Messi vuelve a entrenar separado y no jugaría el viernes

play
¿Encajaría Neymar en los 11 titular de Valverde? (3:35)

Alex Pareja analiza el potencial problema que tendría Ernesto Valverde para ingresar al brasileño a un equipo que ya posee a Messi, Suárez, Griezmann y Dembélé. Lindo dilema, ¿verdad? (3:35)

BARCELONA -- El Barcelona completó este miércoles su segundo entrenamiento semanal con vistas a su estreno liguero en San Mamés, el viernes, con la ausencia de Lionel Messi en el trabajo de campo, al que se sumaron Todibo y Frenkie de Jong, ausentes el martes y en el que sigue, como sustituto fijo del lesionado Neto, Iñaki Peña.

Messi siguió trabajando en solitario junto al recuperador Juanjo Brau y aunque una persona cercana al vestuario azulgrana aclaró que hasta el jueves no habrá una decisión en firme, las posibilidades de que el crack argentino pudiera entrar en la convocatoria para el partido en Bilbao se entienden muy remotas, teniendo en cuenta que desde su regreso de las vacaciones apenas si participó en parte de una sesión, el 5 de agosto, antes de lastimarse y ha estado centrado, desde entonces, en recuperarse de su lesión en el sóleo.

Presente en el estreno de la Liga en las siete últimas temporadas consecutivamente, en que marcó 10 goles para colaborar en siete triunfos, Messi especificó sus ganas de ponerse a punto para el partido frente al Athletic, en un reto que, él mismo, comenzó a entender muy improbable y que, ahora mismo, quedaría pendiente de un milagro... No descartable, eso sí, tratándose de quien se trata.

De hecho, aunque con muchas reservas, no sería del todo descartable que el argentino entrase en una teórica lista de convocados con 19 futbolistas y se mantuviera la duda hasta el último momento, en que fuera descartado o se quedara en la banca.

Valverde ya dejó claro en Estados Unidos que la presencia del capitán en el debut liguero era muy dudosa y el excelente rendimiento de Griezmann, Suárez y Dembélé en el último amistoso frente al Napoli en Michigan invita a sospechar que tanto los servicios médicos como el cuerpo técnico coincidirán en la decisión de no arriesgarse innecesariamente, teniendo en cuenta que el Barça no volverá a jugar hasta el siguiente domingo y que para entonces, con 20 días desde que se lesionara, Leo habrá tenido un plazo más que adecuado para dejar atrás su lesión.

La plantilla azulgrana realizará su último entrenamiento el jueves con la atención puesta en la primera lista de convocados que ofrezca Valverde para especular con una alineación en la que no existiendo, de confirmarse la ausencia de Messi, apenas dudas en la delantera y la defensa, habrá que atender especialmente la apuesta del entrenador en un centro del campo superpoblado y en el que, de entrada, solo se entiende indiscutible la presencia de Frenkie de Jong.