Axel Witsel es el primer fichaje del Atlético de Madrid; llega a ocupar el lugar de Héctor Herrera

play
Moisés Llorens aclara lo que se vivió en la Asamblea General Extraordinaria con Barcelona (5:31)

El reportero de ESPN en Barcelona habla de lo que representa lo acordado en la Asamblea y la manera en que puede impactar al equipo catalán. (5:31)

MADRID -- Axel Witsel será el primer fichaje del Atlético de Madrid para la próxima temporada. El veterano centrocampista belga llega libre procedente del Borussia Dortmund y firmará un contrato por solo una temporada.

Con la llegada de Witsel, El Cholo Simeone encuentra el recambio que buscaba tras la salida de Héctor Herrera rumbo al Houston Dynamo de la MLS. Fuentes de la operación deslizan a ESPN que el “rendimiento inmediato” y la “experiencia” europea han sido claves en la contratación del centrocampista.

Witsel tiene 33 años y la temporada pasada jugó 29 partidos en la Bundesliga con el Borussia Dortmund. La trayectoria del veterano jugador empezó en el Standard de Lieja en 2006. A partir de entonces, pasó por el Benfica, el Zenit de San Petersburgo y el Tianjin Quanjian hasta recalar en Dortmund en 2018.

El Atlético de Madrid tenía clara la necesidad de contar con alguien experimentado en el centro del campo. Y es que la llegada de Witsel es vital para competir con Kondogbia tras la salida de Herrera. Además, con el fichaje del internacional belga, Simeone cuenta con un perfil de rendimiento europeo, que era una de las necesidades colchoneras para no pasar los apuros del año pasado.

A partir de ahora, y con la misma discreción, la dirección deportiva del Atleti con Andrea Berta a la cabeza sigue rastreando el mercado en busca de un lateral derecho.

La opción de Daniel Wass, que llegó en el mercado de invierno tras la venta de Trippier, no ha convencido y se mantiene la alerta para buscar a alguien en esa posición. En cuanto a Vrsaljko, el defensa tiene una oferta de renovación encima de la mesa pero sigue sin contestar al club, por lo que las sensaciones no son muy optimistas.