De Jong no quiere salir del Barcelona

play
"La sensación no es de jugar bien": Xavi (2:41)

El entrenador del Barcelona no quedó satisfecho con la actuación de su equipo frente al Celta. (2:41)

BARCELONA -- Frenkie de Jong no quiere marcharse del Barcelona. Bajo contrato hasta 2026, el mediocampista neerlandés, apuesta indiscutible de futuro cuando fue fichado con grandes fastos por Josep Maria Bartomeu en enero de 2019, se compró una casa nueva en la ciudad hace pocos meses y lo hizo con el convencimiento de permanecer en el club por más que su nombre, antes de forma disimulada y últimamente ya de manera clara, aparezca en una lista de transferibles 'con mercado'.

"Su idea es quedarse en el Barça, no se ha planteado otra cosa... Y nadie le ha dicho nada", explicó a ESPN Deportes una fuente cercana al jugador, quien solamente ha mantenido un par de entrevistas personales en los últimos tiempos con Xavi Hernández y Jordi Cruyff en la que ambos, por separado, le confirmaron su papel importante en los planes deportivos del equipo con vistas al futuro.

Pero De Jong no vive al margen de la realidad y ha comprobado con resignación como durante la última semana se ha catapultado al primer plano un posible traspaso con el Manchester United como último interesado, coincidiendo con el fichaje de Erik ten Hag, a las órdenes de quien brilló en el Ajax, como nuevo técnico de los diablos rojos.

Desde el Barcelona se mantiene el discurso respecto al peso específico que tiene el neerlandés en el proyecto de futuro... Pero se traslada menos contundencia de la que esperaría el jugador al hablar de él. "Le habría gustado que el club dejase clara su postura como ha hecho alguna vez Xavi", reveló la misma fuente, dejando patente que en los planes de Frenkie la cuestión económica (salario) "es secundaria" y que solamente se plantearía una salida si desde el propio club se le dijera directamente, algo que "no ha sucedido".

DUDAS

Fichado por 75 millones de euros y con un salario, creciente, que le situa entre los mejor pagados del vestuario azulgrana, un hipotético traspaso que se especula siempre por encima de los 80 millones permitiría al Barcelona generar un nada desdeñable hueco en la masa salarial de la plantilla y es a partir de ahí que, con la próxima incorporación procedente desde el Milan de Franck Kessi, la figura de De Jong ha dejado de ser considerada lo imprescindible que se sostenía en el pasado.

"Antes de fichar por el Barça tenía mejores ofertas económicas, pero fue a partir de una conversación con Koeman que se decidió", refresca la misma fuente consultada, afirmando que el ya ex entrenador del equipo azulgrana quien, antes de su llegada, le acabó de convencer a trasladarse al Camp Nou, donde el peso de los deportistas holandeses ha sido más que evidente a lo largo de la historia.

Tanto PSG, que en 2018 apostó de forma decidida por él, como Manchester City y, también, Bayern Múnich han seguido de cerca en los últimos meses la situación de De Jong en el Barça y ha sido su propio representante, Ali Dursum, el que ha frenado cualquier paso, advertido por el propio futbolista, firme en sus intenciones de quedarse en Barcelona. Frenkie sabe lo que quiere y no dará ningún paso si no es empujado por el propio Barça a hacerlo. Y si ello ocurriese... Querría ser él quien, en primera persona, eligiera un destino lejos del Camp Nou.