Bills recuperan terreno con valiosa, aunque posiblemente costosa, victoria

play
Los Bills no tienen piedad y aplastan a los Saints de visita (2:27)

New Orleans solo pudo conectar un pase de Touchdown en la noche ante la imparable ofensiva de Buffalo en el cierre de actividades del Thanksgiving Day. (2:27)

Buffalo está de vuelta en la contienda por la Conferencia Americana, aunque perdió en el camino al esquinero Tre'Davious White

NEW ORLEANS -- No fue bonito. No hubo tanto brillo en esta victoria como podría señalar el marcador 31-6. El mariscal de campo Josh Allen lanzó dos intercepciones, incluyendo la primera en zona roja de su carrera, y el esquinero Tre'Davious White salió del partido con una lesión en la rodilla.

Pero a pesar de todo eso, fue suficiente su victoria por paliza sobre los New Orleans Saints para elevar el récord de los Buffalo Bills a 7-4. En una AFC tan reñida con dos partidos todavía por jugar contra los New England Patriots, los Bills necesitan todas las victorias que puedan conseguir y esta fue dominante en las tres fases contra un equipo golpeado de los Saints.

Ofensivamente, los Bills habían equilibrado el éxito por aire y tierra, algo que se había estado perdiendo esta temporada. El equipo terminó con nueve primeros intentos por tierra y 11 por pase. Buffalo controló el partido al dominar el tiempo de posesión y evitar castigos, terminando con apenas cuatro, uno más que su menor cantidad en un partido esta temporada.

Luego de lanzar sus dos intercepciones en el segundo cuarto, Allen llevó a Buffalo a series de touchdown consecutivas para iniciar la segunda mitad, estableciendo una ventaja de cuatro anotaciones, incluyendo el segundo touchdown de la noche para Dawson Knox, quien estableció el récord con la mayor cantidad de recepciones de anotación (siete) para un ala cerrada de los Bills en una temporada con esa segunda anotación.

La mayor interrogante para el futuro es la salud de White, uno de los mejores jugadores de un equipo que todavía tiene la mira puesta en llegar lejos en los playoffs. La defensiva tuvo éxito en New Orleans, limitando a los Saints a 190 yardas a la ofensiva, pero si se pierde una parte importante de tiempo, una de las mejores defensivas de la liga recibiría un duro golpe.

Buffalo esperará una rápida recuperación de White, al tiempo que también tendrá 11 días para prepararse para su partido de "Monday Night Football" contra los Patriots.

Análisis del quarterback: Allen lanzó dos intercepciones preocupantes, pero, más allá de eso, tuvo un gran partido, finalizando con una marca personal en porcentaje de pases completos (82.1). Completó 23 de 28 envíos para 260 yardas y tuvo cuatro pases de touchdown y las dos intercepciones. También corrió para 43 yardas en ocho acarreos.

Las recientes intercepciones de Allen son un problema que se debe corregir. No afectaron contra los Saints, pero ha surgido una tendencia preocupante. De acuerdo a ESPN Stats & Information, Allen ha lanzado una intercepción en cuatro partidos consecutivos por primera vez en su carrera. La buena noticia es que todavía puede jugar a un alto nivel, incluso cuando comete errores, pero limitar las equivocaciones debe ser una prioridad.

Actuación destacada: ¿Qué les parece el corredor Matt Breida? Los Bills no han podido encontrar consistencia por tierra, pero con Zack Moss inactivo, Breida y Devin Singletary tuvieron éxito. Breida finalizó con nueve acarreos para 26 yardas y dos recepciones para 29 yardas y una anotación.

El corredor no tuvo una actuación espectacular, pero Buffalo simplemente necesitaba mostrar que puede correr el balón y que lo integrará en la ofensiva en el futuro. Consideren este jueves un paso en la dirección correcta.