Pateadores establecieron récord negativo en la Semana 5 de la NFL

Los 13 intentos de punto extra fallados fueron la mayor cantidad de la liga en la era del Super Bowl, elevando el total de patadas erradas en la jornada a 26; recuerda que puedes seguir la NFL a través de Star+, ¡suscríbete aquí!

La Semana 5 de la NFL se ganó un lugar en la historia, aunque no por las razones correctas.

Durante la jornada que comenzó el pasado jueves y culminó con la dramática victoria en tiempo extra de los Baltimore Ravens, 31-25, sobre los Indianapolis Colts en el "Monday Night Football", se fallaron 13 intentos de punto extra, la cifra más alta de la liga en la era del Super Bowl (1966) y en total se erraron 26 patadas durante la Semana 5.

La primera patada fallada fue un intento de gol de campo de 35 yardas de Jason Myers en la derrota de los Seattle Seahawks, 26-17, ante Los Angeles Rams, cuando quedaban 7 segundos para finalizar la primera mitad.

Minutos más tarde, Matt Gay falló un intento de punto extra tras el touchdown de Darrell Henderson en un acarreo de 5 yardas en el tercer cuarto.

A partir de ese momento las fallas fueron una constante, destacando los seis yerros en total durante el triunfo en tiempo extra de los Green Bay Packers sobre los Cincinnati Bengals en el Paul Brown Stadium.

La NFL la puedes disfrutar en Star+, suscríbete aquí.

Mason Crosby de los Packers falló un intento de punto extra y tres goles de campo, Evan McPherson de Cincinnati colaboró con dos intentos de gol de campo.

Este partido fue el primero desde la fusión de la AFL y NFL en 1970 que se fallan cinco intentos de gol de campo en el último cuarto y el tiempo extra, también fue el primer juego con cinco goles de campo fallados de manera consecutiva desde el Tampa Bay Buccaneers en Carolina Panthers del 28 de noviembre del 2004 y Crosby se convirtió en el primer pateador desde Neil O'Donoghue de los entonces St. Louis Cardinals el 24 de octubre de 1983 que falla tres goles de campo para darle la victoria a su equipo en los tres minutos finales del último cuarto o tiempo extra.

Crosby tuvo la oportunidad de redimirse al convertir el gol de campo de la victoria con una patada de 49 yardas cuando faltaban 1:55 por jugar en la prórroga.

El "Monday Night Football" no solo fue testigo del récord, sino también de una extraña situación cuando el especialista en patadas de despeje Rigoberto Sanchez intentó un gol de campo de 42 yardas antes de finalizar la primera mitad. Su patada salió desviada a la izquierda, pero un castigo contra la defensiva de los Ravens dio una nueva oportunidad a los Colts, que enviaron a la cancha al lesionado Rodrigo Blankenship para intentar una patada de 37 yardas que convirtió sin tiempo en el reloj.

Sin embargo, la siguiente salida de Blankenship al campo marcó el histórico intento N° 13 de punto extra fallado en la Semana 5, luego del touchdown de Michael Pittman al inicio del tercer cuarto.

Blankenship tuvo un intento de gol de campo de 37 yardas bloqueado cuando faltaban 4:35 por jugar y falló una patada de 47 yardas cuando el tiempo se acababa, negando el triunfo a Indianapolis.

Con las dos fallas en intentos de gol de campo de Blankenship la cifra de patadas erradas en total llegó a 26, superando la marca previa de 25 yerros en la Semana 11 de la temporada de 1987.

En general, la temporada de los pateadores ha sido contrastante, por un lado, Justin Tucker anotó el gol de campo más largo de la historia> en el triunfo de los Ravens, 19-17 sobre los Detroit Lions, en la Semana 3, mientras que en el espectro contrario aparecen los Jacksonville Jaguars que no han convertido un solo gol de campo este año.

De hecho, los Jaguars son el primer equipo desde los Minnesota Vikings de 1962 que no anotan ningún gol de campo en los primeros cinco partidos de una temporada.