Así fue el único enfrentamiento entre Darwin Núñez y Erling Haaland

Los delanteros Darwin Núñez y Erling Haaland, recientes incorporaciones de Liverpool y Manchester City, respectivamente, seguramente vivirán en la Premier League duelos apasionantes y significativos, aunque el uruguayo y el noruego ya tienen un antecedente en un Mundial juvenil, que tuvo a un claro ganador y a ambos entrenadores conversando post partido y destacando al número nueve del elenco rival.

ESPN habló con Gustavo Ferreyra, ex entrenador de selecciones juveniles de Uruguay, que recordó el encuentro por el Mundial sub 20 de Polonia 2019 entre la Celeste y Noruega disputado el 24 de mayo en Lodz por la primera fecha del Grupo C.

Darwin Núñez llegaba muy cuestionado a aquel Mundial, sin haber podido convertir ni un sólo gol en el Sudamericano sub 20 de Chile que se disputó entre enero y febrero del 2019. Tras el certamen continental, Fabián Coito había renunciado a su cargo de entrenador de la Selección Uruguaya sub 20, asumiendo su asistente Ferreyra, quien recordó en ESPN:

“A Darwin ya lo habíamos visto cuando estábamos armando una sub 18, se notaba que tenía unas condiciones bárbaras, pero se rompió los ligamentos cruzados y cuando se unió a la Selección ya fue para unirse al plantel Sub 20 bastante cerca de la disputa del Sudamericano, donde pasó momentos complicados desde el punto de vista anímico porque no hacía goles, estaba jugando bien pero estaba peleado con el arco”.

La Celeste pudo terminar tercera en el hexagonal final del Sudamericano, logrando la clasificación a la Copa del Mundo, cuyos representantes de la CONMEBOL fueron Ecuador, Argentina, Uruguay y Colombia (Brasil terminó quinto en la fase final y quedó eliminado).

Por su parte, Noruega había clasificado a Polonia 2019 al ganar el quinto cupo de la UEFA venciendo en la repesca del Campeonato Europeo Sub-19 2018 a Inglaterra, que en el 2017 se había consagrado campeona del mundo a nivel sub 20. Erling Haaland disputó aquel certamen europeo, pero anotó sólo un gol (vs Italia) en su fase final, pese a que había hecho diez en la fase de clasificación al torneo juvenil de la UEFA ganado por Portugal.

“Los goles de Noruega los pone Haaland, el jugador de más valor de mercado del plantel (5 millones de euros). Juega en la reserva del Salzburg con algunos minutos en Primera. 1,91 cm, zurdo, remata cualquier cosa que ande en la vuelta”, destacaba en mayo del 2019 el periodista uruguayo Felipe Fernández, quien en sus redes sociales decidía analizar a los rivales de la Celeste en el Grupo C, donde además del combinado europeo y el sudamericano estaban Nueva Zelanda y Honduras.

Ferreyra recordó las observaciones previas de cara al debut mundialista frente a los noruegos: “Haaland había hecho una muy buena eliminatoria europea. Era muy parecido a Darwin en el sentido de que sus capacidades físicas estaban por encima de la media, claro que lo estudiamos, pintaba para ser buen jugador, averiguamos toda su trayectoria y sabíamos que era uno de los jugadores a tener en cuenta como individualidad”.

Pese a los reparos apuntados, Haaland lograba marcar de cabeza a los doce minutos del partido. Sin embargo, fue anulado por un offside previo del compañero que lo asistió. “Fue una posición adelantada mínima; Haaland ya nos estaba convirtiendo con movimientos que habíamos estudiado”, destacó el entrenador uruguayo.

“Pero luego fue bien controlado, lo marcó Ronald Araújo que hizo un gran primer tiempo. Araújo tuvo que salir en el entretiempo por un golpe que sufrió en la cabeza; por él ingresó Edgar Elizalde”, rememoró Ferreyra.

El marcador se abrió al minuto 21, cuando Araújo jugó en largo ante la presión de Haaland y fue preciso para habilitar a Núñez, quien le ganó las espaldas a los defensas, controló con el pecho y remató de derecha desde afuera del área y por encima del arquero Julian Lund.

Ocho minutos más tarde la Celeste marcó el 2-0 tras una gran jugada y asistencia de Brian Rodríguez a Francisco Ginella, quien definió cruzado. El descuento llegaría al inicio del segundo tiempo con el gol de Christian Borchgrevink, pero Uruguay sentenciaría el partido con el 3-1 de Rodríguez a los 87’.

“Fue un partido durísimo, de mucha intensidad. Incluso faltando cinco minutos se me acalambró el otro zaguero titular Bruno Méndez. Para los defensas era difícil porque, además de Haaland, ellos tenían otros delanteros y volantes que llegaban desde segunda línea, hubo que correr muchísimo ese partido”, señaló el DT.

Consultado sobre por qué se decidió ratificar su confianza sobre Núñez dándole la titularidad en aquel debut pese a los constantes cuestionamientos, Ferreyra comentó: “El Sudamericano lo había jugado bien, pero estaba peleado con el arco. Ya en un partido de preparación de mayo ante Senegal pudo convertir un gol”.

“En cada puesto en particular tenés que cumplir con las funciones de esa posición, que en la de número nueve es tener movilidad, velocidad, hacer buenos desmarques y convertir goles; esto último era lo único que le había estado faltando a Darwin, pero él las condiciones las tenía”, agregó.

Y enfatizó: “Aparte todas sus mediciones estaban por encima de todos en aquella selección. Incluso recuerdo que, luego de ese debut en el Mundial, el entrenador de Noruega (Pal Johansen) me dijo: ‘Tenés un centrodelantero que es de alto nivel’. Y luego en la conferencia señaló que el gol que había hecho Darwin sería insuperable, que habíamos visto el gol más lindo del Mundial”.

“Él me habló de Darwin y yo le señalé que él tenía a Haaland, y me hizo un gesto como diciendo ‘uf, sí, claro’. También se veía que Haaland estaba por encima de lo normal”, recordó el técnico uruguayo.

Tras ese encuentro, Darwin ganó en confianza, marcó otro gol en la fase de grupos ante Nueva Zelanda y redondeó una gran Copa del Mundo, donde Uruguay cayó en octavos de final ante Ecuador.

A su vez, llamativamente Noruega quedó afuera en la primera fase al no poder ser uno de los mejores terceros, aunque en su última presentación Haaland colocó su nombre en todas las mesas futboleras del mundo al anotar nueve goles en el 12 a 0 contra Honduras, cifra récord que le alcanzó para consagrarse máximo goleador del certamen.

Tras el Mundial juvenil, Núñez siguió evolucionando en su juego, mejorando la puntería de cara al arco rival en Peñarol (por ejemplo el 15 de julio anotaba su primer hat-trick en Primera) y llamando la atención del fútbol mundial (el 27 de agosto de ese 2019 firmaba contrato con el Almería).

Ferreyra subrayó que cuando Darwin volvió del Mundial juvenil tuvo una carrera ascendente, lo que mantuvo a lo largo de los años. En octubre del 2019 el atacante artiguense debutó con gol en la selección mayor en un amistoso ante Perú, y en setiembre del año siguiente fue comprado por el Benfica.

Asimismo, Haaland fue fichado en enero del 2020 por el Borussia Dortmund, club en el que siguió desarrollando su voracidad goleadora, ganando el premio Golden Boy 2020.

El noruego nacido el 21 de julio del 2000 y el uruguayo nacido el 24 de junio de 1999 tendrán ahora su primera experiencia en la Premier League al ser incorporados por el Manchester City de Pep Guardiola y el Liverpool de Jürgen Klopp.

“¿Si hubiera aceptado con el técnico de Noruega cambiar a Darwin por Haaland cuando nos enfrentamos? No sé, porque yo le tenía una fe ciega a Darwin, siempre le tuve una confianza enorme. Esa cosa que se dijo como que era un capricho mío, no, yo estaba seguro de que iba a andar, era el momento en que debía despegar e hizo una gran Copa del Mundo”, concluyó Ferreyra.

Erling y Darwin intentarán seguir aplastando físicamente a sus rivales, y sumar más y más goles en busca de triunfos colectivos, midiendo fuerzas ahora en cada Manchester City vs Liverpool, recordando aquel Noruega vs Uruguay en la ciudad polaca de Lodz, donde ambos entrenadores se dieron cuenta de qué futuras estrellas mundiales se estaban enfrentado frente a sus ojos.