¿El mejor equipo en la AFC? Lamar Jackson prefiere que Ravens vuelen bajo el radar

En Baltimore, existe una silenciosa confianza sobre lo que está logrando la organización en la actual temporada

BALTIMORE — ¿Qué fue lo que más sorprendió del domingo? ¿El modo en que los Baltimore Ravens aplastaron a Los Angeles Chargers, o el modo en que reaccionaron después?

La retumbante victoria de Baltimore por 34-6 sobre los Chargers líderes divisionales mejoró su registro a 5-1, el mejor en toda la AFC. Pero, los Ravens no podían haber manejado un perfil más bajo después de la victoria más sonora de la Semana 6 en la NFL.

El quarterback Lamar Jackson lució más recatado que nunca después de una victoria de esta temporada, y no estuvo interesado en discutir si este triunfo declaraba a los Ravens como los mejores de la conferencia.

"No queremos ese mote", dijo Jackson. "Estamos bien con el lugar donde nos encontramos. No necesitamos todo eso adicional que viene con ello. Estamos Bien.

"¿Ustedes saben lo que la gente ha dicho de nosotros? Mantenemos la misma perspectiva, porque sabemos lo que sucede aquí en esta organización".

A lo largo de la mayor parte de la campaña, Jackson ha disfrutado ver a los Ravens volando bajo el radar nacional. Pocos anticiparon a los Ravens superando a los Kansas City Chiefs en la AFC, o incluso superando a los Cleveland Browns en la AFC Norte.

Baltimore ha cargado con la etiqueta de ser el equipo más golpeado, liderando a la liga con 16 jugadores en la lista de reservas lesionados. Los Ravens han estado sin sus dos mejores corredores (J.K. Dobbins y Gus Edwards) así como sin un esquinero de Pro Bowl, (Marcus Peters) ni tackle ofensivo de Pro Bowl (Ronnie Stanley).

En lo que se está convirtiendo en una de las mejores temporadas dirigiendo para John Harbaugh, los Ravens se recuperaron de una derrota de inicio de campaña de visita a Las Vegas Raiders para ganar cinco al hilo. Los jugadores hablaron de estar probados para la batalla después de remontadas enormes de cuarto periodo frente a los Chiefs e Indianapolis Colts, y un gol de campo récord de 66 yardas en el último segundo de Justin Tucker para triunfar de visita ante los Detroit Lions.

El domingo, los Chargers llegaron a Baltimore en la cima de la AFC Oeste después de ganar tres al hilo. Los Ravens luego vapulearon a Los Angeles por 28 puntos, el mayor margen de victoria sobre un equipo que llegó con porcentaje de victorias de al menos .800, en la historia de la franquicia.

Cuando se le preguntó si creía que el marcador iba a sorprender a algunos, Harbaugh dijo, "Sí, probablemente. Está bien, por mí. Nos gusta sorprender. Estamos muy contentos con ello".

La victoria de los Ravens sobre los Chargers fue todavía más impresionante considerando que Jackson tuvo su encuentro menos productivo de la campaña. Tiró para 167 yardas --el menor total del año-- y fue interceptado dos veces.

Baltimore demostró que puede ganar sin el heroísmo de Jackson con el regreso de un sólido ataque terrestre y una defensiva agresiva. Los Ravens corrieron para 187 yardas frente a la peor defensiva terrestre de la NFL, y contuvieron a Justin Herbert a apenas 195 yardas por pase.

En el vestidor al término del encuentro, Harbaugh fue mesurado con sus jugadores, diciendo: "Manténganlo simple. Sigan mejorando".

"No pienso que signifique nada a largo plazo", refirió Harbaugh cuando se le preguntó el significado del partido. "Simplemente dice que tuvimos un muy bien día hoy, y jugamos del modo en que necesitábamos jugar este partido".

La historia señala que el inicio sólido de Baltimore puede tener repercusiones a largo plazo. Los Ravens mejoraron a 5-1 por segunda temporada consecutiva y cuarta en la historia de la franquicia. ¿Las otras dos campañas con arranque de 5-1? Ocurrieron en el 2000 y 2012, cuando los Ravens terminaron conquistando el Super Bowl.

"Hemos avanzado mucho, y sentimos que esa es la parte que asusta acerca de este equipo", reveló el corredor Devonta Freeman. "Seguimos alcanzando altitudes muy extremas a las que este equipo no ha llegado aún.

"Tenemos a un montón de tipos que vienen y trabajan todos los días. Sabemos que hay espacio para mejorar, así que lo vamos a hacer todos los días. Vamos a dejar esto atrás y enfocarnos en Cincinnati".

Los Ravens enfrentan a los Bengals (4-2) el domingo en una batalla de los dos mejores equipos de la AFC Norte. Baltimore puede demostrar que no solo es el mejor equipo en la división, sino también el más completo.

A la ofensiva, Jackson puede derrotar a los equipos corriendo el ovoide o lanzándolo, conectando con Marquise "Hollywood" Brown, Mark Andrews y ahora con el recluta de primera ronda Rashod Bateman, quien tuvo su debut de NFL después de perderse los primeros cinco partidos por una lesión de ingle. A la defensiva, Baltimore ha sido exitoso apagando a los mejores jugadores de sus oponentes.

Los Ravens son uno de los cuatro equipos que están ranqueados en el Top-10 en puntos anotados y menos puntos permitidos.

"Tenemos a un gran equipo, ofensivamente y defensivamente", declaró el safety DeShon Elliott. "Cuando jugamos juntos, cuando jugamos como una banda de hermanos, podemos ser un muy buen equipo".