFL con una tasa de apenas 7 por ciento de pases imprecisos. Su promedio de 10.28 yardas por intento de pase fue el cuarto mejor en la NFL. Un balón suelto perdido en la noche fue su único pecado. Baltimore es otro de los epicentros donde se puede argumentar a favor del mejor quarterback de la NFL.

Davis Mills, Houston Texans. Después de un irreal Total QBR de 0.8 en la jornada previa, el novato tuvo una de las recuperaciones más memorables de una semana a otra, para colocarse entre los mejores de nuestra lista semanal. Mills completó 21 de 29 pases para 312 yardas con tres touchdowns sin intercepciones. Eso le generó un Total QBR de 81.4, el cuarto mejor en la jornada, y fue sexto con un porcentaje de pases completos de 72.4. Se ubicó tercero con un promedio de 10.76 yardas por intento de pase.

Cinco quarterbacks a la baja

Derek Carr, Las Vegas Raiders. No ha sido la semana para los Raiders. Carr viene de una actuación de 22 completos de 35 intentos para 206 yardas sin touchdown y con una intercepción, y fue el N° 28 en la jornada con un promedio de apenas 5.89 yardas por intento de pase. Su Total QBR de 28.6 lo ubicó N° 27 en la Semana 5, y todo eso ocurrió antes de que un vendaval de polémica azotara a los Raiders, y se quedaran sin head coach.

Sam Darnold, Carolina Panthers. Rápidamente, los Panthers de las dos semanas recientes dejaron de parecerse a los Panthers de los tres primeros partidos. Darnold no es el culpable único, pero tiene algo de responsabilidad. En la jornada, pudo conectar en apenas 21 de 37 envíos para 177 yardas con un touchdown contra tres intercepciones, para quedarse con el segundo Total QBR de la NFL, un 18.4. Fue el pasador N° 30 en porcentaje de pases completos, con un 56.8, y último en toda la liga en promedio de yardas por intento de pase, con apenas 4.78.

Jared Goff, Detroit Lions. Con un Total QBR de 21.6 en la Semana 5, los Lions tuvieron en Goff al antepenúltimo entre todos los quarterbacks de la liga, producto de una actuación de 21 completos de 35 intentos para 203 yardas con cero touchdowns y a cambio de una intercepción, además de un balón suelto perdido. Rápidamente, se hacen más y más evidentes las limitaciones de Goff como pasador en Detroit, después de haber liderado a los Rams hasta un Super Bowl aprovechando al máximo el esquema angelino; con los Lions, simplemente no cuenta con esa ayuda.

Taylor Heinicke, Washington Football Team. Nadie tuvo un peor porcentaje de pases completos en la Semana 5 que Heinicke, con apenas un 48.8 por ciento, y se ubicó N° 32 en la liga en tasa de pases imprecisos, con un 24.4 por ciento. Con apenas 20 completos de 41 intentos para 248 yardas sin touchdowns y dos intercepciones, su porcentaje de yardas por intento de pase fue de apenas 6.05, bueno para ubicarse N° 26 en la liga, y N° 30 en Total QBR, con un 25.0. Aunque aportó 40 yardas terrestres en cinco acarreos, está de sobra decir que no tuvo la magia de otras salidas.

Zach Wilson, New York Jets. El Reino Unido no le sentó nada bien al novato de los Jets. El peor Total QBR de la jornada, un 17.9, fue para Wilson, producto de 32 intentos de pase de los cuales solo 19 fueron completos, para 192 yardas y con una intercepción sin touchdowns. Su porcentaje de pases completos fue de apenas 59.4, dejándolo N° 27 en la liga, y el 25.8 por ciento de sus pases fueron imprecisos, colocándolo N° 33 en la semana. Además, sólo pudo anotarse un promedio de 6.00 yardas por intento de pase, bueno para el sitio N° 27 en la liga. Actualmente, es penúltimo en lo que va de la temporada en Total QBR, con un 23.9.

Datos de ESPN Stats & Information y TruMedia fueron utilizados en la redacción de esta nota.