Everson Griffen salió pacíficamente de su casa; acusaba que lo querían matar

La policiá y psicólogos de los Vikings trabajaron en conjunto para resolver una situación involucrando al defensivo de Minnesota

EAGAN -- Los Minnesota Vikings han informado que Everson Griffen salió de su residencia sin incidente, varias horas después de haber solicitado ayuda al 911 señalando que había un intruso en su casa que lo quería matar.

El equipo emitió un comunicado por la tarde, informado de la resolución pacífica del incidente:

"Agencias del orden nos han informado que Everson Griffen salió de su hogar sin incidente, y está recibiendo el cuidado que necesita. Estamos agradecidos con la Hennepin County Sheriff's Office la Carver County Sheriff's Office, el Departamento de Policía de Minnetrista, y el Departamento de Policía de Orono por su respuesta rápida y dedicación para cerciorarse de que la situación terminara de manera pacífica. Nuestro enfoque sigue en la salud y seguridad de Everson, y brindar los recursos apropiados para él y su familia".

El defensivo había publicado una serie de actualizaciones preocupantes vía Instagram por la mañana del miércoles, argumentando que había alguien en su casa intentando matarlo.

El Minnetrista Public Safety Department dijo en un comunicado que Griffen llamó al 911 después de las 3 a.m. este miércoles por la mañana desde su residencia, dijo que alguien estaba en el interior de su hogar y pidió asistencia de las autoridades. Griffen dijo al 911 que disparó un arma, pero que nadie fue lastimado.

De acuerdo a reportes mediáticos múltiples elementos de la policía y psicólogos para el equipo de los Vikings estuvieron en comunicación con el jugador desde aproximadamente las 7 a.m., pero Griffen se ha rehusó a salir de su residencia. La policía dijo que no pudo encontrar a ningún intruso en la residencia de Griffen.

Por la mañana de este miércoles, Griffen hizo varias publicaciones en Instagram, todas las cuales han sido borradas, incluyendo un video que mostró al defensivo en el interior de su hogar con una pistola, que dijo le pertenece.

"Estoy en mi casa. Tratan de matarme", dijo Griffen en el video. "Tengo algunos cartuchos todavía. Es mi pistola, una, .45 Wilson Combat, registrada a mi nombre. Compré las balas alrededor de la ciudad. Dalvin Cook me ayudó a comprar el arma. Todo me pertenece, y están registradas a mi nombre. Sé exactamente dónde las compré. Tengo la tarjeta que tengo para ello. Lo tengo todo".

En una historia de Instagram, Griffen escribió, "Necesito ayuda, la gente intenta matarme. En mi propia casa", y publicó capturas de pantalla de una supuesta conversación con su agente, Brian Murphy de Athletes First, en que le pidió ayuda del 911.

La policía estaba "confiada" de que Griffen está a solas en el interior de su casa, y trabajan con él para resolver la situación.

"Representantes de los Vikings y los profesionales de la salud mental del equipo han estado en la casa de Everson Griffen desde temprano en la mañana cooperando con las autoridades", expresó en el equipo en un comunicado. "Nuestra única preocupación es la seguridad y bienestar de Everson y su familia en este momento. Tendremos mayor comentario en el momento adecuado".

El head coach de los Vikings, Mike Zimmer, dijo no estar seguro si creía que Griffen estaba seguro. Por lo que respecta al status del ala defensiva para el duelo de Minnesota de la Semana 12 en contra de los San Francisco 49ers, Zimmer también dijo estar inseguro.

"No, realmente esa no es nuestra preocupación ahora", dijo Zimmer. "Realmente se trata de él".

Durante su primera estadía con los Vikings, Griffen se tomó una pausa de un mes en el 2018 para enfocarse en su salud y bienestar después de que el equipo le ordenó someterse a una evaluación mental luego de que dos incidentes involucrando a la policía lo llevaron a ser hospitalizado. Dijo en abril del 2019 que sufrió un "año duro" en relación a su salud mental.

Zimmer dijo que charló con el equipo el miércoles por la mañana, y que el gerente general Rick Spielman hablaría con los medios más tarde en el día.

"Solo estamos preocupados por su bienestar", explicó Zimmer. "Ha estado con nosotros por mucho tiempo. Buen tipo. Trabaja fuerte".