¿Sigue Messi?¿Koeman o Xavi? Candidatos a presidencia del Barcelona responden a estas y otras preguntas

play
¿Quién ganará las elecciones presidenciales del Barcelona? (3:05)

Moisés Llorens analiza los pros y los contras de los tres candidatos a la presidencia del Barcelona en las elecciones del domingo. (3:05)

Para nadie es un secreto que el Barcelona se encuentra en desesperada necesidad de una renovación, dentro y fuera de la cancha. Después de la derrota 1-4 contra Paris Saint-Germain en la ida de octavos de final de Champions League disputada en febrero, precedida por la humillación 2-8 a manos del Bayern Munich sufrida en agosto pasado, es evidente que los culés ya no son capaces de competir contra los mejores clubes de Europa. Por esa razón, Lionel Messi expresó sus deseos de partir en el verano pasado y, en consecuencia, puede dejar el club de forma gratuita cuando su contrato expire el próximo 30 de junio.

Los estados financieros del club no muestran mejor aspecto que los marcadores de dichos reveses. La deuda neta, que se acelera debido a los efectos de la pandemia del coronavirus, asciende a €1.2 mil millones, con una plantilla que se ha visto obligada a aceptar aplazamientos de pagos salariales. Fuentes vinculadas al club han informado a ESPN que los rumores de una posible quiebra son prematuros, indicando que el club aún dispone de una gran cantidad de activos, entre los que se incluyen estadios, instalaciones deportivas y jugadores. Sin embargo, la situación de la institución blaugrana es mucho más grave que la de cualquier otro gran club europeo.

Después de haber completado su primera campaña sin trofeos en aproximadamente un decenio, Messi intentó dejar el club el año pasado, gracias al decreciente nivel de las actuaciones sobre la cancha, sumadas a las mentiras que escuchó por parte de la Junta Directiva anterior. El Barça es apenas una sombra de aquella plantilla que ganó la Champions League al mando de Pep Guardiola en 2009 y 2011, junto con la “Orejona” de 2015 con Luis Enrique en el banquillo. Y Messi, quien cumplirá 34 años en junio próximo, quiere que los últimos años de su carrera sean exitosos.

Can Barça requiere desesperadamente de liderazgo firme. El club ha vagado sin rumbo concreto desde octubre pasado, cuando Josep Maria Bartomeu presentó su renuncia antes de enfrentarse a una moción de censura por parte de los socios de la institución. Para colmo, Bartomeu y otros miembros de su junta fueron detenidos esta semana por las autoridades catalanas por cargos de corrupción como parte del escándalo conocido como Barçagate.

El próximo 7 de marzo, cuando finalmente sea elegido un nuevo presidente, habrán pasado 131 días desde la dimisión de Bartomeu. Los estatutos del club indican que se debió haber convocado a los comicios en un periodo no mayor a 90 días a partir de la renuncia del directivo; sin embargo, las restricciones impuestas en Cataluña debido al coronavirus han obligado a reprogramarlos, más allá de la fecha originalmente prevista del 24 de enero.

Mientras tanto, con cada día que pasa, crecen los problemas que deberá enfrentar el nuevo presidente barcelonista.

Una de las primeras tareas a emprender no es nada sencilla: convencer a Messi para que permanezca en el club. Incluso si lo logra, en medio de los fuertes intentos del PSG y Manchester City para ficharle, en algún momento del mandato de seis años, la nueva Junta Directiva deberá supervisar la transición de jugadores más dolorosa de la era moderna del balompié. ¿Qué (o quién) vendrá después?

Adicionalmente, se necesita volver a controlar una nómina cuyo costo se ha disparado hasta la estratósfera, aparte de reestructurar la deuda. También es inminente una decisión sobre el destino del Camp Nou. Carles Tusquets, presidente de la junta gestora, ha afirmado que “hay zonas [del estadio]”, con capacidad para 100.000 personas, “que se están cayendo literalmente”. Un proyecto de renovación del coso catalán, valorado en €815 millones y financiado por la banca de inversión Goldman Sachs, se encuentra actualmente paralizado.

A pesar del panorama antes descrito, nueve socios del club, todos hombres, han expresado sus intenciones de hacer campaña por la presidencia. Tres de ellos (Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa) han recogido suficientes firmas de sus colegas socios (2.257) para que sus nombres figuren en la boleta de votación. Uno de ellos asumirá las riendas del club en un momento crucial de su historia.

Entonces, ¿quién está lo suficientemente loco como para aceptar el puesto?

Laporta, de 58 años, es el favorito según las encuestas. Es abogado de profesión, aunque es mejor conocido por su primer mandato como presidente del club, entre 2003 y 2010. Fue elegido gracias a su promesa de fichar a David Beckham, aunque finalmente contrató a Ronaldinho. Bajo su mando, el Barça experimentó un ascenso que le llevó a alzar seis trofeos en el lapso de un año calendario, bajo la dirección técnica de Pep Guardiola en 2009.

Ya no es aquel candidato fresco y lleno de entusiasmo elegido hace 18 años; sin embargo, la campaña de Laporta evoca la nostalgia por la época más exitosa de la historia del club. Golpes publicitarios, tales como colocar una gigantesca pancarta con la leyenda “Ganas de volver a veros” a las afueras del Estadio Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid, le han ayudado durante la campaña electoral; a pesar de que su rival Font alega que Laporta no tiene realmente un plan a ejecutar si gana los comicios.


Font, de 48 años, es la mayor amenaza de Laporta. No puede ser acusado de no contar con un plan de ser elegido. El empresario de los sectores de medios y telecomunicaciones ha trabajado fuertemente en su proyecto, que comprende todo un quinquenio. Su programa se encuentra estrechamente vinculado con Xavi Hernández, a pesar de no contar oficialmente con el apoyo oficial y explícito del actual técnico del Al-Sadd de Catar. La plataforma de Font incluye contar con una amplia gama de personalidades de diversas disciplinas y antecedentes, incluyendo un rol gerencial para Toni Nadal, tío del astro del tenis Rafael Nadal.

Freixa, de 52 años y ex miembro de la Junta Directiva, es considerado el candidato independiente de la pugna comicial. En 2015, se postuló para las elecciones sin mayor éxito, luego de haber desempeñado distintos roles dentro del club. Abogado de profesión, al igual que Laporta, laboró con la consultoría jurídica del Barça entre 2003 y 2005, asumiendo un puesto dentro de la Junta en 2010 tras la elección de Sandro Rosell como presidente.

Los tres candidatos han conversado con ESPN para analizar los temas que marcarán la pauta de las elecciones.

¿Serán capaces de convencer a Messi para que permanezca en el Barça?

Messi se quedaría sin contrato el próximo 30 de junio. Desde el 1º de enero, el astro argentino ha tenido libertad para negociar un acuerdo precontractual con otros clubes. Si algún candidato es capaz de garantizar que Messi se quedaría en el Barça de ser elegido, tendrá la mitad de la contienda ganada. El jugador ha expresado que piensa tomar una decisión sobre su futuro este verano.

Recientemente, medios españoles revelaron que el actual pacto de Messi con el club puede alcanzar €555 millones durante cuatro años. Por ende, se podría argumentar que permitir la salida del jugador podría ayudar a aliviar la presión financiera del club. Sin embargo, debido a la importancia de Lio sobre la cancha y los ingresos que su presencia ayuda a generar, ninguno de los candidatos ha expresado su apoyo a dicha tesis. Incluso, Laporta ha llegado a afirmar que Messi es responsable por el 30 por ciento de los ingresos totales del club.

No veo a Messi con otra camiseta que no sea la del Barça”, dijo Laporta a ESPN. “La historia del Barça y la de Lionel Messi es tan bonita que creo que el presidente que salga de las urnas está obligado a contribuir para que siga esta bonita historia. No lo veo con otra camiseta ni jugando con otro club, lo veo con la camiseta del Barça".

“Diría que junto a revertir la situación económica tengo como prioridad hacer una propuesta a Lionel que lo convenza. Espero llegar a tiempo. Tengo una ventaja y es que tengo la credibilidad de Lionel. Sabe que la propuesta que le haga será real y la voy a cumplir. La confianza que tenemos y el aprecio son una ventaja (respecto a los otros candidatos) que espero poder aprovechar", agregó.

Mientras que Laporta espera que su relación personal con la familia Messi lo ayude a concretar una extensión contractual, Font utilizaría a Xavi como puente, aunque también admite que el Barça no puede seguir pagando a Messi un salario al nivel actual.

“Xavi es una de las piezas importantísimas del proyecto deportivo que tenemos diseñado para los próximos años. El hecho de que Messi y Xavi se conozcan, que Xavi genere credibilidad en Messi (es bueno). Me consta que Messi ve con buenos ojos el liderazgo que Xavi pueda ejercer", dijo Font a ESPN.

Durante toda la campaña, Freixa ha sido el menos dispuesto a expresar su opinión sobre el tema Messi. Afirma desear su permanencia en el club, pero no le presionaría a dicho fin.

"El caso de Messi habrá que gestionarlo cuando lleguemos al club, siempre anteponiendo al Barça por encima de todo. Ojalá se retiré con nosotros porque ese es nuestro deseo... Pero en cualquier caso creo que a Messi debemos dejarle tranquilo y no utilizar tanto su nombre (durante la campaña. No está en manos de ningún candidato decir nada que pueda dar a entender qué pasará con Leo. Entiendo que él esperará a las elecciones antes de tomar una determinación", indicó.

¿Prometen los candidatos algún fichaje cotizado?

Es costumbre ver que las campañas electorales en el Camp Nou incluyan promesas de contratar a algunos de los más grandes jugadores del fútbol del momento. Sin embargo, eso no es posible actualmente, debido a los graves problemas financieros que atraviesa el Barça. Algunos de los candidatos que se quedaron en el camino intentaron utilizar los nombres de Neymar, Kylian Mbappé y Erling Haaland para conseguir apoyos; no obstante, ninguno de los finalistas de la carrera comicial ha recurrido a tácticas similares.

“No voy a hablar de jugadores en concreto porque no haría un favor al staff técnico ni al equipo”, dijoLaporta. "Yo he estado conectado siempre al mundo del fútbol y tener contactos me está ayudando. A nivel de agentes, claro que tengo muy buena relación con ellos. He mantenido contactos con muchos. En ese sentido, estoy abierto a todas las propuestas que me están haciendo y las estamos estudiando por si acaso, en algún momento pudiéramos aprovecharlas”.

De hecho, Font ha afirmado que sería irresponsable prometer algún fichaje de alto calibre.

“Tal y como está la situación, la pandemia, etc... no va a haber fichajes de relumbrón”, afirmó Font. "(El regreso de Neymar) no es viable ni económicamente ni institucionalmente. Es uno de los jugadores top a nivel mundial pero económicamente el Barça no se puede permitir una operación así e institucionalmente, él fue una persona que nos abandonó a pocos días de iniciar la temporada. Hay que pasar página”.

Independientemente de los aspectos financieros relativos a su contratación, Freixa se ha expresado totalmente en contra de intentar recuperar a Neymar, debido a la forma en la que dejó el club en 2017.

"Neymar es pasado”, comentó Freixa. “No se portó bien con el club, nos ha demandado... Y tampoco ha ofrecido en el PSG un rendimiento acorde a lo esperado. Es un jugador que por muchos motivos no puede volver al Barça y para mí es una carpeta cerrada absolutamente".

Freixa también dijo el 22 de febrero que tiene un acuerdo para que un inversor aporte €250 millones y aseguró a los votantes que parte del dinero sería utilizado en fichajes, afirmando que incluso es posible soñar con Mbappé o Haaland.

"El mensaje es que el Barça tendrá el equipo competitivo que tiene que tener y que quieren los socios. Estoy constatando una realidad, tendremos la plantilla más competitiva para la temporada 2021-2022", dijo. "Traeremos dos cracks diferenciales en ataque y un gran defensa. No hablaremos de jugadores hasta que no los fichemos, porque nos pueden pisar la negociación. Pero sí, es posible traer a Haaland y Mbappé".

¿Apoyarían a Koeman o se inclinarían por traer a Xavi?

Koeman, exjugador del Barça en los años 90, fue contratado apenas en agosto pasado y es probable que termine la temporada al mando del club; sin embargo, un nuevo presidente podría decidir que la promesa de fichar a un nuevo director técnico es una forma adicional de ganar votos. Con el Barça a punto de quedar eliminado de Champions y a la zaga del Atlético de Madrid en la pelea por el título de La Liga de España, la situación del holandés en el banquillo culé está lejos de ser estable. Xavi espera su turno. El ex volante del Barcelona actualmente funge como entrenador del catarí Al-Sadd.

“Koeman es un grande del Barça y ya sólo por esto tiene margen”, dijo Laporta. “Xavi es el mejor centrocampista de la historia del club, junto con algunos otros, pero de los mejores. Algún día será entrenador del Barça, pero no sé si será a largo, medio o corto plazo. Lo conozco mucho y él vive para el fútbol, sabe de fútbol y le encanta”.

La campaña de Font cuenta con Xavi como eje central. El candidato afirma que su proyecto ha sido redactado en conjunto con Xavi, prometiendo renunciar al día siguiente si es elegido y el ex jugador de la selección de España no le acompaña, en un principio como gerente general y con Jordi Cruyff en la dirección deportiva.

“Xavi es una de las piezas importantísimas del proyecto deportivo que tenemos, pero reducir un proyecto deportivo a un nombre o un entrenador es un error”, insistió Font. “El proyecto deportivo empieza en una junta directiva donde tiene que haber conocimientos del mundo del fútbol y del deporte y luego tienes que tener una dirección deportiva, una secretaría técnica y un entrenador que encaje".

Por su parte, Freixa ha expresado su pleno apoyo a Koeman.

"Koeman es nuestro entrenador”, dijo Freixa sin dudar. “Tiene contrato y entiendo que se le debe dar estabilidad y confianza. Siempre que se ha dado confianza a un entrenador las cosas han acabado por ir bien y ahí está el caso de (Frank) Rijkaard. Koeman ha llegado después de un 2-8, en un momento muy difícil y creo que, con la mala suerte que ha tenido en forma de lesiones, está haciendo un trabajo que merece nuestro apoyo".

¿Podrán evitar la quiebra del club?

El Barcelona ha reportado pérdidas por el orden de €97 millones en la temporada 2019-20, confirmando que su deuda total se ha duplicado hasta alcanzar €488 millones. Desde entonces, su memoria económica anual ha revelado que la deuda bruta del club se mantiene en €1.2 mil millones entre compromisos con bancos y clubes; en el último caso, gracias a los fichajes de jugadores a precios inflados en campañas recientes.

Mientras tanto, La Liga ha reducido su tope salarial, pasando de €671 millones a €382.7 millones. La plantilla ha aceptado recortes salariales tras el inicio de la pandemia del coronavirus en marzo pasado, aparte de acordar aplazamientos de pagos para la presente temporada. Sin embargo, aún se requiere de mucho trabajo para revertir la situación financiera adversa.

“El club está al límite de la bancarrota”, explicó Laporta. “Ese es uno de los motivos por los que me presento. Ya lo hice en 2003, para revertir una situación muy delicada como la de ahora. Las magnitudes son mucho mayores, pero la estructura es la misma".

“La situación es difícil pero somos el club que más ingresos genera (€855 durante la pasada temporada pese a la pandemia) Se tendrán que tomar situaciones valientes y tendremos que encontrar unos socios de referencia en determinados sectores para que nos ayuden a producir y generar más", agregó.

Font ha ofrecido un plan similar, afirmando que aspira que el club no tenga que verse obligado a vender a sus mejores jugadores para sobrevivir, a pesar de que es necesario efectuar algunas transferencias.

“(Del 1 al 10, la situación económica del club) en el muy corto plazo es un uno”, admitió Font. “Estamos al borde de la quiebra económica. Pero el Barca sigue teniendo un potencial muy grande. Tenemos un plan diseñado para asegurar que hacemos frente a esta realidad del corto plazo con un plan de choque, porque hace falta refinanciar la deuda a corto plazo. Pero luego tenemos otro plan para volver a hacer crecer los ingresos, gestionar la estructura de costes de formar racional y con ello proteger la propiedad y seguir siendo competitivos”.

Freixa atribuye el mal estado económico del club a la pandemia del coronavirus.

"El Barça no está arruinado, pero sí está en una situación crítica derivada de la pandemia y de la mala gestión que se ha hecho en los últimos años”, dijo Freixa. “Se puede poner el foco donde se quiera, pero es evidente que el club se ha gestionado muy mal y la pandemia nos ha llevado a un momento extremadamente delicado".

¿Revivirá La Masía?

Los éxitos del Barça en la era Guardiola y posteriormente al mando de Luis Enrique fueron obtenidos por un plantel que contaba con una columna vertebral de talentos formados en su cantera, dentro de un núcleo filosófico que corre en el ADN de todo el club y que se remonta a la época de Johan Cruyff.

Sin embargo, en años recientes, el Barça ha preferido hacer grandes inversiones en jugadores provenientes de otros clubes, con la consiguiente disminución de la presencia de jugadores provenientes de la famosa academia de La Masía. 
Durante su conversación con ESPN, Laporta no se refirió a La Masía. Sin embargo, en el sitio web oficial de su campaña, el candidato afirma que, de ser elegido, utilizará el lema del Liverpool “Nunca caminarás solo” como inspiración para la academia.

Font, quien se autodenomina Cruyffista, insiste en que la cantera forma parte fundamental de su proyecto deportivo.

“La Masía es fundamental y por eso insistimos tanto en decir que hemos trabajado un proyecto”, aseguró Font. “Cuando Johan Cruyff llega a finales de los 80 y en la década de los 90 comienza todo a funcionar, es porque se plantan los cimientos de un proyecto desde el fútbol base al primer equipo con una consistencia que antes no existía. Y el tener muy bien trabajado y saber qué personas se van a incorporar para hacer que es imprescindible para garantizar que todo funcione no de forma inmediata, pero sí con el tiempo vamos a ser una referencia a nivel mundial".

Freixa también ha resaltado la importancia de La Masía, señalando el hecho de que los recientes éxitos del club se obtuvieron gracias al talento formado en la cantera.

"No concibo el Barça sin la presencia principal de la cantera”, argumentó Freixa “El mejor equipo que recordamos entre 2008 y 2015 no se habría podido comprar en el mercado y entiendo que es imprescindible que la base del primer equipo esté formada por jugadores procedentes del fútbol base".

Con información de Sam Marsden