Frenkie de Jong debe negociar la reducción de su salario con el Barcelona o aceptar su venta

play
Richard Méndez: 'No creo que sea momento para esperanzarse con el Barcelona' (4:38)

Nuestro especialista considera que cada vez se ve más complicada la llegada de Robert Lewandowski al conjunto blaugrana. (4:38)

BARCELONA -- Frenkie de Jong deberá sentarse a negociar con el Barcelona una reducción de su salario o aceptar que el club insista finalmente en su traspaso, decidida como está la directiva de Joan Laporta en adecuar la masa salarial de la plantilla y rebajar las fichas más altas del vestuario, siendo la del mediocampista neerlandés una de las más costosas (más de 100 millones de euros hasta 2026), confirmó a ESPN una fuente de la entidad.

De la misma manera que el último día del mes de agosto de 2021 el Barça consiguió pactar la salida de Antoine Griezmann con destino al Atlético de Madrid para ahorrarse un contrato faraónico que aseguraba al francés unos ingresos fijos de 95 millones de euros hasta 2024 que podían dispararse hasta los 181 millones gracias a los bonus establecidos en dicho contrato, ahora se enfrenta a la misma situación con De Jong, quien tiene asegurado hasta 2026 unos ingresos de 90 millones más otros 21 en conceptos variables.

En el Camp Nou se entiende “imprescindible” rebajar la masa salarial de la plantilla, fijándose en los futbolistas con mayor coste y de la misma manera que ya se ha trabajado, y sigue haciéndose, con los capitanes, se ha tomado la determinación de seguir el mismo camino con otros jugadores, contemplándose principalmente al neerlandés, quien es el activo mejor valorado en el mercado de traspasos.

El presidente azulgrana sorprendió hace pocos días asegurando su intención de mantener a De Jong en el Barça, pero también avisó, aun sin nombrarlo directamente, de la necesidad de “ajustar” su nivel salarial, que se ha descubierto disparado.

De Jong, que en octubre de 2020 pactó una renovación hasta 2026 aceptando entonces una “adecuación salarial temporal” por la crisis del coronavirus, solamente cobró tres millones de euros en la temporada 2020-21, pero en la que acaba de finalizar ya alcanzó los once millones y de cara a la 2022-23 que ahora comienza tiene pactado un salario fijo de 18 millones de euros a los que sumar 2.9 millones en concepto de bonus de fidelidad que le firmó el ex presidente Bartomeu.

En el mejor de los casos, en la temporada 2022-23 el futbolista oranje podría llegar a cobrar del Barcelona 24 millones de euros que, en la siguiente campaña (el bonus de fidelidad se dispara hasta cerca de los 10 millones) se acercaría a los 30.

De hecho, en las cuatro temporadas que le restan de contrato, De Jong tiene asegurados unos ingresos fijos (entre salario y bonus de fidelidad) cercanos a los 90 millones de euros. Y a ello se podría sumar hasta otros 8 millones máximos jugando el 60 por ciento de los partidos y hasta 13 más por títulos.

El centrocampista, de vacaciones hasta el 11 de julio, ha mantenido imperturbable su deseo de permanecer en el Barça y cumplir su contrato, aunque sabe de las conversaciones entre el club azulgrana y el Manchester Dnited, dispuesto a pagar un traspaso de hasta 85 millones de euros.

Sospechando que los diablos rojos no podrían alcanzar sus pretensiones económicas, el Barcelona se ha fijado como prioridad acordar con su agente una renegociación a la baja de su contrato en el club. Y solo si De Jong se muestra abierto a tal posibilidad se podrá contemplar su permanencia en el Camp Nou.