Finalmente, los Colts ven al Carson Wentz que esperaban

Carson Wentz ya no muestra señales de lesiones en los tobillos, algo que se nota de inmediato por el modo en que se mete a sus lanzamientos

INDIANAPOLIS – El mejor partido del quarterback Carson Wentz por aire en su carrera de NFL, terminó siendo un pie de página en la Semana 5 porque los Indianapolis Colts desperdiciaron una ventaja de 19 puntos en su derrota de visita ante los Baltimore Ravens.

En la victoria del domingo por 31-3 sobre los Houston Texans, Wentz de nuevo tomó el asiento trasero, porque la defensiva forzó tres entregas de balón, incluyendo una intercepción del linebacker Darius Leonard que puso a los Colts en la dirección correcta.

Pero, no nos equivoquemos: el Wentz que vimos en los dos partidos pasado es el Wentz que imaginaron los Colts cuando lo adquirieron vía canje en el invierno. El quarterback acumula 36 completos de 55 intentos para 625 yardas, con cuatro touchdowns y cero intercepciones en sus dos partidos más recientes.

Y aunque esos números impresionan, aquí hay unos que todavía impresionan más: 42, 51, 52, 76 y 83.

Sería grandioso que esos fueran los números correctos de la lotería, pero de hecho son totales de yardas en jugadas grandes que han sumado los Colts en las últimas dos semanas.

"Este es el tipo que conocí en Philadelphia", expresó el head coach Frank Reich respecto a Wentz. "Puede ser una máquina de jugadas grandes. Lo que me ha impresionado más, sé que puede hacer esas jugadas, pero me gusta el modo en que está cuidando del balón.

"Me gusta el modo en que está lidiando con el juego, metiéndonos en los ajustes correctos. Simplemente, estando en control allá afuera y confiando en sus chicos para realizar las jugadas grandes, tomando buenas decisiones, y siendo preciso con el ovoide, especialmente campo abajo, que ha sido sobresaliente".

Uno de los motivos por los que los Colts llevaron a Wentz a Indianapolis es por su fortaleza en el brazo. Eso fue carente el año pasado con Philip Rivers como quarterback. No es una crítica hacia Rivers, porque desempeñó un rol significativo para que los Colts finalizaran 11-5 y se metieran a playoffs. Wentz simplemente aporta una dimensión añadida a la ofensiva con su habilidad para lanzar el ovoide campo abajo.

Los Colts tuvieron 56 jugadas de al menos 20 yardas en recepciones en los 16 partidos de la temporada pasada.

¿Esta temporada?

Ya suman 20 jugadas de al menos 20 yardas en seis partidos.

Wentz obtuvo un arma clave de regreso cuando el receptor abierto T.Y. Hilton finalmente hizo su debut de temporada el domingo, después de perderse los primeros cinco encuentros con una lesión de disco. Los dos conectaron en un envío de 52 yardas donde todo lo que tuvo que hacer Hilton fue colocarse debajo del ovoide, porque fue colocado a la perfección por Wentz. Fue como si Hilton estuviera jugando de nuevo con Andrew Luck.

"Con Carson, tienes que correr", admitió Hilton. "Si no corres, no vas a alcanzar el ovoide. Solo un par de jugadas de las que jugamos, y fue capaz de encontrarme".

Aunque Wentz obtuvo de regreso a Hilton, ahora estará sin otro veloz receptor por un periodo extenso de tiempo. Reich dijo este lunes que Parris Campbell sufrió una lesión de pie "significativa", cuando se quedó con una anotación de 51 yardas a pase de Wentz en la primera mitad frente a los Texans. Campbell, quien ha jugado en 14 de 38 partidos posibles desde que fuera seleccionado en la segunda ronda del Draft 2019 de la NFL, podría quedar marginado por el resto de la campaña.

Las "jugadas de trozos", como las llaman los Colts, deben seguir siendo parte de la identidad ofensiva del equipo, mientras buscan salir del hoyo que representa una foja de 2-4.

El equipo --dejando de lado a Campbell-- empieza a sanar. Reich está conservando esperanzas con respecto a Hilton por su problema en el cuádriceps derecho, uno que le obligó a perderse los siete minutos finales del juego del domingo. Existe la posibilidad de que el tackle derecho Braden Smith (pie), y el guardia izquierdo Quenton Nelson (tobillo) regresen el domingo en contra de los San Francisco 49ers.

Y el jugador más importante del grupo que ha lidiado con lesiones --Wentz-- ya no muestra señales de problemas a sus dos tobillos. Se nota de inmediato, por el modo en que se mete a sus lanzamientos.

"Estoy contento con el progreso que estamos teniendo", explicó Reich. "Seguimos extrañando a un par de grandes jugadores en Quenton y Braden. Así que, esperamos, los podamos tener de regreso, quizás esta semana, ¿quién lo sabe? Espero que estemos rayando apenas la superficie. Va a haber altibajos, seguro, pero en las tres fases, solo debemos seguir mejorando y mejorando".