El Barcelona, a la espera de movimientos del PSG por Neymar

play
Neymar se divierte en la playa mientras lo esperan en PSG (0:42)

El brasileño debía presentarse el lunes en el club francés, pero prefiere jugar al futevolei. (0:42)

BARCELONA -- El FC Barcelona se mantiene expectante al desarrollo de la crisis abierta entre el PSG y Neymar pero decidido a no dar un paso adelante en el posible fichaje del delantero hasta conocer “las pretensiones” del club francés, según confirmó a ESPN Digital una fuente azulgrana, constatando que, tal y como proclamó Josep Maria Bartomeu el último viernes, “no hay caso Neymar”.

Una improvisada, o no tanto, reunión entre el presidente azulgrana, Kia Joorabchian, agente de Coutinho, y André Cury, representante del club en Brasil, sirvió este martes para concretar la hoja de ruta establecida por el club en cuanto a Neymar, atento a todas las novedades que se produzcan en París.

En el Camp Nou recibieron las palabras del director deportivo del PSG como una clara señal de que el club francés ya se ha hartado del futbolista más caro de la historia y que está en disposición de tratar su traspaso minimizando pérdidas en lo posible. Y a partir de aquí debe ser el propio PSG el que vaya tendiendo puentes.

Atareado en solventar el fichaje de Griezmann, que pretende cerrar esta misma semana, el Barça sigue pendiente de cualquier señal procedente de París, entendiendo que las declaraciones de Leonardo a Le Parisien son el primer paso de una operación que, de todas formas, se sigue entendiendo “muy difícil” de llevar a cabo.

La presentación de Neto como nuevo portero azulgrana provocó ese encuentro entre Kia Joorabchian, André Cury y Josep Maria Bartomeu durante el cual el presidente del Barça conoció las últimas novedades de Ney y trasladó tanto al agente como a su ejecutivo la postura del club: aguardar acontecimientos.

Cury, representante del Barça en Brasil y muy cercano a la familia de Ney, es quien ha mantenido en las últimas semanas contacto con Joorabchian, agente que mantiene estrecha relación con el PSG y que, además, lleva los asuntos de Philippe Coutinho, el jugador que se estima clave en último término para desencallar a nivel de clubs la negociación.

OPCIONES
El club azulgrana, recordando los 120 millones de euros que le costó el fichaje de Cou y los 15 que ya tuvo que desembolsar en concepto de variables, tasó su posible venta en, por lo menos, 95 millones, cantidad que entraría a rebajar la demanda del PSG para aceptar la marcha de Neymar. “Todo sigue igual” se apresuró a afirmar entre sonrisas Bartomeu este martes, dando a conocer que la postura del Barça no ha variado... Aunque entre bambalinas la entidad catalana va desencallando un complicado puzzle que, en cualquier caso, no se espera de rápida solución.

De hecho, en el Camp Nou no hay prisa en cerrar el asunto atendiendo por una parte a que Neymar sigue recuperándose de su lesión y, por otra, a que deben ser jugador y PSG quienes, de entrada, solucionen el conflicto abierto que mantienen.

Leonardo abrió la puerta al traspaso de la estrella brasileña y el Barça espera pacientemente a los próximos pasos. Sabe el club azulgrana que su regreso provoca posiciones encontradas entre la hinchada, buena parte de la cual es contraria y por ello solo entrará a valorar el fichaje si se dan las condiciones óptimas.

Como avisó el vicepresidente Cardoner, “es Neymar quien quiere volver al Barcelona” así que, a partir de ahí, deberán ser los asesores del brasileño quienes desencallen el tema.