Adal Ramones denuncia agresiones en el Estadio Morera Soto

play
¡Todo estaba fríamente calculado! Cartaginés nunca perdió de vista el objetivo de la Gran Final (1:52)

Michael Barrantes comenta cómo se gestó la gran "remontada" brumosa en el Morera Soto. (1:52)

La reconocida figura televisiva mexicana sostiene que vivió una gran noche en Alajuela, pero reconoció haber tenido miedo porque les lanzaron monedas a los brumosos

La tensión que se vivió después del gol de Cartaginés en el estadio Morera Soto llegó incluso a actos de violencia por parte de la afición de Alajuelense que empezó a lanzar objetos hacia donde se encontraba un grueso de los seguidores blanquiazules que celebraban el pase a la Gran Final del Torneo Clausura 2022.

Mientras Marcel Hernández encendía la polémica mostrando su camiseta a los liguistas como diciendo ‘aquí estoy yo’ un grupo de manudos la emprendieron contra los cartagineses que estaban celebrando con efusión la hazaña que estaban consiguiendo de visitante.

Uno de esos testigos que vivió ese momento de angustia fue la estrella de la televisión mexicana, Adal Ramones, el cual se ha declarado públicamente como aficionado brumoso y que ayer se encontraba presenciando el compromiso con su camiseta del Cartaginés.

Mediante una transmisión que compartió en su Instagram, Ramones contó la desagradable experiencia que tuvo, mientras en el terreno de juego, su equipo vivía una gran alegría.

Adal Ramones se encontraban en el estadio junto a su hijo de once años y afortunadamente nadie sufrió daños, pero la experiencia fue atemorizante.

“Éramos un grupito de hinchas de Cartago, aventaron monedas, que si ustedes se ponen a ver son proyectiles y golpearon a varias personas de las que estábamos ahí al lado, yo me subí a una barda con la bandera de Cartago y alguien de seguridad me agarró. Me dolió mucho porque niños hijos de los jugadores de la Liga y señores que se tomaron fotos con su servidor y muchos me saludaban, pero por esas personas contadas que no se detuvieron ante la pasión se mancha la imagen del fútbol.

El mexicano hizo la salvedad que los aficionado que incurrieron en este cuestionable acto fueron pocos y que tiene un buen concepto de los seguidores de Alajuelense, a pesar de lo ocurrido.

El problema fueron esas contadas personas que nos tiraban proyectiles que olvidaban que a la par de nosotros habian liguistas al lado de nosotros, pero si le dieron a un par de miembros de los pocos hinchas que éramos de Cartago, yo me tuve que esconder un poco porque me imaginé que se iba a hacer un escándalo si me pegaba a mi o a mi hijo, igual le pegaron a otros.”, añadió.

Por estos actos hacia la afición de Cartaginés y por el lanzamiento de objetos al terreno de juego, Alajuelense se expone a una multa o incluso un veto de su cancha para la Gran Final.