Bürki, el supersticioso portero del Borussia Dortmund que toca el balón antes de cada partido

Roman Bürki portero del Borussia Dortmund. Getty Images

Ingresar al campo con su pie derecho, hacer la señal de la cruz o besar la pelota antes de un penal. Ya sea por fe u otro motivo, las supersticiones son parte de la rutina de los jugadores de futbol. Pero el portero del Borussia Dortmund, Roman Bürki, va mucho más allá con sus hábitos excéntricos.

El más famoso de ellos es tocar siempre la pelota antes del silbatazo inicial de cada partido. Esto fue retratado por la televisión oficial de la Bundesliga y se hizo viral en todo el mundo.

"Es un tipo extremadamente supersticioso y solía hacer eso en el medio del campo para tocar la pelota antes del partido. En el vestuario, quería que sus cosas permanecieran siempre igual. Si alguien se movía, se lo perdía", señaló a ESPN.com.br el defensor Willian Rocha, quien jugó con el arquero en Grasshopper.

Pero, después de todo, ¿por qué Bürki siempre tiene que tocar la pelota antes de cada juego?

"Dijo que sus guantes necesitaban tocar la pelota que se iba a usar en el juego. Necesitaba saber cómo sería el ajuste con su mano. Tomó la pelota y siguió pegándole, rebotando. Y no encajaba con las que usaba en el entrenamiento", dijo.

Y para eso, el portero no escatima esfuerzos. No tiene vergüenza de quitarle la pelota a los árbitros, compañeros de equipo o incluso a los oponentes. Como no es el capitán de Dortmund, siempre aparece cuando ingresa al círculo central y logra tener la pelota.

"En Suiza, ya tenía la costumbre de tocar la pelota primero. Curioso de que ahora todo el mundo supiera de su superstición por estar en un gran club. Incluso tenía miedo (risas). Es un portero fenomenal, uno de los mejores con los que trabajé en mi carrera", elogió.

CARRERA

Ya sea solo por su talento o con la ayuda de supersticiones, la carrera de Bürki ha crecido rápidamente. Después de comenzar en el FC Münsingen, se convirtió en profesional en Young Boys. En 2009, se unió al FC Thun y jugó para Schaffhausen antes de llegar al Grasshopper Club Zürich.

Comenzó como portero suplente , pero pronto ganó el puesto titular.

"En el campo, me impresionó lo rápido que era . Creo que es el jugador más rápido con el que he jugado en mi vida. No es tan alto, pero su decisión es fantástica. Es muy valiente y audaz", dijo Willian Rocha.

En 2014, el arquero fichó con el Friburgo de Alemania, pero no evitó que el equipo descendiera a la segunda división de la Bundesliga. Aún así, firmó un contrato de cuatro años con el Borussia Dortmund.

En el club aurinegro, fue promovido a la alineación titular por el entrenador Thomas Tuchel en lugar de Roman Weidenfeller, quien se convirtió en el suplente. Desde entonces, ha mantenido su condición de titular.