Reacciones a la Superliga: Clubes y estrellas critican la propuesta de los grandes de Europa

play
Reportajes Especiales: Fuego cruzado en el futbol (1:47)

Te presentamos el panorama completo de la Superliga europea, FIFA y UEFA (1:47)

Desde que se diera a conocer la sorprendente noticia de la propuesta de una nueva Superliga europea en la noche del domingo, no han dejado de generarse reacciones negativas. Muchas figuras notables del pasado y el presente del fútbol, y hasta diversos clubes, han expresado su oposición al concepto, manifestando su preocupación por las repercusiones que esto podría causar dentro del balompié: algunas con mucha seriedad y otras con buen sentido del humor.

El Wolverhampton Wanderers, por ejemplo, se ha adelantado a los hechos para declararse campeón de la temporada 2018-19 de la Premier League a raíz de la controversia.

Luego que 12 clubes pactasen para participar en la competición separatista, existe la posibilidad de que estos sean vetados y, como consecuencia, no compitan en sus ligas domésticas y torneos organizados por la UEFA. Seis clubes miembros de la Premier League (Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham Hotspur) anunciaron sus intenciones de incorporarse a la Superliga esta semana.

Casualmente, éste es el mismo sexteto de clubes que terminaron la campaña 2018-19 superando a los Wolves.

Como resultado, el club hizo una travesura, cambiando su biografía en redes sociales, donde ahora se lee: "Wolverhampton Wanderers, campeones de la Premier League 2018-19".

Esto se produce después que el Real Betis aparentemente hizo una broma similar, publicando en su página web oficial una versión alternativa de la tabla de La Liga de España en la que se eliminó a los "tres grandes" de la competición ibérica.

La eliminación del Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid de la ecuación provocó que el Betis se catapultara al tercer puesto, aunque tuvo el efecto no deseado de alzar a sus eternos rivales andaluces del Sevilla a la primera posición.

Sin embargo, la tabla de liga modificada fue posteriormente removida de la web del Betis, con el club y su proveedor oficial de estadísticas atribuyendo lo sucedido a un "error de código"..

El Everton, rival de los Wolves en la Premier League, dio una respuesta mucho más digna a los divisionistas de la Superliga, con un emotivo comunicado que motiva a todos quienes lo leen a responder con un emoticono de aplausos y la etiqueta "#clase".

Después que los 12 clubes involucrados revelaron sus intenciones, David Beckham fue una de las primeras personalidades de alto perfil que manifestó su desacuerdo. La ex figura del Manchester United y Real Madrid ofreció sus reflexiones sobre el asunto mediante un mensaje sucinto en la red Instagram. Beckham, quien actualmente es propietario del Inter Miami de la Major League Soccer, hizo un apasionado pronunciamiento en contra de la idea de la Superliga, escribiendo que el deporte que ha amado desde que era niño corre peligro de ser arrebatado de las manos de los hinchas.

Eric Cantona, ex compañero de Beckham en Old Trafford, emitió un característico y apasionado mensaje en video a través de su Instagram, titulado "El Poder para los Hinchas".

Gary Neville, otra leyenda del United, utilizó su tribuna como comentarista de televisión para apelar a las fuerzas del fútbol para unirse en contra de la camarilla de creadores de la Superliga.

Luis Figo, ganador del Balón de Oro en el año 2000, fue también despectivo al referirse a la Superliga, catalogando los planes de "trágicos", "insensibles y motivados por la codicia".

El portugués, quien fue figura con Barça, Real Madrid e Inter Milan, emitió un comunicado en dos partes a través de su cuenta de Twitter, en el que criticó a los "propietarios egoístas, que dejaron de preocuparse por sus hinchas desde hace mucho tiempo"

El Bayern Munich y Borussia Dortmund, gigantes de la Bundesliga de Alemania, junto al Paris Saint-Germain, actuales campeones de la Ligue 1, forman parte de los grandes clubes europeos que hasta los momentos no se han unido a la rebelión.

El defensa del Bayern Benjamin Pavard expresó su amor por la actual estructura del balompié de elite, y en particular por el orgullo que siente a la hora de representar a su equipo en la Champions League, afirmando: "Es algo más que un parche sobre el brazo".

El diario deportivo francés L'Equipe decidió utilizar en su portada una imagen de gran tamaño del brasileño Neymar, con el titular "Somos los Campeones", como testimonio de la negativa del PSG de formar parte de la liga secesionista.

El rotativo italiano Gazzetta dello Sport optó por ser más directo, ilustrando sus páginas con imágenes de jugadores de los 12 clubes participantes, un fajo de billetes frente a ellos y el brusco titular: "¡Deténganlos!"

En España, el diario Marca utilizó su portada para destacar la amplia reacción negativa, indicando que "Gobiernos, organismos, clubes, entrenadores, futbolistas, aficionados, prensa" todos expresaron su "Clamor contra la Superliga".

Distintos periódicos, como La Croix (Francia), El País (España), The Daily Telegraph (Inglaterra) y el Corriere della Sera (Italia) también publicaron titulares en tono similarmente crítico.

En definitiva, parece que no hay mucha gente distinta a las aproximadamente doce juntas directivas en toda Europa que piensan que este emprendimiento es una buena idea. ¿Quizás alguien debería decírselo?