Jimmy Garoppolo presenta una leve lesión en el hombro del brazo con el que lanza

Garoppolo debería estar listo y poder entrenar; la situación de Nick Bosa sería más complicada por el protocolo

SANTA CLARA, Calif. -- El mariscal de campo de los San Francisco 49ers, Jimmy Garoppolo, que ya jugaba con un ligamento desgarrado en el pulgar derecho, sufrió otra lesión durante la victoria del domingo sobre los Dallas Cowboys.

Esta vez, Garoppolo lidia con lo que el entrenador Kyle Shanahan describió el lunes como una leve torcedura en el hombro derecho (con el que lanza). Según Shanahan, la lesión se produjo en el segundo cuarto.

Garoppolo se une al apoyador Fred Warner (esguince en el tobillo derecho) y al ala defensiva Nick Bosa (conmoción cerebral) en la lista de lesiones de jugadores clave de los Niners mientras el equipo se prepara para el partido de ronda divisional de la NFC del sábado por la noche contra los Green Bay Packers.

La buena noticia, según Shanahan, es que Warner y Garoppolo deberían estar listos para enfrentar a Green Bay. De hecho, Shanahan cree que Garoppolo podrá practicar cuando el equipo reanude las sesiones el martes.

"Debería estar bien para la práctica. Tuvo que jugar con algo de dolor y esas cosas, pero terminó bien. Solo un leve esguince en el hombro y debería estar bien para la práctica [del martes]".

Warner se torció el tobillo en el último cuarto y se retorcía de dolor, lo que asustó a los Niners y sus aficionados. Sin embargo, pruebas adicionales del lunes revelaron que se trataba de un esguince de tobillo bajo, lo que significa que también debería estar bien esta semana, aunque no está claro si reanudará la práctica de inmediato.

"Evaluaremos y veremos a medida que avanza la semana", añadió Shanahan. "El susto inicial fue que podría haber sido fuerte, así que recibimos buenas noticias al respecto".

El lunes temprano, Warner indicó que su lesión no era tan grave como se temía al principio, al tuitear: "Perdón por el susto de ayer, agradezco a todos que me muestren amor y apoyo a mí y a los muchachos. Estaremos listos para continuar. Enormes ganas de ganar el siguiente”.

El estado de Bosa es más incierto porque debe cumplir con los pasos necesarios del protocolo de conmoción cerebral para jugar. Bosa sufrió la conmoción justo antes del medio tiempo de la victoria de San Francisco 23-17 contra Dallas.

Shanahan señaló que no tuvo la oportunidad de hablar con Bosa el domingo por la noche o el lunes por la mañana, pero recibió informes positivos de quienes lo hicieron.

"Estamos siendo bastante optimistas con eso. Lo he visto varias veces y parece que está bien en este momento, pero no seré yo quien juzgue eso".

Además de Garoppolo, Bosa y Warner, el ala defensiva de los Niners, Jordan Willis, sufrió un esguince en el tobillo ante los Cowboys, lo que pone en duda su estatus ante los Packers.

Con una semana corta y menos tiempo para que sus jugadores lesionados se recuperen, Shanahan dijo que los Niners tendrán un calendario más ligero esta semana. Tendrán un horario tardío el martes, seguido de prácticas menos extenuantes el miércoles y jueves antes de viajar a Green Bay.

"Creo que lo más importante de esta semana será la recuperación. Por lo tanto, cuanto más podamos dormir, reduciremos la velocidad de la mayoría de las cosas. Dudo que obtengamos muchas repeticiones a toda velocidad esta semana... [Haremos] que sea bastante fácil para los muchachos."