De Jo y Sessegnon a De Bruyne y Neymar: cómo City y PSG cambiaron el nivel de refuerzos desde su primer duelo

Los anteriores enfrentamientos entre los hoy 'nuevos ricos' no levantaba las expectativas que tendrá el duelo por las semifinales de la Champions League

Si hoy Manchester City y Paris Saint-Germain son protagonistas en el futbol europeo, liderando una de las semifinales de la Champions League, y del mercado de fichajes en Europa con estrellas como De Bruyne y Neymar a cada lado, en el primer encuentro entre los dos equipos, la historia fue diferente.

En la temporada 2008/09, los dos equipos terminaron empatados en el mismo grupo de la Copa de la UEFA y, en la penúltima ronda, se enfrentaron en Manchester. Si el duelo de hoy tiene una gran dimensión, en ese momento la expectativa era baja.

Por el lado de los Citizens, hubo una mayor fanfarria. Este fue el primer año de Sheikh Mansour como propietario del club y la inversión fue mayor, con fichajes como Robinho, Jô, Nigel de Jong y Shaun Wright-Phillips.

Los nombres no tuvieron el impacto que, en los años siguientes, tendría el club, pero llegaron para cambiar el nivel del equipo dirigido por Mark Hughes y para dar más esperanzas a unos aficionados que llevaban años sin títulos.

El PSG, por su parte, aún no veía el color del dinero proveniente de Catar y los grandes fichajes de la temporada fueron jugadores de renombre al final de sus carreras, como fueron los casos de Claude Makélélé y Ludovic Giuly, ex Chelsea y Roma, respectivamente.

Pero el nombre más caro que reforzó al equipo esa temporada fue otro. Contratista de Le Mans, Stéphane Sessègnon llegó por modestos 8 millones para fortalecer el equipo de la capital francesa.

En los bancos de reserva, los nombres también eran muy diferentes de los estándares actuales. El lateral inglés, como ya se ha dicho, estuvo al mando de Mark Hughes, ahora sin club, mientras que Paul Le Guen, hoy en Le Havre, comandó al club francés.

Sobre el terreno de juego, el Grupo A de la Copa de la UEFA, que al año siguiente se convertiría en Europa League, estaba formado por City, PSG, Twente, Racing de Santander y Schalke 044.

En dos partidos, el PSG había hecho solo un punto, mientras que el City tenía seis y adelantaba su lugar como uno de los tres clasificados, con dos rondas más por disputar.

Pero, si alguien esperaba un gran partido entre los dos equipos, tuvieron un simple empate sin goles.

En el lado francés, los nombres más famosos en el campo fueron Makelele, Mamadou Sakho, Mateja Kezman y Giuly, que entraron en la segunda etapa.

El equipo inglés tuvo opciones más conocidas, como Joe Hart, Zabaleta y Kompany, integrantes de muchos logros del equipo en los años siguientes, además de Sturridge, Elano, Jô y Dieter Hamann, ya al final de su carrera.

Los bancos de reserva tenían más nombres de los que hoy se pueden citar como folclóricos, si nos fijamos en los equipos actuales. París tenía al lateral a Ceará, campeón mundial con el Internacional, mientras que el City tenía a Kasper Schmeichel, entonces un niño, como arquero suplente.

En definitiva, los dos equipos se clasificarían para las fases finales del torneo, quedando eliminados en la misma fase, los cuartos de final. Mientras que los Citizens perdieron 5 a 4 en el global ante Hamburgo, Dynamo Kyev consiguió un 3 a 0 sobre los parisinos.

Los dos equipos, ahora adinerados, se volvieron a encontrar en los cuartos de final de la Champions en 2016, cuando los ingleses, con un 2 a 2 en Francia y una victoria por 1 a 0 en casa, se clasificaron. Ahora, la ventaja continúa en la tierra de la Reina, después del 2-1 en el Parque de los Prícipes, con el PSG necesitando vencer a sus rivales por primera vez en su corta historia.